25/04/2012

Hablan los obreros de Zanón – Parte II

verano_2012_116.jpgSegunda parte de la entrevista a Alejandro López y Andrés Blanco, Diputado Provincial y Secretario Gral. Del Sindicato Ceramista, respectivamente, ambos trabajadores de FaSinPat. “Hoy estamos en otras condiciones que hace diez años, sino la historia sería distinta para todos”, asegura Blanco, mientras López afirma “yo creo que se abre un panorama interesante, que vamos a hacer un buen laburo, sobre todo si no dejamos la lucha”. Por ANRed desde Neuquén – Fotos: Verónica Cohen.


¿Cómo caracterizan ustedes la situación actual de las fábricas recuperadas que están siendo sostenidas por sus trabajadores en todo el país?

Alejandro López: Es una situación compleja, ya que las experiencias han sido distintas en varios lugares y cada fábrica bajo gestión obrera ha ido aprendiendo día a día desde su propia situación. Lamentablemente, a lo largo de estos diez años, si bien en algunos momentos hemos avanzado de forma conjunta hacia una ley nacional para todas las fábricas, nos hubiese gustado poder avanzar aun más. Nosotros entendemos que hay que dar una lucha ideológica en cada una de las fábricas. Si no hay inversión tecnológica, si no mejoramos las formas de trabajo, no podemos avanzar en el mejoramiento del bienestar de los trabajadores, nos quedamos en el camino. Eso es algo en lo que tenemos que mejorar porque así podremos tener mayores perspectivas de crecimiento. Y estas son disputas ideológicas que debemos dar en todos los terrenos, a nivel social seguro, pero dentro de las fábricas también. Lamentablemente algunas experiencias se han encerrado en sí mismas, por eso es importante sacar y difundir nuestras experiencias.

Nosotros hemos generado mayores puestos de trabajo cada vez que pudimos, pero son distintos los mecanismos porque no van en el sentido que un dueño de fábrica intenta aumentar los puestos de trabajo. Los trabajadores nos manejamos en FASINPAT siempre en asambleas, tomamos decisiones en conjunto, logramos consensos, tenemos delegados, síndicos, secretarios, todo pasa por asambleas generales. Tenemos estas experiencias y no es fácil sostenerlas, por eso el trabajo militante y de disputa ideológica es constante.

Alejandro López,  obrero de FaSinPat y Diputado electo en Neuquén

Andrés Blanco: Con el Movimiento de Empresas Recuperadas logramos construir un espacio común más allá de no tener acuerdos plenos en todo el programa, pero si pudimos acordar en lo grueso. El gobierno nacional tuvo políticas para todos los sectores, para organizaciones de Derechos Humanos, para movimientos de desocupados y también para las fábricas recuperadas por sus trabajadores. Pero estas políticas a veces han dividido al movimiento de empresas recuperadas, han generado ciertas diferencias entre compañeros trabajadores, y eso es producto de una política muy filosa del kirchnerismo. Porque por un lado genera algunas concesiones para los trabajadores, pero por el otro no discute un montón de cuestiones que son fundamentales, como la Ley de Quiebras, o no se pronuncia por los casos de expropiación, lo cual incide internamente en las discusiones que se tienen en las fábricas bajo gestión obrera y se van vislumbrando diferentes carriles, otros matices o tendencias en algunas fábricas. Algo que sucede en otros planos también, como el de Derechos Humanos, donde juzga a algunos genocidas pero a hay cientos que todavía están en sus casas mirando televisión o incluso en funciones, o el caso de los Derechos Humanos que durante sus propios gobiernos están siendo violados.

verano_2012_073.jpg

Las cooperativas de trabajadores tienen hoy dos problemas a resolver. Primero su carácter de “cooperativa”, que transforma a los laburantes en socios y puede quitarles su pertenencia de trabajador. Ahí hay que dar una batalla ideológica día a día. Segundo, se enfrentan constantemente a un escenario de exclusión. Las cooperativas no tienen acceso a ningún tipo de beneficios que tiene cualquier empresario que pide y se lo dan. Sea esto plata para inversión tecnológica, para inversión, para crecer, para ser parte de un mercado, del que nosotros no estamos de acuerdo pero que a la vez nos rige porque vivimos en él y nos exige cosas básicas que necesitamos para subsistir. Esto es algo de lo que todas las fábricas recuperadas están dando cuenta y que lleva ahora a que, entre algunas que alguna vez hubo diferencias y distanciamientos, hoy se vuelvan a unir para organizarse de forma conjunta. Así que es vemos como se abre un escenario de lucha. No hacemos futurología, no creemos que se vaya a dar un proceso de reclamo masivo como fue el del 2001, pero si sabemos que el impacto de la crisis se está descargando sobre las espaldas de los laburantes y que eso no va a pasar como si nada.

En ese sentido necesitamos que la experiencia de Zanón y de tantas otras fábricas bajo gestión obrera se mantenga viva. También es clave que esta construcción general entre todas las cooperativas que venimos haciendo desde hace tantos años la podamos volver a poner en el escenario social general, profundizarla y hacerla crecer. ¿Y por qué no ir por más? Si desde este espacio pudimos conseguir una banca obrera. No podemos auto limitarnos. Tenemos siempre ante nosotros una oportunidad para seguir creciendo.

Andrés Blanco, obrero de FaSinPat y Secretario General del Sindicato Ceramista

¿Qué perspectivas se abren este año en cuanto a la función institucional al haber obtenido una banca legislativa provincial, y las perspectivas para este año en FaSinPat y en general dentro del Movimiento de Fábricas Recuperadas?

Alejandro López: La perspectiva que tenemos nosotros desde nuestra banca es la de empezar a instalar estos temas, el de la educación, cuando acá se pretende modificar la Ley de Educación, también discutir un tema tan problemático en la provincia como es el de la vivienda. Nosotros estamos directamente ligados a esto ya que nos dedicamos a materiales de construcción, fabricamos pisos y revestimientos. En las otras fábricas que están bajo control obrero, Cerámicos del Sur y Cerámica Stefani, las dos se dedican a la fabricación de ladrillos huecos para levantar paredes y techos. Así que estamos relacionados en nuestro trabajo a la construcción de viviendas y a la obra pública. Esto lo sumamos a otra exigencia que le hacemos al Estado, que le compre a las fábricas bajo control obrero los materiales para estas construcciones, ya que acá hay una demanda muy grande, estamos hablando de alrededor de 20 mil familias que no tienen vivienda propia, siendo esta una provincia con muchísimos recursos, gas, agua, petróleo, turismo.

El tema de la judicialización de la protesta social también es un tema muy sentido por nosotros que vamos a tratar. Vamos a hacer una fuerte campaña a nivel nacional por el desprocesamiento de todos los luchadores sociales. Una “casualidad” que se dio es que a Raúl Godoy y a mí, que estábamos procesados por cortar la ruta hace unos meses atrás, nos desprocesaron una semana antes de asumir la banca, cayó la causa. Pasa que iba a ser un escándalo para el gobierno que diputados legitimados por el voto popular estén con causas elevadas a juicio y siendo perseguidos por llevar adelante protestas sociales.

Yo creo que se abre un panorama interesante, que vamos a hacer un buen laburo, sobre todo si no dejamos la lucha

verano_2012_014.jpg

Andrés Blanco: Cada vez que analizamos cada uno de nuestros pasos y trazamos determinadas perspectivas lo hacemos dentro de un marco de situación general, es decir, teniendo en cuenta la situación nacional, internacional, de la política, de la economía, porque eso es lo que determina también la dinámica dentro de las organizaciones, de la lucha y de nuestras aspiraciones. En ese marco nosotros entendemos que estamos en la antesala de un profundo desembarco de la crisis donde la profundización de las políticas de ajuste del gobierno nacional va a tener un impacto en todos los ámbitos. Por un lado vemos que esta base va a generar una política más aguda de represión y de persecución judicial, pero a la vez vemos que de este lado hay reacción ante eso. De este lado el trabajador se planta, se organiza. Esta política de ajuste va a tener repercusión fuerte en lo que son nuestros salarios y nuestros puestos de trabajo. Ante esto, nosotros vamos a estar preparándonos y a la espera, porque tenemos una experiencia de diez años organizándonos y ahora con una banca obrera acá en Neuquén tenemos un lugar institucional donde puede llegar nuestra voz de otra forma.

entrevista3.jpg

Por eso sabemos que se abre una perspectiva de lucha, de forma inevitable ya que más tarde o más temprano esta situación va a generar conflictividad, y con la intención de entrar fuerte con nuestros planteos de unión de los trabajadores, de perspectiva de clase y de construir una alternativa política. Todo eso está en nuestra agenda. Y por esto queremos retomar o reforzar los lazos con los compañeros de las distintas fábricas recuperadas y cooperativas, que entendemos, va a suceder naturalmente por el ataque que estamos sufriendo.

Y estas cosas las discutimos todos los días en la fábrica y en las asambleas. Cuando debatimos sobre Zanón hablamos también sobre lo que pasa afuera. Todo el tiempo traemos estos elementos que nos ayudan a trazar perspectivas y que se enriquece con las diferentes opiniones que hay entre los compañeros y compañeras laburantes. Porque no todos opinamos igual ni tenemos la misma filiación política. Álgidos cruces se dan a veces y lo rescatamos siempre aunque muchas veces terminemos a las puteadas y se polarice un tema. El rol de nuestro sindicato fue siempre de poner en debate las cosas con los compañeros dentro de la fábrica, esa ha sido nuestra impronta a lo largo del tiempo. Porque cuando cerró Zanón estábamos por debajo de la línea de pobreza y de golpe nos quedamos sin laburos. Ahí fue que nos dimos cuenta de que es necesario organizarnos, para que no nos vuelvan a suceder estas cosas y para poder tener un nivel de vida digno. De ahí fue que surgió nuestra experiencia, no nació de un repollo ni de organización previa. Tuvimos políticas de salir a la calle, coordinar con diferentes espacios y abrirnos a la sociedad. Hoy estamos en otras condiciones que hace diez años, sino la historia sería distinta para todos.

verano_2012_104.jpg
verano_2012_060.jpg

Notas relacionadas:

[Hablan los obreros de Zanón – Parte I

 >http://www.anred.org/article.php3?id_article=4961]

FaSinPat en marcha



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba