03/06/2011

Integrantes de cooperativas autogestionadas y de fábricas recuperadas marcharon al Ministerio de Trabajo

SDC10590tapa.jpg Luego de años en que los trabajadores avanzaron en la recomposición de sus puestos en fábricas recuperadas y en cooperativas autogestionadas, hoy nuevamente están movilizados para exigir políticas de fondo al gobierno nacional y para demostrar que es posible producir y comercializar sin patrones. “Yo en este tiempo aprendí que una empresa sin patrones anda y una fábrica sin obreros no va a ningún lado. Entonces con esta conciencia vinimos al Ministerio”, afirmó en diálogo con ANRed Cristian Sánchez, quien forma parte de una de las cooperativas que marchó ayer al Ministerio de Trabajo de la Nación, junto a integrantes de fábricas recuperadas y de la Asociación Gremial de Trabajador@s Cooperativ@s, Autogestiv@s y Precarizad@s. Imágenes e informe: ANRed / Audio: Radio Voces.


Tras el estallido de la crisis en la Argentina en el 2001, aunque con casos anteriores a esa fecha, los trabajadores comenzaron un proceso de reorganización de sus lugares de trabajo, en defensa de sus fuentes laborales y como respuesta al vaciamiento de las fábricas. La situación se extendió por todo el país, teniendo como casos emblemáticos a a FaSinPat (ex Cerámica Zanón), al Hotel Bauen y a la textil Brukman.

En el proceso de recuperación de fábricas y de organización de cooperativas autogestionadas, la lucha y movilización planteada por los trabajadores fue logrando el avance de sus reivindicaciones. Hoy, a 10 años de la crisis del 2001, otra vez se unen para exigir al gobierno nacional la aplicación de políticas de fondo y que se profundicen programas que ya funcionan.

De esta manera, ayer confluyeron en el microcentro porteño trabajadores de cooperativas autogestionadas de varios puntos del país, de fábricas recuperadas y de la Asociación Gremial de Trabajador@s Cooperativ@s, Autogestiv@s y Precarizad@s (AGTCAP) para marchar hacia el Ministerio de Trabajo de la Nación y exigir el cumplimiento de sus reclamos.

Ofelia Beca, tesorera de la Cooperativa 15 de Febrero, de San Justo, provincia de Santa Fe, explica la situación que se vive en su lugar de trabajo: “Nuestra cooperativa surgió a partir de la quiebra de la ex fábrica Manufactura Textil San Justo, recuperada por sus trabajadores en el 2009; somos productores de hilados y telas. Somos una fábrica rentable donde trabajan 70 socios, pero el gobierno no tiene políticas para resguardar la producción nacional, sino que liberaliza la exportación en perjuicio de la producción local”. Por eso movilizaron junto a otros compañeros para reclamar “que el gobierno nacional se haga cargo de implementar políticas para favorecer la comercialización de los productos locales y su exportación, en vez de la importación. Además que intervenga para facilitar soluciones en las quiebras de las patronales que debemos soportar los trabajadores, ya que en el caso nuestro la AFIP es nuestro mayor acreedor”.

SDC10564.jpg
SDC10591.jpg
SDC10570.jpg

Presente también en la marcha hacia el Ministerio de Trabajo, desde el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) dieron cuenta de algunos rasgos de los programas actuales que lleva adelante el gobierno con estos sectores. Cecilia afirmó que “hoy y desde hace dos años, el gobierno mantiene la denominada Línea 1, que consiste en un subsidio de $600 por trabajador, el cual desde que empezó a entregarse nunca se actualizó según la inflación. Este subsidio en julio se termina porque el gobierno considera que con haberlo llevado adelante dos años alcanzó para volver competitivo a las cooperativas y fábricas subsidiarias. Nosotros exigimos no solo que se mantenga sino que aumente a $1200 al mes por trabajador”. Con respecto a los otros programas de apoyo del gobierno, Cecilia expresó que “la Línea 2 está destinada al apoyo para adquisición de materias prima, pero no se puede aprovechar porque en estas circunstancias no se puede incorporar personal necesario, y el gobierno no da ninguna solución a esto. Lo mismo sucede con la Línea 3, destinada a Seguridad e higiene, pero sin aplicación prácticamente porque no hay personal capacitado que lo implemente. Es por estas razones que la AGTCAP está ahora movilizada junto a los trabajadores de fábricas recuperadas”.

Llegada la movilización al Ministerio de Trabajo de la Nación, se originó el encuentro con estatales de dicha cartera que se encontraban en la puerta del lugar reclamando por mejoras salariales y contra la precarización laboral que sufren. Luego de la unión de ambos sectores, donde primaron palabras de apoyo y solidaridad, Cristian Sánchez, presidente de la Cooperativa Unión de la ciudad de Rosario, y Alfredo, de la fábrica recuperada Brukman, también echaron luz en entrevistas para ANRed sobre la situación particular que viven en sus lugares de trabajo, la misma que se repite en las cooperativas autogestionadas y fábricas recuperadas, y explicaron las razones por las cuales se están movilizando.

SDC10585.jpg
SDC10587.jpg
SDC10568.jpg

Cristian Sánchez – Cooperativa de Trabajo Unión, de Rosario

 ¿Cómo se forma la cooperativa?

 Nosotros tuvimos que armar una cooperativa después de que nos echaron del Lavadero Virasoro por organizarnos, y luego de un año de trabajar en muchos lugares donde nos echaban o no nos incorporaban porque decían que éramos conflictivos porque queríamos organización. Cuando los compañeros nos vimos laburando uno de cadete, otro de albañil, otro de plomero, decidimos armar la cooperativa el 16 de junio del 2009. Éramos 7 y hoy somos 14. En dos años duplicamos los puestos y recuperamos compañeros así que hoy seguimos organizándonos y seguimos caminando en esto, que es duro.

Hoy estamos en el Ministerio de Trabajo porque para nosotros, uno de los puntos, la extensión de la Línea 1 y el aumento a $1200, nos sirve mucho. Somos trabajadores que estamos ganando $1200, $1300, y con los $600 llegamos a los $1900 por mes. Si nos sacan esto, con $1200 no podemos vivir. Por eso es la lucha.

También para cobrar la asignación universal. Los compañeros que tienen cuatro o cinco hijos no lo pueden cobrar por ser monotributistas o por percibir la Línea 1. Nos dicen que es esto es por una caja, pero sabemos que es cuestión de voluntad política. Nosotros lo sabemos porque hace años que venimos con esto y siempre pasa lo mismo, cuando tienen voluntad te dan y cuando no te hacen sangrar.

Una realidad es que el empleo baja pero no hablan de que las cooperativas están creciendo y están asociando gente. Hay cooperativas camufladas como Sancor, con compañeros despedidos como los que nos acompañan hoy, que, mientras reciben millones y millones de dólares de subsidio, echan gente. Nosotros que incorporamos tenemos que estar mendigando o nos piden hasta el ADN para obtener un subsidio o hacernos más fáciles los préstamos. Cuando una empresa quebró y fue recuperada, los trabajadores quedamos con una deuda, entonces necesitamos en los bancos tener accesibilidad porque te piden esto y lo otro y si no tenemos tal cosa no podemos llegar.

La Cooperativa de Trabajo Unión la armamos entre los trabajadores. Hemos golpeado puertas, hemos venido a Buenos Aires dos o tres días en una semana, porque “Dios está en todos lados pero atiende en Buenos Aires”, y así nos fuimos abriendo puertas. Hoy las puertas que abrimos se las queremos abrir a los compañeros que están acá. Si no nos ayudamos entre nosotros, si no hay una cultura de consumir lo que nosotros generamos, entonces no podemos seguir adelante. Por eso vemos muy digna esta lucha y pedimos una política de fondo.

SDC10569.jpg
SDC10597.jpg
SDC10579.jpg

 ¿Qué políticas de fondo están planteando?

 No venimos acá al Ministerio a que nos digan que nos extienden la Línea 1 y listo: queremos asignación por hijo y queremos políticas de fondo. No descalifico a un trabajador, pero la experiencia que te cuesta llevar adelante una cooperativa es de todos los días y no de estar sentado en una computadora. O sea, yo soy el presidente de la cooperativa, trabajo, voy a ver a un cliente, me cambio, salgo, vuelvo, sigo trabajando, tenemos que ir a cobrarles a los clientes, lo hacemos todos nosotros. Los trabajadores estamos capacitados para llevar adelante esto. Es mentira que no podemos salir adelante o que no podemos dirigir una empresa. Yo en este tiempo aprendí que una empresa sin patrones anda y una fábrica sin obreros no va a ningún lado. Entonces con esta conciencia vinimos al Ministerio, junto a todas las cooperativas. Estamos con las banderas y las luchas de siempre porque no es que por esto venimos hoy, venimos hace años luchando por nuestros puestos de trabajo.

 ¿Cómo están articulando con el resto de las cooperativas?

 El lema es “trabajadores autogestionados”. Si bien participamos de distintas mesas, acá no hay una federación ni nada, acá hay trabajadores. Trabajadores que venimos caminando hace un año y pico junto con Brukman, Bauen, Cooperativa 19 de Diciembre, Cooperativa 15 de Febrero, trabajadores de Santa Fe, de Cañada Rosquín, de Rosario, del Centro Cultural La Toma. Venimos organizándonos y nos venimos juntando. Nos organizamos por distintos medios y las decisiones las tomamos en conjunto. Hoy llegamos con esta movida porque hace tiempo que venimos peleando y nos sentimos boludeados. Nosotros pensamos que son importantes las paritarias de los gremios, siempre que beneficien a los trabajadores estamos de acuerdo. Ahora venimos acá, viajamos mil kilómetros y nos quieren reunir a todos parados en una biblioteca con personal que no tiene poder de decisión.

 ¿Cómo es la ayuda que reciben las empresas privadas por parte del gobierno nacional en relación a la que reciben las cooperativas autogestionadas?

 Nosotros tenemos la General Motors, a 14 Km. de Rosario, donde hace un año o dos le dieron 70 millones de dólares porque amenazaron con echar a 500 trabajadores. Nosotros lo que decimos es que no negociamos ningún puesto de trabajo y que con esa plata nosotros creamos 10 mil, 15 mil puestos de trabajo porque las cooperativas son una realidad. Cada cooperativa está hoy acá para que en el Ministerio de Trabajo se vea esta realidad. Que las cosas que nos han dado, los subsidios, están en marcha y sirven para la producción de los compañeros. No queremos vivir de subsidios, pero nosotros trabajamos y necesitamos nuestros puestos. Somos trabajadores que estamos acá para obtener respuestas a nuestros reclamos.

SDC10574.jpg
SDC10606.jpg
SDC10577.jpg

Alfredo – Fábrica Brukman recuperada por los trabajadores

 ¿Qué está movilizando hoy a tantos trabajadores de cooperativas autogestionadas?

 Estamos reclamando, en lo inmediato, respuestas de tipo sociales en lo que tiene que ver con la Línea 1, que es una ayuda económica como las Repro (Recuperación Productiva) que reciben las empresas privadas, pero para las cooperativas autogestionadas, de $600 por trabajador. Nosotros pedimos por un lado la extensión por un año, porque cada 3 o 6 meses las tenemos que ir renovando y ahora se vencen en julio, y por otro lado que aumente a $1200. En la reunión pasada nos dijeron que se vencía al terminar junio y no la volvían a dar. Pero hoy conseguimos una extensión por seis meses más que continúa en los $600. Quedó pendiente en la reunión que acaba de terminar en el Ministerio de Trabajo el tema de la asignación universal por hijo que nosotros no estamos recibiendo.

Estamos reclamando políticas de capital de trabajo, que el Ministerio las tiene pero los mecanismos para aplicarlos son muy lentos y tardamos en poder recibirlos. Y principalmente, algo que surgió y venimos charlando son políticas de fondo para el sector.

 ¿Qué tipo de políticas están discutiendo?

 Hay muchos ángulos para poder interpretar las políticas para el sector. Lo más importante es que el Estado tenga participación en esto de forma organizada. Que nosotros no tengamos que enterarnos de casualidad que hay un determinado programa por el que tenemos que tocar timbre a alguien y decir “˜Che, ¿nos podés incluir en el programa?’, sino que desde el Estado implemente leyes donde especifique las cosas que le corresponden a las cooperativas según el lugar del país en donde estén.

Es muy importante el hecho de que el Estado asegure la compra de un determinado porcentaje de la producción de las cooperativas, en vez de conseguirlas por importación o a empresas privadas. Que estimule el capital de trabajo, la incorporación de tecnologías, la capacitación.

También está la diferencia que podemos tener algunos con el tema de la reforma de la Ley de Quiebras. Que se tenga en cuenta qué entendemos nosotros por expropiación y cosas similares.

SDC10610.jpg
SDC10623.jpg

 ¿Cuál es su posición respecto a la Ley de Quiebras?

 Si hoy funcionara la Ley de Quiebras nosotros no tendríamos posibilidad de recuperar una fábrica. No nos dan los marcos que están planteando en esa ley.

 ¿Cómo entienden la ayuda que brinda el Estado nacional a las empresas privadas y a las cooperativas de trabajo?

 A nosotros nos dejan a un costado en determinadas políticas siendo que recuperamos el trabajo, recuperamos las fábricas, y encima tenemos que pagar costos altos. Además de tener que pagar por completo todos los requisitos básicos para el funcionamiento de la fábrica (luz, gas, etc.), la ley 20.744, que es la ley de contrato de trabajado, no nos ampara en relación a un montón de asignaciones que no podemos recibir.

 ¿Qué puede decir en relación al funcionamiento de una empresa sin patrón?

 Demostramos en todos estos años que las fábricas pueden funcionar sin patrón. Está claro. Y tenemos un Estado que no asiste a las empresas recuperadas y cooperativas como asiste a las privadas, sino estaríamos en mejores condiciones.

 ¿Cómo se articulan hoy los trabajadores de las distintas cooperativas y el trabajo en conjunto?

 Tenemos muchos puntos en común y un sentir que nos une. Con esto salimos a plantear nuestros pedidos. No hay otra forma de entender esto por fuera de nuestra igualdad en tanto trabajadores.Luego combinamos en la calle, en reuniones, con todas las organizaciones, acordamos los pedidos comunes, salimos y los peleamos juntos.

Audio de la jornada: entrevista a Cecilia, integrante de una organización (por Colectivo de Trabajo – Cooperativa VOCES)

SDC10593.jpg
SDC10615.jpg
SDC10621.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba