26/07/2005

“Caleta Olivia está militarizada desde hace un año y medio”

Todavía quedan 5 detenidos tras el desalojo violento de los trabajadores que ocupaban la planta de Repsol-YPF en reclamo de puestos de trabajo. Las organizaciones populares del sur denunciaron la persecución y torturas recibidas. “Vienen gendarmes de todo el país, se quedan en los galpones de las petroleras, y actúan con con capuchas. Los compañeros detenidos, entre mujeres, menores y gente grande, fueron atados al aire libre toda la noche, golpeados, no los dejaban moverse ni hablar”, comentó un dirigente de la FTC local.


Finalmente, fueron liberados 42 de los 47 detenidos en el desalojo de la planta de Repsol-YPF en Cañadón Seco, a 12 Km de Caleta Olivia. Los 5 trabajadores que quedaron encerrados en calabozos de distintas comisarías son los que ya estaban involucrados en causas anteriores (septiembre del año pasado) por la misma razón. Éstos son Cristian Ruiz, Ramón Constancio, Eduardo Kuc, José Luis Navarro y Gallardo.

El viernes se realizó una movilización en Comodoro Rivadavia y un escrache a Pan American Energy, la principal empresa dueña de las plantas petroleras en el sur, para repudiar las detenciones. En Buenos Aires también se realizaron movilizaciones a la Casa de la provincia de Santa Cruz.

El sábado pasado, en declaraciones al programa Hasta Acá No Más, de Radio Libre (FM 99.3 Mhz, los sábados a las 10 de la mañana), Hugo Iglesias, de FTC Caleta Olivia y militante del FOS, denunció la persecución que sufrieron:

“Aparte de la feroz represión el miércoles a los compañeros y la detención de más de 50 y las torturas posteriores, nos reprimieron en la comisaría y en el juzgado.

Teníamos tres compañeros desaparecidos que fueron apareciendo. Asustados, por el desbande y la represión se escondieron en el campo y estuvieron tirados en el campo toda la noche por temor porque estaban las camionetas de Repsol, de Vintage, de las multinacionales con policías recorriendo por sectores los campos, cazando a los compañeros.

Caleta Olivia desde hace un año y pico está prácticamente militarizada, y en los alrededores también. Hay gendarmes de todo el país acá. Están en los galpones de las petroleras. El que reprimió acá no fue la policía local. Vienen con la caras tapadas, con capuchas, son gendarmes y policías de fuerzas especiales de otros lados. La reacción de meter 400 gendarmes o fuerzas de policía en el desalojo sin siquiera decir “desalojen” o “depongan su actitud” sino directamente a reprimir. Ese es el estado de cosas acá. Hace poco paso lo mismo en Pico Truncado.

En cada lucha se consiguen muchos puestos de trabajo, se consiguieron más de mil y pico. Pero, por ejemplo, entraron a trabajar 150 compañeros, quedaron 120 y los otros quedaron subsidiados pero no con el puesto de trabajo. Entonces en cada lucha, se suman tantos compañeros que siguen subsidiados. Esos son los compañeros que bloquearon Vintage y los que tomaron la planta deshidratadora para que cumplan con el puesto de trabajo. Eran ellos, más la sumatoria de otros compañeros que no tienen nada.

Ahora hay un compromiso de 400 puestos de trabajo con la operadoras. Lo que pasa es que cuando se firman estos compromisos al final reprimen. Tenemos que ver hasta qué punto se va a cumplir esto ahora.

La preocupación central es que liberen a todos los compañeros y certificar con médicos y fotos todas las torturas. Acá hace mucho frío. Los compañeros fueron atados y tirados en el patio, al aire libre. Toda la noche así, golpeados, pateados. Tirados en el piso, no los dejaban moverse ni hablar, con las manos atadas y los precintos les cortaban la circulación de la sangre. Así toda la noche. Te congelas. Estamos hablando de 50, 60 compañeros, mujeres, menores, gente grande. No es que solamente te desalojan la planta y te llevan en cana, sino que te torturan. Nosotros lo sufrimos hace un año, hace tres meses salí yo y sigue pasando lo mismo. Por el mismo motivo, por pelear por trabajo (se refiere a los presos de TERMAP).

Lo que están consiguiendo es que la cosa cada vez se ponga más pesada y nosotros nos cansemos de las torturas, de los golpes. Nosotros no tenemos armas, sólo el cuerpo. Y el gobierno de (Sergio) Acevedo que es el gobierno de Kirchner responde así: frente a la miseria social, cuando ocupas una planta petrolera, te reprimen.

La solución y todo el mundo ya lo sabe es que el petróleo es nuestro, el oro, el gas, la pesca. La solución para nosotros después de tantos años de lucha es que todo tiene que volver al país, tiene que nacionalizarse. Tenemos que echar a las multinacionales y todas las riquezas tienen que ser del país. Ahí nosotros vamos a poder estar mejor. Solamente aumentándoles un 5 o 6 por ciento a las regalías solucionaríamos el problema de Santa Cruz porque somos 250 mil habitantes, es una provincia muy rica y nos estamos muriendo de hambre. La conclusión es que el gobierno es socio de la multinacional. Se tienen que ir las multinacionales y eso tiene que volver al Estado. Antes de la privatización de YPF, ganábamos bien y ahora nos morimos de hambre y nos reprimen por orden de las petroleras, para garantizar sus ganancias. Esa es la conclusión”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba