10/06/2010

Conflicto en SanCor Rosario: se realizó la elección de delegados

Durante la jornada de hoy los trabajadores del Centro de Distribución SanCor Rosario eligieron cinco delegados en un acto electoral convocado por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA). Los trabajadores lácteos se afiliaron masivamente a la CTA ante la actitud de la conducción nacional de la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (ATILRA), la cual, según denuncian los obreros, se viene negando hace meses a convocar elecciones para delegados. ATILRA tampoco ha intervenido para defenderlos en el conflicto abierto el 17 de Mayo pasado, cuando 5 trabajadores fueron despedidos por persecución sindical. La conducción nacional de ATILRA advirtió en comunicados internos que impediría las elecciones de hoy, lo cual desató el temor de que pudieran darse nuevos hechos de violencia, como los salvajes ataques sufridos a finales del 2008. Durante los últimos días, la presión de organizaciones, medios de comunicación y opinión pública sobre el gobierno provincial llevaron a que el mismo presionara sobre SanCor. Así, en la mañana de hoy y en el marco de un impresionante operativo policial que abarcó todo el sur de la provincia de Santa Fe, la patronal desactivó el ataque de la patota sindical. Por Indymedia Rosario.


Pese a las amenazas de violencia de la conducción nacional de la Asociación de Trabajadores Lácteos de la República Argentina (ATILRA) y la altísima tensión vivida por los trabajadores en las jornadas de ayer y hoy, las elecciones a delegados pudieron realizarse con normalidad y se renovaron los cargos de delegados de base en el Centro de Distribución SanCor Rosario. El acto electivo fue convocado por la CTA, dado que ATILRA -gremio perteneciente a la CGT- no lo convocó, a pesar de los sucesivos reclamos de los obreros de SanCor. Los mandatos de los delegados habían vencido en el mes de marzo y desde entonces los trabajadores realizaron los reclamos “por todas las vías correspondientes”, aseguraron.

Se presume que la empresa, junto al gremio conducido por Héctor Ponce, intentarán impugnar el acto eleccionario. No obstante, los trabajadores festejaron la posibilidad de ejercer su derecho a organizarse sindicalmente. Cabe recordar que estos lácteos pertenecían a la ex Seccional Rosario, que luego de las agresiones de 2008 fue intervenida y disuelta. La patronal decidió cerrar desde el miércoles hasta el viernes el Centro de Distribución, cuyo objetivo según los obreros habría sido “evitar que las elecciones se hagan dentro de planta”.

Las amenazas

A fines de la semana pasada, el secretario de ATILRA, Héctor Ponce, emitió una circular rechazando la elección de delegados en SanCor Rosario y anunciando que tomaría medidas para impedirla. Ésto desató el temor de que pudieran darse nuevos hechos de violencia, como los salvajes ataques sufridos el 27 de noviembre de 2008 en el mismo depósito de la empresa y el 3 de diciembre del mismo año en la sede gremial de San Luis e Iriondo.

Pocos días después de esta circular, empezó a difundirse en las distintas empresas del sector que ATILRA estaba convocando a un paro nacional para este mismo jueves. Pero los motivos de la convocatoria nunca estuvieron claros. Primero, en algunas seccionales las autoridades gremiales habrían aducido que era por el aumento salarial, pero la medida no se condice con el acuerdo, firmado por el gremio y actualmente en curso. La metodología también fue extraña: muchos obreros se enteraron del paro no por el gremio, sino mediante sus patronales, que les informaban de que tenían asueto y día pago este jueves. Por su parte, SanCor cerró intempestivamente su planta en Rosario. “Realizó un lockout, violando la conciliación obligatoria por los cinco despidos, dispuesta por el Ministerio de Trabajo de Santa Fe el martes pasado”, consideraron los trabajadores.

Ni siquiera “Sunchales Hoy”, portal online auspiciado por ATILRA, pudo explicar cuál era el motivo del paro. Según el sitio, “los motivos de dicha medida no trascendieron aunque ya a media mañana los rumores que se multiplicaban en nuestra ciudad y la zona señalaban un abanico de argumentos”: http://www.sunchaleshoy.com.ar/2010/06/10/atilra-desarrolla-un-nuevo-paro/

La razón es entendible: si el gremio realizara oficialmente alguna medida de este tipo por aumento salarial estaría violando el acuerdo en curso, por eso se trata de un paro “clandestino”, cuyo principal motivo es brindar el marco para intentar movilizar afiliados a nuestra ciudad. Pero incluso así Ponce tuvo dificultades.

Durante toda la jornada de ayer circularon versiones de distintas localidades sobre contrataciones de personal “pesado” para movilizar hacia Rosario. La patota sindical estaría compuesta en esta ocasión casi exclusivamente de personas contratadas. La razón de esto es la fuerte resistencia de las bases lácteas para volver a movilizarse masivamente a otras localidades, práctica que era común en ATILRA hasta que ocurrieron los lamentables hechos a fines de 2008 en Rosario.

El recuerdo de ese salvajismo encendió el alerta rojo a los trabajadores lácteos rosarinos. Pero no sólo en ellos. Organizaciones solidarias y medios de comunicación también expresaron su extrema preocupación, y a diferencia de las ocasiones anteriores, el gobierno provincial salió a actuar fuertemente para evitar nuevos actos de violencia. El Secretario de Seguridad provincial, Horacio Ghirardi, presionó directamente sobre SanCor para forzarla a desactivar la agresión. A último momento, la patronal ordenó a Ponce abortar el ataque.

El operativo policial

En una clara muestra de no querer volver a pagar el costo político de otra inoperancia policial, el Ministerio de Seguridad Provincial destinó a más de 100 efectivos entre guardia de infantería y otras fuerzas alrededor de la que fuera la sede de ATILRA Rosario, donde continúa funcionando la mutual de los obreros rosarinos. Al operativo se sumaron varias decenas de policías alrededor de las plantas de Cotar y SanCor, empresas donde los trabajadores son fuertemente opositores a la conducción nacional de Ponce. Sucede que, para caldear aún más el clima de tensión existente, se difundió que hace dos días uno de los delegados de Cotar habría recibido amenazas de muerte por teléfono. El operativo policial se extendió con controles ruteros y monitoreo sobre las sedes de las empresas lácteas en todo el sur de la provincia.

Delegados, nuevamente

Pese a la tensión vivida, los trabajadores de SanCor lograron realizar el acto electoral para recuperar sus delegados de base. Aún teniendo presente que las elecciones intentarán ser impugnadas por SanCor y ATILRA, este acto de democracia llenó de alegría a los lecheros, que tras el cierre del comicio realizaron una emotiva asamblea con la perspectiva de que la lucha continúa por la reincorporación de los cinco despedidos.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba