01/03/2011

Once meses de impunidad

Imagen4.jpg Cercano a cumplirse el primer año del asesinato de Silvia Suppo, el Espacio Verdad y Justicia realizó el 25 de febrero una jornada en Rafaela, Santa Fe, para continuar denunciando las múltiples irregularidades en la investigación que lleva adelante el juez Alejandro Moñaski. Pero también la convocatoria tuvo como eje contar “la historia de militancia y lucha de Silvia, sus valientes denuncias, lo clave de sus testimonios para acabar con la impunidad y la complicidad”.


A continuación reproducimos el documento elaborado por el Espacio Verdad y Justicia por Silvia Suppo:

Han pasado once meses desde el crimen de Silvia. Han pasado más de once marchas. Hace once meses que estamos en la calle, que salimos a la calle a pedir Verdad y Justicia para Silvia Suppo.

En este largo recorrido que venimos construyendo desde el Espacio Verdad y Justicia fuimos denunciando, sin ser escuchados, las múltiples irregularidades que se han ido produciendo en la investigación que lleva a su cargo el juez rafaelino Alejandro Moñaski. Irregularidades que apuntan al mal accionar de la policía, a la falta de evidencias claras y concretas que apunten a los implicados Sosa y Coceres como únicos autores tanto materiales como intelectuales, al manejo mal intencionado de testimoniales e informaciones que apuntan hacia la hipótesis de crimen político, a la peligrosa filtración de información clave hacia medios de comunicación que han deslegitimado nuestra lucha desde el comienzo, a las desprolijidades de todos los sectores intervinientes.

Hemos recordado (recordar, en latín significa volver a pasar por el corazón), contado la historia de militancia y lucha de Silvia, sus valientes denuncias, lo clave de sus testimonios para acabar con la impunidad y la complicidad. Hemos hablado de su coherencia, de sus valores, hemos demostrado que no era una ciudadana “común” y que tampoco es “común” que en Rafaela asesinen a una persona de nueve puñaladas en una fecha cercana al 24 de marzo. Una investigación plena de su asesinato no puede realizarse en la justicia provincial: existen claras sospechas respecto de que su crimen tiene connotaciones políticas. Compete a la justicia federal investigar los crímenes de lesa humanidad no sólo ocurridos durante la última dictadura militar si no también los acontecidos en democracia para garantizar la impunidad de los acusados e imputados de todos los sectores sociales.

Muchas veces sentimos que esta pelea por la verdad y la justicia es desigual y está llena de obstáculos; que creemos avanzar un paso y retrocedemos dos; que creemos encontrar aliados que nos hablan de colaborar con el esclarecimiento y ya dieron por clausurada la investigación. Pero sabemos que contamos con ustedes, con los compañeros y compañeras militantes, con quienes conocieron a Silvia y la quisieron tanto, con quienes nos están dando su apoyo desde distintos espacios.

Estamos convencidos de que a Silvia la mataron para callarla, estamos convencidos de que sus testimonios les aseguraban varios años de cárcel tanto a altos funcionarios policiales como a civiles cómplices y militares genocidas de Rafaela y de la provincia. La violencia es la única defensa, la única forma de pensar y de actuar que ellos tienen. No es casualidad que hayan venido por Silvia como alguna vez lo hicieron con Julio López y con otros compañeros y compañeras que continuamente reciben amenazas o son víctimas de atentados. Este no es un hecho aislado.

No alimentamos fantasmas. El aparato represivo aún no ha sido desmantelado. A diario somos testigos de su accionar y nos negamos a convivir con genocidas, asesinos, feminicidas, violadores, criminales… Por eso estamos en la calle y vamos a seguir estando si es necesario.

Confiamos en la justicia como lo hizo Silvia toda su vida porque creemos en nuestro país, en nuestra gente, creemos en la lucha, en la democracia. Esperamos que la corte Suprema de La Nación renueve esta confianza determinando que la investigación no se cierre y pase a la justicia federal, ente que fue específicamente creado para investigar crímenes políticos. Esperamos la justicia no tarde más de treinta años como está tardando para tantas víctimas, como está tardando para Silvia, para Reinaldo, para Hugo.

Asumimos la lucha como una responsabilidad.

Esperamos que la justicia asuma la suya y salde esta deuda de años.

Gracias. Especial agradecimiento a Francisco Marzzioni por sus palabras tan conmovedoras y por hacerse tiempo de estar hoy aquí con nosotros compartiendo su poesía.

Gracias a Paula Kurchnir por todo el trabajo y el tiempo que nos dedicó seleccionando videos para el espacio desde la provincia de Jujuy.

Espacio VERDAD Y JUSTICIA POR SILVIA SUPPO

Integramos el Espacio:

 Marina y Andrés Destefani, hijos de Silvia Suppo

 Familiares y amigos de Silvia

 La Casona de los Pibes

 CTA Región Centro

 Grupo de mujeres y feministas Enredadera

 Centro Cultural y Social Estación Esperanza

 Centro Testimonio

 Movidero

 Programa Nacional de Promotores territoriales

Nuevamente gracias a todos y a todas


Más información: “Silvia era una militante política en la búsqueda de justicia en causas de lesa humanidad”


Poesía por Silvia Suppo:



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba