24/03/2010

Panorama de los Juicios de La Verdad

Entrevista con Asociación Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD) y La Ciega (La Plata). Jorge Julio López, los silencios y los miedos; son algunos de los temas abordados a en esta entrevista. Un análisis de las políticas de los gobiernos nacional y provincial en los juicios a los represores. Por ANRed para Boletín Derechos Humanos


-¿Qué balance sobre los juicios de la verdad se puede hacer hasta ahora?

La Ciega: Lo positivo es que han sido útiles como aportes probatorios en los juicios ordinarios, se han recogido miles de testimonios de compañeros/as que se animaron a hablar, en algunos casos por primera vez. En relación a los juicios comunes el balance no es tan positivo, por la lentitud judicial y por lo sesgado de dichos procesos. El Gobierno Nacional impulsó la política de “los juicios paradigmáticos” en donde se acusó a un sólo genocida y no por la totalidad de los crímenes cometidos, sino por un número mínimo. Ejemplo de esta política se expresó con Echecolatz en La Plata, con Bussi en Tucumán y con Menéndez en Córdoba o en La ESMA.

AEDD: En materia de avances lo que se rescata es la llegada finalmente al juicio oral en muchos casos. Pero no nos satisface las condiciones: las limitaciones o la vocación del poder judicial en un sentido y no en otro, como en las exigencias probatorias, donde está la exigencia de que los sobrevivientes puedan asociar una cara con un nombre de los represores cuando es sabido que los compañeros estaban tabicados. Otro gran defecto es la fragmentación de las causas, nuestro reclamo es que cada juicio sea por campo y que comprenda todos los genocidas y a todos los compañeros. La consigna es “todos x todos”.

-¿Cómo impactó la desaparición de Julio López en los juicios?’

La Ciega: La desaparición de Julio impactó de manera significativa, no solo porque presenciamos nuevamente el accionar represivo de las fuerzas de seguridad estatales; sino también porque observamos la impunidad que garantizó el Gobierno Nacional y Provincial, que a través del silencio cómplice han dado claras muestras de que no están dispuestos a ir hasta el fondo de la cuestión. Todo ello operó como una intimidación para los testigos que no cuentan con una protección adecuada y que además deben sufrir la revictimización constante por parte de la Justicia.

AEDD: El hecho de que en todas las causas introdujéramos el tema Julio López implicó que nos las quisieran quitar, porque hubo todo un discurso inicial tratando de deslegitimar lo irrefutable, de que estaba desaparecido. Eso reafirma la necesidad de que cuando está transcurriendo un juicio los represores cumplan prisión efectiva.

anred2-2.jpg

-¿Se han dado otros aprietes o formas de amedrentamiento a los testigos?

La Ciega: llamadas telefónicas, amenazas públicas, desprotección por parte de los jueces, quienes obligan a declarar en reiteradas oportunidades, o los sitúan en el rol de “testigos estrellas” exponiéndolos sobremanera. La lentitud y parcialidad de la justicia también opera como forma de amedrentamiento.

AEDD: En el juicio del año pasado de Jefes de Área, Menéndez que es abogado se representaba a él mismo y la situación de poner al compañero de que el represor interrogue a los sobrevivientes es terrible. Es que se apuesta a eso: cambiar el eje y hostigar al que está declarando con preguntas de la naturaleza “Su padre o usted ¿en qué organización política participaba? Usted sabe que esa organización era terrorista, y usted cobró la indemnización de las leyes reparatorias”

-¿Qué aprendizajes deja para las organizaciones de derechos humanos este proceso?

La Ciega: Los aprendizajes son muchos, nunca antes habíamos estado en un rol de acusador. Hemos tenido que articular lo jurídico con la lucha popular, ser pacientes e insistentes.

AEDD: A nivel de organizaciones un aprendizaje interesante es la discusión política sobre los juicios, de cómo llevarlos adelante entre distintas organizaciones. Y el aprendizaje jurídico: el poder judicial no quiere decir Justicia. La justicia no es sólo que los represores vayan a la cárcel sino también la condena social. Generar conciencia en ese sentido, que esté instalado y absolutamente fuera de toda duda que fue lo que ocurrió, con qué nivel de planificación se decidió erradicar a todo tipo de resistencia.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba