27/06/2005

Felipe Solá: responsable político de la Masacre de Avellaneda

Felipe Solá atestiguará ante el Tribunal de Lomas de Zamora el 11 de julio.

2002/2005: GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES


INTRODUCCION

El 17 de mayo comenzó el juicio oral y público por la Masacre de Avellaneda. En él sólo están siendo procesados un puñado de los autores materiales de la represión. Pese a la promesa de Kirchner de “investigar hasta las últimas consecuencias”, los responsables políticos y autores intelectuales; Eduardo Duhalde, Juan José Álvarez, Felipe Solá, Alfredo Atanasof, Carlos Soria, Oscar Rodríguez, Luis Genoud y Jorge Vanossi, entre otros, no están siendo investigados y actualmente cumplen funciones en el gobierno nacional y provincial. Algunos de ellos serán citados a declarar, pero sólo en calidad de testigos y no de imputados. Felipe Solá atestiguará ante el Tribunal de Lomas de Zamora el 11 de julio.

Con el fin de denunciar quiénes son y por qué son responsables de los asesinatos de Darío y Maxi y de los 33 heridos con balas de plomo, con el fin de evidenciar qué cargos ocupan hoy, cubiertos de total impunidad, aquí van sus prontuarios:


¿CUÁL ES SU RESPONSABILIDAD EN LA MASACRE DE AVELLANEDA?

26/6/02: Gobernador de la Provincia de Buenos Aires

AVALA Y FELICITA PUBLICAMENTE AL COMISARIO FANCHIOTTI, QUIEN ERA EN ULTIMA INSTANCIA FUNCIONARIO DEL GOBIERNO PROVINCIAL QUE ÉL CONDUCÍA.

LA PREVIA AL 26

El 18 de junio de 2002 el gobernador Felipe Solá y el presidente Duhalde mantuvieron un encuentro en el que, según afirmaron voceros presidenciales, decidieron la realización de una futura reunión con representantes de las policías Federal y Bonaerense. Esta reunión era el producto de las preocupaciones que Solá había trasmitido en relación a los refuerzos de los controles policiales en la Capital. El gobernador consideraba que esta decisión convertía a su provincia en un “paraíso de inseguridad” en la medida que sólo beneficiaba al distrito federal. Duhalde respondió a ese temor proponiéndole incorporarse al esquema de unificación de las fuerzas de seguridad impulsado desde hacía tiempo por el Ministro de Seguridad Juan José Alvarez.

Finalmente la propuesta del accionar conjunto adquirió forma al producirse el acuerdo de integrar a la Policía Bonaerense en el esquema de coordinación de las fuerzas federales de seguridad, acuerdo en el que participó también el Ministro del Interior Matzkin. De este modo, quedaron sentadas las condiciones para el primer operativo ejecutado por las cuatro fuerzas represivas una semana después, el miércoles 26 de junio.

DÍAS POSTERIORES AL 26

En los primeros momentos después de la Masacre, Solá felicitó y avaló públicamente el accionar del comisario Fanchiotti, quien era en última instancia funcionario del gobierno provincial que él conducía. Tal como lo declaró el ex Cabo Acosta el 31 de mayo de este año en el contexto del juicio por la Masacre, Solá no sólo había felicitado al ex Comisario sino que incluso le había prometido “tramitar su pase a otra dependencia” para que “no quedara expuesto” después de los crímenes. Fanchiotti ya había hablado de las felicitaciones del gobernador aquella misma tarde del 26 de junio, aunque no había hecho referencia al ofrecimiento de traslado.

Pero una vez aparecidas las fotografías Felipe Solá debió cambiar su discurso. Se paseó entonces por los programas de TV y atendió los llamados de todas las radios reforzando la teoría que señalaba a Fanchiotti como un “psicópata, un demente”. El gobernador fue así uno más entre los funcionarios que aseguraron que las muertes respondían a una supuesta interna de los propios piqueteros para luego desdecirse y pretender minimizar los hechos reduciéndolos a la responsabilidad de un policía enloquecido.

¿QUIÉN ES FELIPE SOLÁ?

Hoy, como entonces, ocupa el cargo de gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Empezó a militar a los 18 años en la Juventud Peronista “Lealtad”

Durante el gobierno de Cámpora fue secretario privado del vicecanciller Jorge Vázquez.

Trabajó en la revista Unidos con Chacho Alvarez y se vinculó al cafierismo – en el marco de la “renovación peronista”- asesorando al fallecido vicegobernador Luis Macaya.

En el 1989, bajo el menemismo, asumió como secretario de Agricultura y Pesca de la Nación.

En 1991, renunció a su cargo y estuvo dos años en el Congreso de la Nación como diputado nacional, para luego regresar a su función anterior en 1993

En 1998, blanqueó su intención de ser gobernador. Se encontraba encabezando un “espacio crítico” dentro del duhaldismo llamado “Nuevo Espacio Peronista”.

En el 2001, a partir de un acuerdo con Duhalde fue electo vicegobernador de Carlos Ruckauf en la provincia de Buenos Aires.

El 3 de enero de 2002, cuando Ruckauf pasó a ocupar el cargo de canciller de la Nación, Felipe Solá lo sucedió como gobernador de la provincia de Buenos Aires. Al asumir expresó que era “inaceptable un estado que oculte la ineficiencia, el malgasto y la corrupción” y que encararía su tarea con “disciplina, rigor, respeto y consideración por el prójimo”. “Hay bronca en nuestro pueblo y nadie de la dirigencia puede sentirse excluido de su responsabilidad (…) Estoy dispuesto a escuchar y dialogar con todos los sectores. Vamos a buscar los consensos”, dijo por aquel entonces pretendiendo diferenciarse de su antecesor al rechazar la idea de la mano dura. Al igual que Juan José Álvarez, Solá esgrimía una imagen legalista y garantista ante el conflicto social aparentemente opuesta a los “halcones” del PJ dispuestos a reprimirlo. Sin embargo, cinco meses después de estas declaraciones, Solá participaba de la coordinación del operativo represivo que culminaría con las muertes de Darío y Maxi y felicitaba públicamente al comisario Fanchiotti por su accionar. Hoy continúa en el mismo cargo.


Este trabajo forma parte de la campaña de difusión por el esclarecimiento de la Masacre en el Puente Pueyrredón del 26 de Junio de 2002. Constituye una síntesis de la investigación del MTD Anibal Verón “Dario y Maxi Dignidad Piquetero” elaborada por los colectivos Argentina Arde, Prensa de Frente y Agencia de Noticias RedAcción (www.AnRed.org), ampliada y actualizada según el caso con otras fuentes periodísticas.

Esta información puede ser ampliada consultando el Prólogo a la Segunda Edición de Darío y Maxi, Dignidad Piquetera en Sección Los Hechos (www.masacredeavellaneda.org/index.php ?blog=3). Para obtener datos sobre el proceso judicial consultar la página del Diario del Juicio (www.masacredeavellaneda.org).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba