15/04/2012

Plenario del Encuentro Amplio Nacional de Cooperativas en Rosario

1-759.jpgSe realizó en nuestra ciudad el plenario del Encuentro Amplio Nacional de Cooperativas, un espacio que agrupa a más de 60 cooperativas de trabajo y empresas recuperadas de todo el país. En lo que va del año han realizando dos jornadas de lucha nacionales ante la decisión del gobierno nacional de quitar la única línea de subsidios para el sector: la Línea 1 del Programa de Trabajo Autogestionado (PTA). Además, reclaman la apertura de una mesa para tratar políticas de fondo, y la aprobación de una Ley Nacional de Expropiación de empresas recuperadas por sus trabajadores. Por Indymedia Rosario.


El viernes 6 de abril se encontraron en La Toma, el ex supermercado Tigre recuperado por sus trabajadores, 50 de las cooperativas que conforman el Encuentro Amplio Nacional. Vienen de dos jornadas de lucha sucesivas, de recibir un abanico de promesas de los funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación. Sin embargo, la Línea 1 del PTA, continúa cortada desde febrero y muchas cooperativas se enfrentan a la asfixia económica. Es que este subsidio, de sólo 600 pesos mensuales por trabajador -un equivalente al Repro para las empresas privadas- marca la diferencia para las familias de muchos trabajadores.

En este sentido, Fernando Goméz, de la cooperativa electromecánica Selius, de la Rioja, consideró que el recorte “ha sido una medida básicamente argumental dentro del marco económico por parte del Estado pero que es una decisión política respecto a las expresiones productivas que construyen autonomía. En ese marco salimos a organizarnos y a pelear por esa reivindicación”.

Además, en el plenario se dio un debate sobre los problemas de fondo que enfrenta el sector: “también estamos peleando por políticas públicas, que el Estado nos reconozca porque el trabajador autogestionado es un trabajador que dentro de la legislación del Estado nacional y de los estados provinciales no existe”.

Sobre el propio espacio, Gómez consideró que “el Encuentro Amplio lo que busca, es muy embrionario todavía, surge como una necesidad por falta de contención al sector de las cooperativas autogestionadas”.

El obrero electromecánico definió: “Nos vemos todavía en una política, en una situación económica marginal, que no nos permite levantar la cabeza como agentes productivos y como agentes económicos, y por lo tanto completamente precarizados, casi, no todos, pero la gran mayoría estamos bajo la línea de pobreza. Eso nos genera una relación de dependencia total en todos los aspectos, desde el punto de vista ideológico y político como sujetos sociales hasta el punto de vista inclusive como consumidores y partícipes de una sociedad que en su gran mayoría estamos marginados”.

Por su parte, Carlos Medina, de la cooperativa Unión Limitada -ex obreros del Lavadero Virasoro- afirmó que “veníamos, más que nada, este año tratando de juntarnos para plantearle al gobierno nacional el porqué de la quita de la Línea 1. Nosotros, el año pasado antes de fin de año, habíamos tenido una reunión con el Ministerio de Trabajo donde ellos nos habían prometido que la Línea 1 se iba a seguir cobrando, se iba a extender por un año más, que podía llegar a existir un posible aumento, y que se iba a tratar el tema de las políticas de fondo y una Ley de Expropiación para las recuperadas. Pero nada de eso se cumplió”.

“Esto ha generado un retroceso en muchas cooperativas que están dependiendo de este subsidio que hacía que el compañero se pudiera llevar una plata a la casa para poder paliar la situación económica. Ya que hay muchas cooperativas que todavía no han podido iniciar una cadena de producción, ya que no hay ninguna política de fondo desde el gobierno donde se ayude a que puedan producir o comercializar los productos que fabrican, o los servicios. Entre las políticas de Estado que estamos exigiendo está el que el Estado incluya a las cooperativas como proveedoras”.

Cooperativas sin punteros

Entre las decenas de cooperativas presentes existen una gran diversidad. Una experiencia particular es la que han tenido en el conurbano bonaerense las cooperativas que están dentro del Programa Argentina Trabaja, que han llevado adelante una lucha importante para evitar que el mismo se viera reducido a una mera fuente de financiamiento de punteros.

3-564.jpgLeandro Pintos, de Florencio Varela, contó que en su cooperativa “lo que realizamos es desmalezamiento de grandes terrenos y también veredas”. Sobre la disputa política, contó que “el Programa Argentina Trabaja tiene una lucha interna bastante interesante, con esto de que no sea para los punteros. Fue, y es, una lucha muy linda que damos. A estos dos años podemos decir que el vecino ha podido comprobar cómo se organiza una cooperativa de trabajadores, con perspectiva de mejorar y de trabajar. Hoy estamos en Florencia Varela terminando veinte veredas, mientras por ahí esas cooperativas que nosotros criticábamos, que los municipios les estaban dando, hoy tienen media vereda, entonces hoy podemos estar contentos y seguiremos profundizando”.
Leandro Pintos de la AGTCAP

“Además de trabajar en la cooperativa, nos fuimos dando cuenta que necesitábamos un paraguas gremial y lo fuimos conformando. Ya cumplió un año la Asociación Gremial de Trabajadores Cooperatives Autogestionades y Precarizados (AGTCAP), que incluye compañeros del Programa Argentina Trabaja pero también cooperativas de servicios de Capital Federal y productivos autogestionados como son carpintería, herrería, bloqueras, costurerías, que son también el trabajo desde el 2001 de muchos movimientos sociales de encontrarle un rol productivo y de trabajo a la crisis más grande que tuvo este país”.

“Como AGTCAP, junto con otras organizaciones y cooperativas, hemos visto con preocupación la decisión del Ministerio de Trabajo de quitar el único subsidio para el sector. Paso a explicar un poco. El único subsidio que tiene el Ministerio de Trabajo ante este sector, que como decíamos es el más dinámico, el que en el 2001 puso el pecho ante la crisis más grande que tuvo este país, es el PTA, Programa de Trabajo Autogestionado, que tenía 5 líneas de funcionamiento que incluía protección para realizar tareas de seguridad pero también higiénicas, que también trataba el tema de la inversión, de las herramientas y que además en su línea 1 tenía el tema de aportar para ayudar a este sector con 600 pesos por trabajador. Las 4 líneas que nombré antes nunca se cumplieron. La única que se venía cumpliendo era este aporte que hacía el Estado por trabajador de 600 pesos. Algo que nos sorprende porque en los últimos meses una política arbitraria del Ministerio de Trabajo ha decidido quitar del todo el único programa que tenía de ayuda a este sector dinámico, que cada vez emplea más gente”.

“Ante esta negativa y por suerte muchos sectores en lucha dentro del sector cooperativista nos hemos dado cita ya en tres encuentros, en esta tarde en Rosario, pero ya lo hemos hecho en dos oportunidades en Buenos Aires con el Encuentro Nacional Amplio de Cooperativas, que incluye a más de 60 cooperativas, y que ya hemos tenido varias medidas de lucha conjuntas. Hoy en Rosario precisamente nos venimos a debatir cómo seguimos con este reclamo ante la caída de la línea del PTA, que quiere decir que muchas fábricas recuperadas cierren y muchos emprendimientos productivos, como te marcaba antes: bloqueras, costuras, que han resistido hasta la peor crisis, no podemos entender que en estos momentos que el gobierno dice que es de bonanza cómo pueden esos trabajadores tener que poner el cartel de cerrado”.

“Entonces primero nos sentamos a discutir eso, estuvimos toda la mañana, y ya en horas de la tarde estamos discutiendo que no sólo nos une el reclamo de que la línea 1 del PTA siga funcionando sino que tenemos muchas políticas para el sector que los sucesivos gobiernos nos vienen dando lugar en las leyes, como puede ser crédito más flexibles para las cooperativas, que el Estado compre a las cooperativas y no a las empresas, que haya un compre nacional, pero un compre nacional cooperativa. Esta competencia entre, por ejemplo, las PYMES que van a un banco y tranquilamente pueden sacar un crédito, para nosotros es todo vedado, tenemos una figura legal muy difusa, a veces estamos en condiciones de no acceder a una obra social, de no tener jubilación. Entonces decimos: primero peleamos por lo más inmediato que es que se reincorpore la línea 1 del PTA porque de eso depende la comida de más de 19 mil familias en la Argentina, pero también nos estamos juntando y discutiendo políticas para el sector. Todo lo que es enclave cooperativista se está discutiendo porque decimos que es raro que siendo el sector que más emplea, que más da al mercado interno, es el más olvidado por los gobiernos. La unión hace que también tratemos de que salga a toda la sociedad”.

La cooperativa de las travestis y transexuales

4-498.jpgSe hizo presente en el plenario una delegación de la Cooperativa Nadia Echazú, “la primer escuela cooperativa para chicas trans”. Creada, gestionada y sostenida por travestis y transexuales para generar una alternativa de trabajo digno ante una sociedad hipócrita que las consume en el mercado sexual mientras les niega sistemáticamente posibilidades de inserción laboral.

Una de sus integrantes, Luciana Armella, contó que “nosotras lo que hacemos en la cooperativa es la confección de guardapolvos, también hacemos sábanas. Nos vimos afectadas en este recorte, reajuste que hizo el gobierno, hacia la clase más vulnerable, en este caso el obrero autogestionado, de las cooperativas. Para nosotros nos es vital que podamos tener el subsidio, con el cual nosotros podemos movernos, trabajar, hacer una producción. Estamos en la lucha. Queremos que el gobierno se fije que la clase obrera en estos últimos tiempos más dañada que somos nosotras los trabajadores de las cooperativas, de las autogestionadas”.

“Estamos reclamando que nos devuelvan el subsidio que es vital para que podamos trabajar y hacer una buena producción en cada cooperativa” concluyó la trabajadora.

Unión, el lavadero de los trabajadores en la lista negra empresaria

Indymedia Rosario también dialogó con Carlos Medina, de la cooperativa Unión Limitada de Rosario. Su experiencia surge como consecuencia de la lucha obrera en el Lavadero Virasoro, que concluyó en una prolongada huelga en el segundo semestre de 2007.

5-436.jpg

“Hace dos años y medio que estamos conformado como cooperativa. En un principio éramos siete compañeros que quedamos fuera de lo que era el Lavadero Virasoro. Luego de una larga lucha de seis meses quedaron 70 compañeros despedidos. Entre ellos, estos siete compañeros se reunían por medio de fútbol, de asados, y viendo que cada uno en su situación no lograba reinsertarse laboralmente, ya que existen las listas negras en las empresas y algunos compañeros duraban diez minutos porque averiguaban de donde venían, qué hacían, y por esta militancia gremial que se venía haciendo no duraban en las empresas. Entonces, se pensó de que forma podíamos armar una cooperativa porque todos éramos mano de obra calificada, y conocíamos el trabajo que veníamos haciendo durante años en la industria textil. Después logramos incorporar más compañeros. Hoy 2012 tenemos nuestra planta propia, nuestras máquinas, somos 17 compañeros trabajando más otros compañeros en tareas administrativas, un total de 20 personas. Acá el tema de la Línea 1 para nosotros es fundamental ya que nosotros tenemos muchas necesidades en torno a lo que es estructura”.

“Nosotros empezamos la cooperativa sin ningún capital” continuó relatando el obrero textil, “fue todo a pulmón y pedir prestado a algunos amigos, compañeros de algunos sindicatos, organizaciones, como para pedir alguna máquina. Y como nos cuesta entrar en el mercado, competimos con grandes lavaderos asentados hace años, entonces la Línea 1 nos sirve un poco para que el compañero tenga un mejor ingreso y otro poco para ayudarnos a reinvertir parte de la plata que ganamos para mejorar la situación en lo estructural. Es por eso que estamos acá, participando del plenario. Y nosotros sabemos que hay cooperativas que están peor que nosotros. Hoy por ejemplo podemos trabajar, tenemos nuestros clientes y se puede paliar un poco la situación, pero hay cooperativas que no pueden ni producir, no cuentan con materias primas, no cuentan con la maquinaria necesaria. Justamente en lo que es política de Estado, nosotros estamos pidiendo que los subsidios que hay, que existen para mejorar la infraestructura, la maquinaria, sabemos que existen pero no están pensados para las cooperativas. A la hora de hacer los trámites te lo vuelven muy burocráticos, te piden cosas que están muy difíciles de alcanzar para los trabajadores y las cooperativas y en los hechos te impiden que los puedas recibir”.

Por políticas públicas para crecer con autonomía

Por su parte, Fernando Gómez, de la cooperativa electromecánica Selius, insistió con la necesidad de que el Estado tenga un rol de apoyo activo respecto al sector, sin que interfiera con su autonomía.
Fernando Gómez de la Cooperativa electromecánica Selius

6-349.jpg“Nosotros hacemos motores eléctricos en la provincia de La Rioja, estamos en La Rioja Capital. Estamos en Rosario representando a la Mesa de Cooperativas que es un espacio que hemos construido hace dos años. Básicamente dentro de La Rioja venimos peleando por políticas públicas en relación al sector cooperativo. Tratamos de generar espacios de participación del sector cooperativo, de reconocer al trabajador autogestionado. Eso nos llevó a elaborar una ley de fomento cooperativo, donde se reconocen una serie de políticas públicas, entre ellos las cargas sociales por parte del Estado en los primeros dos años de vida de la cooperativa, la contención de un banco, la recuperación de espacios ociosos -tanto bienes muebles como inmuebles- que permitan a la cooperativa salir de la marginalidad y generar fuentes de laburo genuinas y que puedan incidir dentro de la economía provincial”.

“Lo que tratamos de buscar los que empezamos a participar en este espacio es eso, cómo implementamos políticas que nos permitan estar en mejores condiciones, que sabemos que no van a ser las ideales, pero mejores condiciones y que esa búsqueda vaya siendo progresiva en post de encontrar un camino” concluyó el trabajador riojano.

“Invitamos a todos los trabajadores autogestionados. La única forma de poder alcanzar mejores condiciones de vida es organizándose, luchando y asumiendo nuestro rol protagónico: somos lo que movemos el mundo, a partir de nuestro trabajo, a partir de nuestro esfuerzo”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba