22/09/2009

Represión a manifestantes en Tegucigalpa

fotorepresion_p.jpgLa policía y fuerza militar hondureña, a las órdenes de la dictadura, inició este martes en la mañana acciones represivas contra cientos de personas que se mantienen alrededor de la embajada brasileña en Tegucigalpa, donde se encuentra el presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, luego de su regresó este lunes de manera sorpresiva. Por Telesur





Así lo informó la corresponsal de teleSUR Adriana Sívori, quien detalló que las Fuerzas Militares se desplegaron en los alrededores de la sede diplomática para desalojar la zona. El toque de queda fue extendido hasta las 6:00 de la tarde.
3-212.jpg
En su tercer intento de retorno al país centroamericano, el mandatario constitucional, desde la sede diplomática, manifestó ayer que “mi retorno es prácticamente un asunto de conciencia, obligado y, además, con suma responsabilidad pacífica, que es lo que siempre nos ha caracterizado” , aseguró.
2-227.jpg
Zelaya fue sacado a la fuerza de su territorio por militares el 28 de junio de este año, lo que trajo como consecuencia la instalación ilegítima del ex presidente del Congreso hondureño, Roberto Michelleti en la presidencia de Honduras.

Sin embargo, el pueblo y la comunidad internacional han manifestado su irrestricto rechazo a este régimen y han solicitado el retorno inmediato al poder de Zelaya.
1-245.jpg
Para escuchar situación actual: http://resistenciamorazan.blogspot.com



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba