19/09/2009

“La causa López es un monumento al encubrimiento y la impunidad”

tapados-2.jpg Cientos de manifestantes de diversas organizaciones de derechos humanos, sociales, sindicales, políticas y estudiantiles marcharon en la ciudad de La Plata para “exigir al gobierno nacional y provincial la inmediata aparición con vida del compañero y el juicio y castigo a los culpables de su nueva desaparición”. Fotos y video: ANRed


En La Plata, convocada por Justicia Ya! y la Coordinadora de Lucha por Julio López, se realizó ayer la movilización al cumplirse tres años de la desaparición forzada del testigo del caso Etchecolatz.
1-242.jpg
4-193.jpg

La concentración fue tomando forma en la Plaza Moreno y a pesar de la lluvia centenares de manifestantes partieron pasadas las 18.30 hacia el edificio de la Gobernación.

8-130.jpg
13_.jpg
25-6.jpg

Video de la marcha:

Al llegar allí, antes de que Nilda Eloy leyera el documento que elaboraron las organizaciones, un trabajador de Kraft-Terrabusi tomó la palabra para exigir la aparición con vida de Julio López y también relatar la lucha que vienen llevando a cabo los y las trabajadores/as despedidos por la empresa multinacional.

24-7.jpg

27-5.jpg

Reproducimos fragmentos del documento leído frente a la Gobernación en La Plata

Tres años de la desaparición de Jorge Julio López

Tres años de encubrimiento

Tres años de impunidad

A tres años del secuestro y desaparición forzada de Jorge Julio López nuevamente como en el primer día volvemos por estas calles a esta misma plaza para exigir al gobierno nacional y provincial la inmediata aparición con vida del compañero y el juicio y castigo a los culpables de su nueva desaparición.

Con gusto, con orgullo, repetimos una vez más todo lo que sabemos de Julio. No nos cuesta recordar qué hacía, en qué andaba, con quiénes. Porque, paradójicamente, su ausencia significa, al menos para nosotros, una presencia permanente.

Jorge Julio López sufre la impunidad de ayer y la de hoy

Quienes lo torturaron en Arana en 1976 caminan libres por las calles, libres e intocados por la justicia casi todos y excarcelados por la Cámara de Casación Penal los pocos, muy pocos, que alguna vez fueron procesados. Quienes lo secuestraron y desaparecieron hace tres años siguen amparados por la impunidad y el encubrimiento.

Julio López fue un militante, un luchador de los 70. Julio sufrió durante más de 20 años lo mismo que muchos, muchísimos sobrevivientes: el silencio obligado por oídos que se negaban a escuchar. Julio a sus setenta y pico volvió a ser un militante un luchador, le dijo basta al mutismo y decidió enfrentar a sus torturadores. Y lo hizo buceando en su memoria, recuperando su historia al compartirla con otros sobrevivientes, recorriendo con ellos metro a metro cada lugar de detención, hora a hora cada día de cautiverio. Lo hizo conectándose con las familias de sus compañeros de prisión, participando de actos por la justicia y también, denunciando a sus verdugos ante los estrados judiciales.
3-211.jpg
La causa López es un monumento al encubrimiento y la impunidad

Monumento en el que los jueces responsables de la misma, Dres. Corazza y Blanco pusieron sus mejores esfuerzos junto a los gobiernos provincial y nacional. Ellos saben desde el primer día que a Julio lo secuestró la policía y aceptaron, acordaron, que los autores quedaron impunes a cambio de la “gobernabilidad de la bonaerense”.

Decíamos hace 6 meses: luchamos tres meses para que la justicia reconociera que se trataba de un secuestro. Un año para que la Procuración designara personal para la causa. Un año y medio para apartar a la Policía Bonaerense de la investigación. Dos años para que el expediente pase a una Secretaría especial para delitos de lesa humanidad y que, por fin algún funcionario judicial lea la causa completa y siga las líneas de investigación que involucran a miembros de fuerzas de seguridad y militares. Entonces, cuando por primera vez se apuntaba al círculo de instigadores, ideólogos y ejecutores, el juez Corazza se excusa de seguir actuando, Blanco, el nuevo juez, aparta a la Secretaría especial y otra vez la causa vuelve a quedar paralizada y errante entre los intrincados intereses judiciales, el silencio y la pasividad palpables del Poder Ejecutivo y la indiferencia ostensible del Legislativo.

Hoy agregamos: la causa siguió paralizada durante 6 meses más y la Cámara de Casación acaba de ordenar que continúe con la investigación el fiscal Franco, que ya dijo que no quiere hacerlo.

29-4.jpg
Y nosotros, como venimos haciendo desde hade 3 años, seguimos marchando, luchando, denunciando, exigiendo SU APARICION CON VIDA Y EL JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS RESPONSABLES

En estos años el colectivo Justicia Ya ha presentado centenares de escritos y reclamos al Poder Judicial y desde la Multisectorial de La Plata, Berisso y Ensenada junto a otros nucleamientos realizamos más de 40 marchas y todos hemos recibido por única respuesta por parte de este gobierno, que se dice de los derechos humanos, el silencio de la impunidad, el silencio de la complicidad.

Hoy somos miles los que nso movilizamos en distintos puntos del país. En este mismo momento los compañeros del Encuentro Memoria Verdad y Justicia marcharon desde Plaza Congreso y llegaron a Plaza de Mayo con la misma exigencia. En el exterior, en Roma, Barcelona y otras ciudades también hay actos enarbolando este reclamo.

La impunidad de ayer y hoy garantiza la impunidad de mañana

30-3.jpgSeguimos exigiendo juicios a todos los genocidas por Centro Clandestino de Detención. Siguen respondiendo con juicios a cuentagotas y a unos pocos por sólo algunos compañeros. Como en Tucumán, donde la justicia kirchnerista de Alperovich “condena” al genocida Bussi a vivir en un country.

En Mar del Plata los jueces platenses Esmoris y Jarazo absolvieron al Coronel Duret y condenaron a Mansilla a prisión domiciliaria. Para hacerlo DESESTIMARON el testimonio de los familiares del desaparecido Labollita y de los sobrevivientes, dejando en claro que empieza a conformarse una especie de “obediencia debida judicial” donde sólo se condene a los altos mandos militares.

En Campo de Mayo, se produjo el primer juicio, por UN SOLO caso, el del Negrito Avellaneda. Más de 5000 compañeros pasaron por ese centro clandestino. Durante tres meses y como precio para lograr un puñado de condenas, los sobrevivientes y familiares tuvieron que soportar interrogatorios feroces y un maltrato constante por parte de los jueces, que mereció una denuncia en el Consejo de la Magistratura.

No se abrió ni un solo archivo de la represión de la dictadura genocida. En nuestra ciudad intentan llevar a juicio a lo que ellos llaman la comisaria 5º sólo son nueve represores de los 142 que actuaron en ese CCD y por 60 compañeros de los cientos que han pasado por allí.

El Destacamento de Arana, se convirtió en diciembre de 2008 en el primer Centro Clandestino de Detención del país donde se hallaron restos óseos de detenidos desaparecidos. Sin embargo no se tomó ninguna medida para retirar a la fuerza policial del lugar. Arana fue el primer Centro de Detención donde Jorge Julio López permaneció secuestrado. Su testimonio, entre otros, permitió la identificación de las fosas comunes que se han hallado. El juez Corazza, que también en ese momento era responsable de la investigación de la desaparición del compañero, lo suprime de esta causa haciéndolo desaparecer nuevamente.

Con la lucha expresada en cada una de nuestras movilizaciones y fundamentada jurídica y políticamente en cientos de escritos desde Justicia Ya logramos la unificación de las causas que investigan los hechos sucedidos en los CCD Brigada de Investigaciones y de Arana. Tal unificación permitirá avanzar en un persistente reclamo de los organismos, sobre la necesidad del juzgamiento unificado del denominado Circuito Camps, conformado por más de 30 centros clandestinos en la provincia de Buenos Aires.

Compañeros:

Con la entereza y decisión con la que López señaló a los genocidas nos encontramos nuevamente en las calles enarbolando las mismas banderas que sostuvieron Darío, Maxi, Fuentealba, Víctor Choque, Teresa Rodríguez y tantos otros, las mismas por las que lucharon los 30.000 detenidos desaparecidos, banderas que por ellos guiados más tarde o más temprano llevaremos a la victoria.

APARICION CON VIDA YA DE JORGE JULIO LOPEZ

APARICION CON VIDA YA DE LUCIANO ARRUGA

JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES DE SU SECUESTRO Y DESAPARICION

JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS GENOCIDAS POR TODOS LOS COMPAÑEROS

JUICIO POR CENTRO CLANDESTINO DE DETENCION

RESTITUCION DE LA IDENTIDAD A LOS MAS DE 400 NIÑOS, HOY JOVENES, APROPIADOS DURANTE LA DICTADURA

INMEDIATO DESMANTELAMIENTO DEL APARATO REPRESIVO
DESPROCESAMIENTO O AMNISTIA A TODOS LOS LUCHADORES POPULARES

LIBERTAD INMEDIATA A TODOS LOS PRESOS POLITICOS

NO A LAS LEYES ANTITERRORISTAS

NINGUN PIBE NACE PARA CHORRO BASTA DE GATILLO FACIL
NO A LA BAJA DE EDAD DE IMPUTABILIDAD

JUSTICIA POR SANDRA AYALA GAMBOA. NI UN FEMICIDIO MÁS

QUE LA CRISIS NO LA PAGUE EL PUEBLO
SALARIO MINIMO IGUAL A CANASTA FAMILIAR

REINCORPORACION DE LOS TRABAJADORES DE TERRABUSI. NO A LA MILITARIZACION DE LA FÁBRICA

ABAJO EL GOLPE EN HONDURAS

FUERA YANKIS DE AMERICA LATINA

FUERA INGLESE S DE NUESTRAS MALVINAS

30.000 COMPAÑEROS DETENIDOS DESAPARECIDOS ¡¡PRESENTES!!
¡¡AHORA Y SIEMPRE!!

Documento a 3 años de la desaparicion de Lopez

Más información:

article3152

article3156

Fotoinformes

article3153

article3158



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba