24/07/2005

Están en libertad cinco de los detenidos en Cañadón Seco, mientras que otros 42 piqueteros continúan presos en la Comisaría Tercera de Caleta Olivia.

El miércoles 20, más de 200 desocupados fueron reprimidos en Cañadón Seco, donde realizaban la toma de una planta de Repsol-YPF en reclamo de puestos de trabajo. En dicha jornada, 44 trabajadores fueron detenidos y trasladados a dependencias policiales en Caleta Olivia. En repudio, numerosas organizaciones sociales se dirigieron a la comisaría tercera para exigir la libertad de los presos. Allí fueron nuevamente reprimidos y se detuvo a otras tres personas. El viernes 22, cinco de los presos, todos menores de edad, quedaron en libertad.


Santa Cruz, provincia natal del presidente Néstor Kirchner y actualmente gobernada por Sergio Acevedo, se caracteriza por la lucha diaria que llevan a cabo los trabajadores desocupados y contratados, en reclamo por trabajo genuino y salario digno. Esta situación se acrecentó a partir de la privatización de YPF a manos de Repsol, cuyas principales consecuencias han sido el aumento del desempleo y la precariedad laboral.

La ruta provincial N° 12 constituye el tránsito necesario para llegar a los yacimientos del norte santacruceño. De este modo, cuando la lucha implica un corte de ruta para impedir los accesos a las empresas petroleras, la respuesta gubernamental es siempre la represión por parte de las fuerzas policiales. Los seis detenidos de Pico Truncado fueron la muestra anterior de esta política de criminalización de la protesta.

Crónica

Desde el 14 de julio, un grupo de piqueteros, entre ellos la Agrupación 18 de Mayo, mantenía cortadas las rutas provinciales N° 12 y N° 99 en Cañadón Seco en reclamo de puestos de trabajo en la industria del petróleo. El martes 19, cerca de 200 desocupados tomaron una planta deshidratadora de Repsol-YPF y bloquearon las oficinas operativas de Vintage Oil.

Ese mismo día, Repsol-YPF formalizó una denuncia en la cual se acusaba a los trabajadores desocupados por usurpación y daños contra la entidad. A raíz de esta presentación judicial, la jueza subrogante Marta Yánez dispuso el desalojo de la planta el miércoles 20 por la noche. En el operativo participaron más de 300 integrantes de las fuerzas de seguridad, junto al Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEO) y gendarmería. El desalojo se produjo en forma violenta y 44 manifestantes fueron detenidos y trasladados a la Comisaría Tercera de Caleta Olivia, localidad a 12 kilómetros de Cañadón Seco. Allí distintas organizaciones sociales reclamaron la libertad de los presos. La policía respondió con balas de goma y detuvo a otras tres personas.

Los trabajadores desocupados afirmaron que fueron brutalmente golpeados por la policía. Varios de ellos sufrieron poli traumatismos, fracturas y golpes, por lo que algunos permanecen internados en el hospital zonal.

Los familiares efectivizaron una serie de denuncias por abuso de autoridad y malos tratos y catalogaron de “aberrante” el accionar de las fuerzas de seguridad.

Ayer cinco de los detenidos, todos menores de edad, fueron liberados. Sus familiares comprobaron que los jóvenes tenían golpes en el rostro y el cuerpo.

En distintas localidades santacruceñas, continúan las manifestaciones para exigir la libertad de los presos y se comunicó que las dos personas desaparecidas luego de la represión ya han sido encontradas.

Por su parte, el Frente de Unidad Trabajo (FUT) expresó que “los graves acontecimientos en Cañadón Seco y Caleta Olivia, con una represión sobre manifestantes que reclamaban trabajo y luego sobre los familiares de los 50 detenidos, han sido un debut muy triste pero a la vez muy ilustrativo para la campaña electoral de Alicia Kirchner (ministra de Desarrollo Social y hermana de Néstor Kirchner) en Santa Cruz”.

En la ciudad de Buenos Aires, distintos organismos convocan a una reunión el lunes 25 a las 18 hs. en el Hotel BAUEN (Callao 360), para expresar su solidaridad con los detenidos.

Contacto: FTC – Comodoro Rivadavia (0297)154045-788



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba