18/07/2005

María Luján, una trabajadora de VISA S.A., fue despedida por estar embarazada

Para el Taller de Estudios Laborales “Lujan no está sola, la defienden sus compañeros y los delegados gremiales de su sindicato. Reclaman que una mujer trabajadora pueda ser madre sin perder su empleo y que se regularice la situación de precariedad y flexibilización contractual que padecen más de 60 empleados de VISA”.


El cuerpo de delegados de Visa Argentina S.A. realiza una campaña por la reincorporación de una trabajadora despedida por estar embarazada.

María Luján Briasco, de 22 años de edad, fue contratada en forma irregular a través de una agencia de servicios eventuales, para desarrollar tareas propias del personal de planta permanente. Sus compañeros de trabajo, organizados en el cuerpo de delegados, denunciaron que fue “reemplazada” por complicaciones en su embarazo.

Según los trabajadores, la respuesta de la empresa fue “negar la existencia de la relación laboral, sosteniendo que la misma es únicamente con la agencia de servicios eventuales, incurriendo así en una conducta abiertamente violatoria de la ley laboral”.

Por esta razón, el cuerpo de delegados de Visa exigió su inmediata reincorporación a planta permanente junto con el resto de los contratados, e impulsaron una campaña de denuncia a la discriminación y precarización por parte de la empresa.

Para el Taller de Estudios Laborales (TEL), una organización comprometida con la problemática del trabajador, “esta situación de fraude laboral desnuda la verdadera intención de la empresa al contratar personal por agencia: desconocer los derechos de sus empleados y no cumplir con sus obligaciones como empleador. VISA es una empresa importante, internacional y poderosa. Maria Lujan es una joven trabajadora que va ser madre. Pero está dispuesta a luchar por sus derechos. Y Lujan no está sola, la defienden sus compañeros y los delegados gremiales de su sindicato. Reclaman algo elemental: que una mujer trabajadora pueda ser madre sin perder su empleo, que la empresa cumpla con sus obligaciones legales, y que se regularice la situación de precariedad y flexibilización contractual que padecen más de 60 empleados de VISA que cumplen tareas habituales y permanentes pero que figuran en forma fraudulenta como trabajadores eventuales”.

A continuación reproducimos el texto que los trabajadores distribuyeron para ser enviado al Ministerio de Trabajo y al Consejo Nacional de la Mujer, con copia al sindicato.

Buenos Aires, julio de 2005

Sr. Presidente de VISA ARGENTINA

Sr. Luis Schvimer

Repudiamos la actitud de la empresa VISA ARGENTINA. de despedir a la trabajadora María Luján Briasco, quien fuera desafectada de la empresa que Ud. preside, al momento de solicitar medico por encontrarse embarazada.

Reclamamos que todos los trabajadores de la empresa que realizan tareas habituales y permanentes dispongan de los derechos laborales que la ley les otorga y así de esta forma poder revertir la situación de fraude laboral que VISA ARGENTINA implementa.

Por lo que solicitamos la inmediata reincorporación de María Luján Briasco y el pasaje a planta permanente de todo el personal contratado.

Direcciones para enviar la carta:

Sindicato: sindicalvisa@yahoo.com.ar

Ministerio de trabajo: comisiontripartita@trabajo.gov.ar

Consejo Nacional de la Mujer: cnm@cnm.gov.ar

Más sobre el Taller de Estudios Laborales (TEL):

www.tel.org.ar



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba