09/06/2010

Conflicto lácteo en Rosario: entre despidos y amenazas

01_conciliaci_n-2.jpgEl 17 de mayo cinco trabajadores de la empresa SanCor fueron despedidos en una clara persecución gremial. El Ministerio de Trabajo de Santa Fe dictó en dos oportunidades la conciliación obligatoria. La última, que se extendía hasta el 30 de junio, no fue respetada por la entidad láctea que violó la conciliación y hoy cerró el centro de distribución por tres días. Los trabajadores señalan que esta decisión se vincula al llamado a elecciones de delegados que se realizará mañana, al tiempo que denuncian la connivencia entre la empresa y la dirección nacional del sindicato ATILRA, que amenaza con impedir las elecciones. Temor entre los obreros por la posibilidad de que se reiteren hechos de violencia, tal como ocurrió en el 2008.


El 17 de mayo, cinco trabajadores del Centro de Distribución que la empresa láctea SanCor tiene en Rosario, Santa Fe, recibieron telegramas de despido con la excusa de promover la “alteración del orden interno”. Para los obreros, estas cesantías fueron muestra de una clara persecución sindical, originada en motivos políticos, ya que los despedidos son activistas gremiales opositores a la conducción del secretario nacional de la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (ATILRA), Héctor Ponce.

Ese mismo día el Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria por 15 días hábiles con retrotracción de la relación laboral a la 00hs del día 17. La siguiente audiencia se realizó ayer, martes 8 de junio. La empresa propuso indemnizar a los despedidos, alternativa rechazada por los obreros. “Lo que planteamos es la reincorporación de los cinco despedidos y la continuidad de la sucursal rosario”, subrayó Federico Chappel, uno de los despedidos y candidato en las últimas elecciones de ATILRA. De este modo, el Ministerio extendió la conciliación obligatoria hasta las 00hs del 30 de junio.

Sin embargo, hoy la empresa violó la conciliación, al tiempo que notificó el cierre por tres días de la planta. Ante esta situación, el representante legal de los obreros, Dr. Jorge Elizondo, presentó en el Ministerio de Trabajo una denuncia por lock out patronal.

Cabe destacar que las autoridades del gremio ATILRA -perteneciente a la Confederación General del Trabajo (CGT)– no manifestaron repudio a los despidos, del mismo modo que tampoco se pronunciaron en torno al conflicto que protagonizan hace casi dos años los trabajadores de Cotar, cooperativa cuya marca SanCor compró en 1998.

centro_distribucion.jpg

Intenciones de fondo

Los obreros afirman que uno de los objetivos finales es cerrar la sucursal Rosario de SanCor. Según aseveran referentes de base, “tiempo atrás abastecíamos parte del interior de Santa Fe. Por problemas sindicales, la empresa decidió sacarnos buena parte del trabajo que teníamos. Ellos alegan que Rosario no es rentable. Nosotros, con los compañeros, hicimos un trabajo importante para demostrarle a la empresa que la sucursal es muy rentable y en el momento que se les ocurrió sacar el trabajo que había, era el año más rentable de la sucursal. Parece un poco extraño que hayan querido sacar parte del trabajo y ahora, después de un tiempo, cerrar la sucursal”.

La suspensión de actividades por tres días anunciada por SanCor ahonda esta posibilidad. Desde la Agrupación de Trabajadores Lácteos 7 de Febrero advirtieron que “esta actitud de la
empresa -además de ser una clara violación de la conciliación obligatoria- demuestra, más allá de toda duda, la intención de cerrar el establecimiento en forma definitiva”
.

Asimismo, los trabajadores sostienen que otro de los objetivos de la empresa, en connivencia con la Dirección Nacional de ATILRA, es desprenderse de quienes adhieren a la construcción sindical de la ex Seccional Rosario de ATILRA, agredida, intervenida, disuelta y expulsados del gremio sus dirigentes, tras los hechos de diciembre de 2008.

img_6722.jpg

Mañana, elecciones

Los actuales delegados del Centro de Distribución
SanCor – Rosario tienen su mandato vencido desde marzo. Pese a los sucesivos reclamos a ATILRA, ésta nunca llamó a elecciones. Ante esta situación, una parte de los empleados de SanCor decidió afiliarse a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que convocó a su propio acto electoral para mañana, jueves 10.

En este sentido, los trabajadores señalaron que “la circular 1572 emitida por el Secretario General de ATILRA, Héctor Luis Ponce (…) expresa que (la convocatoria realizada por la CTA ) se trata de “˜una absurda interferencia en la vida institucional de nuestra entidad’ y que “˜vamos a defender a rajatabla nuestro derecho a elegir nuestros Delegados en la Industria Lechera’. Por supuesto omite decir en la circular que ATILRA se ha negado a convocar las elecciones de delegados -incumpliendo disposiciones legales y del propio estatuto interno- a pesar de los reclamos de los trabajadores y de la denuncia formal ante el Ministerio de Trabajo”.

El “vamos a defender a rajatabla” se vincula con la información de que empresas lácteas del interior estarán dando día libre y pago a los trabajadores este jueves. A esto se suma el paro convocado por ATILRA también para mañana y cuyas motivaciones no circularon. “La complicidad de ATILRA con las actitudes de la empresa llega al extremo de amenazar con movilizarse para impedir las elecciones de mañana, para lo cual se han declarado paros en algunas
fábricas -como el caso de Verónica Larclass- sin que exista ningún motivo que lo justifique”
, fundamentaron miembros de la Agrupación 7 de Febrero.

Esta situación hace presumir la posibilidad de que se reiteren hechos de violencia como los ocurridos el 27 de noviembre de 2008, cuando un grupo de 300 personas comandadas por Ponce, también bajo excusa de una asamblea, ingresó a SanCor y golpeó a los referentes gremiales, o los del 3 de diciembre del mismo año, cuando una patota de casi mil personas llegó al sindicato local y dejó el saldo de un lácteo muerto.

cotar.jpg

Su pasado los condena

La confrontación entre el Consejo Directivo Nacional y los referentes rosarinos viene de larga data. En los últimos dos años, la pelea se ha agudizado alrededor del conflicto entre las empresas lácteas SanCor y COTAR. La última, una marca tradicional de Rosario, está en situación crítica tras diez años de explotación por parte de SanCor. La entonces Seccional Rosario de ATILRA impulsaba una serie de reclamos para que SanCor asumiera su responsabilidad por la continuidad de los puestos de trabajo de COTAR. La respuesta fue el desembarco de la patota sindical de Héctor Ponce en la ciudad.

El 27 de noviembre de 2008 un grupo de alrededor de 300 personas, encabezadas por una tropa de choque compuesta de patovicas y guardaespaldas de Ponce, ingresó al Centro de Distribución que hoy pretende cerrarse y golpeó a los delegados. Inmediatamente después, vino la trágica jornada del 3 de diciembre, cuando el acto en repudio a esa misma agresión se interrumpió por la llegada de 900 personas vestidas de amarillo que intentaron copar la sede local del gremio. El saldo fue un trabajador muerto, varios heridos y una seccional irregularmente intervenida y disuelta por la conducción nacional de ATILRA.

En 2009 se realizaron las elecciones gremiales con nuevo diagrama sindical: Rosario pasaba a depender de la Seccional El Trébol, y las plantas de las localidades del sur provincial pasaban a órbita de la recién creada Seccional Totoras. La insólita maniobra de división del electorado, avalada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, permitió que el sector de Ponce ganara los comicios, dado que manteniendo el diagrama previo los rosarinos hubieran recuperado la dirección sindical.

En este mismo año recrudeció el conflicto en COTAR, llegando a noviembre con sucesivos reclamos, movilizaciones y paros, reuniones en el Ministerio de Trabajo y Producción, denuncias contra SanCor por lo que los obreros consideraban una maniobra de vaciamiento de la histórica firma rosarina. En ninguna de esas instancias participaron los dirigentes de ATILRA El Trébol. Fueron encabezadas por delegados de base de COTAR.

Este 2010 empezó con el pedido de elecciones de delegados en tiempo y forma en las distintas plantas rosarinas. En COTAR desde enero a hoy sigue habiendo intercambio de cartas documentos pidiendo elecciones de delegados entre los trabajadores rosarinos y la Seccional El Trébol y la Comisión Directiva Nacional de ATILRA, que plantean argumentos para no llamar a elecciones cuya simple mención merece una nota aparte. Lo mismo pasa en SanCor. Marzo fue el mes de vencimiento de mandatos y no se han convocado a la elección de delegados de fábrica.


 Fuente y fotos: Indymedia Rosario

 Para mayor información:

http://argentina.indymedia.org/features/rosario/



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba