09/06/2005

Boletín Nº 6 RedAcción Capital-Norte

Junio de 2005

Sumario:
1. Domingo Montanaro, encargado de judicializar a sectores populares, no habría aprobado un reciente exámen psíquico. El Consejo de la Magistratura debate qué hacer.
2. Los vecinos de Barrio Obrero de Villa Lugano continúan en lucha por una vivienda digna.
3. Los Compadres del Horizonte.
4. La situación de los trabajadores de Radio Nacional
5. Nuevos conflictos sindicales

redaccioncap@yahoo.com.ar



1. Un juez no apto para velar por la justicia

Domingo Montanaro, encargado de judicializar a sectores populares, no habría aprobado un reciente exámen psíquico. Es cuestionado por su accionar violento y represivo en todos los casos de desalojo. El Consejo de la Magistratura debate qué hacer.

El juez en lo Correccional Domingo Montanaro, quien procesó a 67 militantes populares (de los cuales 5 están presos y 7 con orden de captura), sería “no-apto” para ejercer sus funciones, según un examen psicológico que encargó el Consejo de la Magistratura en mayo de este año. Miembros de distintas organizaciones, quienes fueron desalojados en el transcurso de este año, exigen la destitución de su cargo.

Fuentes judiciales afirmaron a ANRed que de las cuatro categorías existentes en el examen (apto 1, apto 2, apto 3 y no apto), Montanaro no alcanzaría la mínima como para ejercer sus funciones. Este juez es célebre entre los militantes populares de la Capital Federal por los desalojos, procesos y encarcelamientos sufridos por su accionar.

Montanaro ejerce como juez subrogante, esto quiere decir que ha sido elevado a juez directamente por la Cámara de Apelaciones de la Capital Federal y llegó a cubrir ese puesto por el simple hecho de ocupar una secretaría en otro juzgado.

El tema de los exámenes a los jueces cobró relevancia en el mes de mayo, a partir de que el Consejo de la Magistratura comenzó a discutir el problema. Curiosamente el 12 de mayo en el diario Página/12 se afirma que “también se discutirá si [el examen] abarca a los que están subrogando un cargo de juez, quienes en caso de ser calificados como “No aptos”, podrían ser relevados de sus funciones”. Sin embargo el Consejo de la Magistratura no reveló nombres de jueces que dieran con los perfiles de lo que se discutía.

Un antecedente que marca el talante de Montanaro es lo sucedido en el concurso del juzgado federal número 2 de Santa Fé. Según lo publicado por el sitio web www.diariojudicial.com el 23 de Agosto de 2000, “el aspirante Domingo Montanaro, quien había resultado primero en la selección de candidatos a jueces, fue excluido de la terna. (…) Los consejeros argumentaron que Montanaro, no reúne los requisitos para la selección, como la personalidad, marcado dogmatismo conceptuales y además, lo que sería de mayor gravedad, es que ‘se mostró favorable a la pena de muerte en delitos cometidos contra el Estado'”.

Según fuentes judiciales, Montanaro “habría ganado más de seis concursos. Pero a la hora de comparecer ante un tribunal fue siempre excluído por su posición favorable a la pena de muerte”. El nuevo dato que se agrega a su figura es el resultado del examen psíquico que lo daría como “no apto”. Los militantes del centro comunitario La Alameda o del Movimiento Territorial de Liberación, procesados, perseguidos o encarcelados por este juez, esperan una decisión del Consejo de la Magistratura.

Qué estuvo haciendo Montanaro
A mediados de diciembre del 2004 asumió como juez subrogante Domingo Montanaro, conocido por su defensa de la aplicación de la pena de muerte y de posiciones ideológicas cercanas a Ricardo Lopez Murphy. La criminalización de la protesta y los múltiples desalojos se han incrementado en las causas en las que el magistrado intervino, por lo que ha recibido numerosas denuncias por parte de distintas organizaciones sociales, víctimas de su política. Actualmente, continúa en su cargo, con aspiraciones al cargo de juez titular.

A principio de este año, el magistrado ordenó el desalojo violento del inmueble situado en la calle Salta 661, ocupado por familias en situación de emergencia habitacional, en su mayoría, miembros del Movimiento Territorial de Liberación (MTL). En esa oportunidad procesó a 21 personas y dispuso la prisión preventiva a cinco, entre ellos, la madre de un bebé con VIH. El edificio perteneció a la Fundación de Genética, en quiebra desde el 2000. Las familias que en el mes de marzo sufrieron el desalojo fueron acusadas de haber roto la faja de clausura impuesta por aquel entonces.

Tras analizar las pruebas, la Sala IV de la Cámara del Crimen revocó el fallo al considerar que no estaba probado que los actuales ocupantes hayan sido quienes rompieron dicha faja. De este modo, agregó la Cámara que “la acusación pierde sustento ya que el ingreso de las familias imputadas se efectuó en distintos momentos”.

En un período cercano, 26 familias pertenecientes al MTL, fueron reprimidas por la policía Federal y desalojadas del edificio ubicado en la calle Viamonte 2424, bajo las órdenes del Magistrado. Quedaron detenidas en la Comisaría nº 7 un grupo de 21 personas (9 mujeres y 12 hombres).

Según miembros del Movimiento “el depósito convertido en viviendas solidarias tiene trámites de permiso iniciados en el Instituto de la Vivienda del GCBA, además de estar inscriptos en el programa de Emergencia Habitacional del Gobierno de la Ciudad”.

Otro caso significativo fue el desalojo que tuvo que resistir el Centro Comunitario La Alameda, donde funciona un comedor comunitario y distintos emprendimientos productivos. En el mes de febrero, un numeroso operativo policial sitió el lugar y realizó amenazas a las distintas familias que se encontraban presentes. En aquella oportunidad, distintos miembros de la cooperativa fueron procesados. Entre ellos se encontraba Gustavo Vera, presidente de la cooperativa 20 de diciembre, quien señaló que “la actitud absolutamente fascista del Juez Montanaro, está tratando de agravar los procesamientos de distintos miembros de la cooperativa, además del hostigamiento constante con los patrulleros de la comisaría nº 40 sobre los miembros del comedor”. Días antes, miembros del movimiento junto a otras organizaciones sociales realizaron una protesta en reclamo de la firma de la ley de expropiación, iniciada a mediados del 2004, y frenada días después por el actual Jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra. Con la asunción del juez subrogante, la resolución de la ley fue retrasada, a pesar de que en la Legislatura porteña avanza un proyecto de expropiación de ese local, firmada por más de 25 legisladores en el mes de marzo de este año.

En otra oportunidad, a fines de diciembre del 2004, el deportista ciego Claudio Franzotti, integrante de los planteles de ACE (Asociación Ciegos de Escobar), fue acusado por el Juez Montanaro de usurpar una vivienda ubicada en la calle Griveo 3623, de la Capital Federal. Distintos efectivos policiales allanaron el lugar, donde también se encontraba se encontraba su mujer y sus cuatro hijos.

Domingo Latela, presidente de la Asociación Comerciantes Descapacitados, en carácter de asesor de Franzotti, aseguró: “Claudio fue engañado por las mafias que lucran con contratos de viviendas truchos; en su momento lo hicieron firmar uno apócrifo, y nunca pudo pagar alquiler”. Como consecuencia del desalojo, Franzotti y su familia quedaron en la calle. El Gobierno ofreció como medida conciliatoria la suma mínima de 100 pesos para cubrir gastos habitacionales.

A la fecha el magistrado continúa en su cargo.


2. Toma de terrenos en Piedrabuena y Castañares

Los vecinos de Barrio Obrero de Villa Lugano continúan en lucha por una vivienda digna

Ya consiguieron la colocación de medidores de luz y están en vísperas de obtener agua corriente para el asentamiento. Esto fue posible tras ganar un plan de lucha conjunto con vecinos de Barrio Bermejo( Lugano)y de la Autopista 7(A.U.7)de Villa Soldati. Ahora, por intermedio del Organismo Nacional de Bienes del Estado (ONABE) -propietario de las tierras- llegaron a un acuerdo con Corporación Buenos Aires Sur (CBAS), que se comprometió al traslado y mejoramiento de sus viviendas.

Los habitantes de Barrio Obrero siguen dando pelea por la solución definitiva de sus problemas de vivienda. Luego de varios acercamientos de diálogo con el ONABE,
pudieron finalmente acceder a un principio de acuerdo para la reubicación de sus casas.

El ONABE -según informaron fuentes cercanas al organismo- dispuso la entrega de la totalidad de las tierras a la Corporación Buenos Aires Sur con la condición de compartir los terrenos con las 35 familias asentadas. La Corporación, que piensa invertir 400.000 dólares para la construcción de un polideportivo, deberá acondicionar el nuevo lugar que les corresponderá a las familias, muy cercano al lote de casillas donde se encuentran actualmente.

Por otra parte, CBAS exigió la realización de un censo habitacional con el propósito de que el asentamiento no se extienda en cantidad de familias. Los vecinos accedieron y pidieron contratar a un agrimensor para demarcar el espacio cedido dentro del terreno y
subdividirlo en 35 lotes de 6 metros por 12 y medio. Además, presentaron a CBAS un plano con el tipo de vivienda que pretenden construir en el nuevo lugar, el cuál tiene 30 metros de frente por 106 de fondo con entrada por Avenida Castañares.

En busca del reconocimiento
Barrio Obrero, Bermejo y la A.U. 7 no son reconocidos como “barrios” por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por lo tanto, en las últimas semanas, llevaron adelante varias medidas de lucha para lograr, por lo menos, parte del reconocimiento. Así fue como obtuvieron mediante la toma de la empresa Edesur el 19 de abril la colocación de medidores de luz para los asentamientos.
El 5 de mayo, luego de un corte en general Paz y Castañares, exigieron la pronta instalación de cañerías para la circulación de agua corriente, por lo que el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) debió comprometerse a llevar adelante las obras
correspondientes.
Para contactarse “Mapuche” 15-4165-7542


3. Los Compadres del Horizonte

Este texto fue elaborado por los integrantes de la Casa de la Cultura “Los Compadres del Horizonte”.

“Hace dos años, el primer piso de una antigua fábrica textil era una zona de refugio para roedores y fantasmas. Había nomás el puñado de sueños de unos cuantos que, con ganas de empezar siguiendo o seguir empezando un camino de lucha y esperanza, decidimos abrir La Casa de la Cultura “Los Compadres del Horizonte”. Jamás imaginamos que se concretarían los sueños de forma tan rápida.

Desde nuestra experiencia, los Compadres del Horizonte defendemos la idea de que tenemos que seguir manteniendo y creando nuevos espacios de resistencia al pensamiento neoliberal, seguir construyendo propuestas alternativas contra el sistema de dominación que impulsa una única forma de pensar, de consumir, de comer, de vestir: la cultura del capitalismo, el individualismo, el sálvese quien pueda y la falta de ética.

En el Espacio Cultural de los Niños Juanito Laguna, la apropiación, la construcción de los espacios se torna una cuestión de orgullo al ver que más de 30 niñas y niños convierten todas las tardes la juegoteca, el salón y la biblioteca en lugar de disfrute y encuentro.

La tarea de Apoyo Escolar, entendida como parte de las actividades de educación popular, está dirigida a niños y adolescentes insertos en el sistema educativo, entendiendo que hacer la tarea para la escuela es una ínfima parte del trabajo. Somos conscientes de que el rol del educador popular no puede ser bajo ningún concepto el de mano de obra gratuita de un Estado con instituciones caducas y políticas antipopulares. Pero somos más conscientes aún que lo que no aprendan nuestros hijos perjudicará a los destinos futuros de nuestra patria, Cuanto mayor educación y cultura estén en las manos de nuestro pueblo, más preparados estaremos para doblar el curso de la historia a favor de los desposeídos y olvidados.

También forman parte central del proyecto los talleres de Percusión, Dibujo y Pintura, Tai Chi, Teatro, Yoga, Escritura, Tango, Cultura e Idioma Guaraní, Guitarra y Coro. Todos son gratuitos o con un mínimo arancel, destinado a pagar los costos de los materiales. La Casa también es un lugar destinado a albergar la expresión de artistas populares, a través de presentaciones, peñas y recitales. Nuestros proyectos, debates y opiniones se condensan en Hilando Sueños, nuestra revista, un medio de comunicación colectivo, abierto a los aportes de diversos compañeros.

Por otra parte, seguimos impulsando los encuentros con organizaciones populares mediante convocatorias para debatir sobre temas específicos, como “cultura” (previsto para el 18/06).

La Casa de la Cultura los Compadres del Horizonte se sostiene con el aporte solidario de todos los compañeros y las actividades destinadas a recaudar fondos. No dependemos de ninguna otra razón que nuestra propia voluntad y nuestro esfuerzo. Convocamos a gente con pilas para colaborar en el merendero, el apoyo escolar, los talleres para niños, la biblioteca o la revista”.
Contacto: compadresdelhorizonte@yahoo.com.ar – Combate de los Pozos 1986, Capital Federal.


4. La situación de los trabajadores de Radio Nacional

En el mes de febrero se elevó al Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP) un reclamo salarial para todo el personal de la emisora, que atendiera el congelamiento de 14 años sin modificación de los sueldos y el pase a remunerativo de rubro productividad.

El mes de marzo se convirtió en el mes ‘clave’ para Radio Nacional. La falta de respuesta empresaria originó el inicio de un plan de acción, en cuyo marco una masiva asamblea resolvió un paro de 24 horas el 9 de marzo que paralizó la radio en todo el país, producto de un acatamiento total por parte del conjunto de los trabajadores. La denuncia pública de la situación, el corte de la calle donde se encuentra la radio, las batucadas y la negativa de aceptar la conciliación obligatoria obligó a que los representantes del SNMP modificaran su propuesta inicial.

“Nosotros pedimos, al igual que todas las organizaciones, un mínimo igual a la canasta básica total (“¦) El año pasado los compañeros que eran contratados pasaron a otra forma de contrato que es la ley de contrato de trabajo pero siguen sin estar todavía bajo el convenio colectivo de trabajo que rige en este organismo” contó Cecilia Bari, delegada de la asociación jerárquico de la secretaria de estado de comunicaciones (AJEPROC). La lucha organizada expresó un proceso de unidad entre los trabajadores de las distintas actividades que componen la emisora, inédito en su larga historia.

Sin embargo un hecho increíble es que en la representación gremial no se observa la ‘unión’ de trabajadores. Como parte de la disputa del poder existen hoy en Radio Nacional varios gremios. Estos son: La sociedad Argentina de locutores(SAL), la federación de obreros y empleados de correos privados(FOECOP), la asociación argentina de trabajadores de comunicaciones(AATRAC), la federación de obreros y empleados de correos y telecomunicaciones(FOESyT), la unión de trabajadores de prensa(UTPBA) y AJEPROC. Se podría sumar también a la federación argentina de trabajadores de prensa (FATPREN) y a la asociación de trabajadores del estado (ATE).

El acuerdo firmado el 31 de marzo estableció una bonificación de $1200 a pagar en dos veces (abril y mayo) y un aumento remunerativo y bonificable de $245 (a partir de junio), que implica aumentos que van desde el 30 al 100 por ciento para los trabajadores. Estas cifras redundan en un sueldo promedio de entre 900 y 1100 pesos, lo que los ubica en la media o apenas por encima de lo que se percibe en los medios privados. La mejora contempla una gratificación por única vez de mil doscientos pesos, de carácter no remunerativo, a abonarse en dos cuotas de seiscientos pesos cada una, junto con los haberes de abril y mayo. A partir del 1 de junio los trabajadores tendrán un incremento de 245 pesos para las categorías 4 a 8; 248 pesos para los 3; 270 pesos para la 2 y 322 pesos para la categoría 1. El acuerdo expresa asimismo que el premio por productividad, como los adicionales indicados anteriormente, tendrán carácter remunerativo pero no serán considerados a los fines de cálculos adicionales, cualquiera sea su naturaleza, figurando bajo el concepto “a cuenta de futuros acuerdos paritarios”. Rubros que sí serán considerados a los fines del cálculo del sueldo anual complementario, horas extras y vacaciones. Este proceso continúa y tiene como próximo desafío una inmediata discusión paritaria, donde no sólo se discutirán condiciones de trabajo sino todos aquellos puntos de incidencia salarial. Por lo pronto, hay calma en Nacional pero esta es tan solo una batalla.


5. Nuevos conflictos sindicales

En los últimos 25 años, el 2004 fue el que más protestas sindicales vivió. Si bien no tuvieron la magnitud de los paros nacionales que la CGT encabezara a fines de los ’80 contra el gobierno de Raúl Alfonsín, dan clara muestra de que estamos frente a un gran cambio. Los conflictos en las empresas Metrovías, Lafsa, Telefónica, y las luchas de los trabajadores estatales, docentes y hospitalarios, son algunos ejemplos esta nueva coyuntura.

Desde noviembre del año pasado, trabajadores de distintas ramas de la producción comenzaron a organizarse. Los nuevos conflictos muestran que ya no se trata de sufrir la jornada laboral de forma pasiva y aislada, sino de tomar conciencia de la posibilidad de reclamar lo que es justo sin intermediarios. Las comisiones internas son muestra de esta necesidad de participación directa.

“En el Hospital todo lo decidimos en asamblea, como hacen en el subte. Estamos convencidos de que el único método es el de la democracia directa”, decía Eduardo García, enfermero y delegado de la comisión interna de ATE. Para él, al igual que para la mayoría de los trabajadores que se sumaron al paro del Hospital Gárraham, “el sindicato apoya con la palabra, pero los que ponemos el cuerpo somos nosotros”. Los trabajadores de Metrovías, en cambio, ni siquiera obtuvieron un apoyo simbólico: la UTA no solo se opuso a todas las medidas de lucha, sino que además se encargó de firmar convenios con la empresa a espaldas de los trabajadores. Un papel similar cumplió la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), que firmó un acuerdo para que los empleados pasaran de la empresa Lafsa a Lan, argumentando que la venta “ya era un hecho consumado”. Para Luciana Casal, delegada de los trabajadores, “tenemos que luchar contra APA de la misma manera que peleamos contra la patronal, porque en definitiva unos y otros son la misma cosa”.

Según el Taller de Estudios Laborales (TEL), uno de los puntos centrales de las nuevas luchas es el fortalecimiento de la participación de la base. Tanto los trabajadores de Lafsa como los del Hospital Gárraham llevaban adelante plenarios en los que todos los participantes decidían y llevaban adelante las acciones. Con el mismo método, los trabajadores del subte y telefónicos realizaban asambleas en donde- con la lógica de una persona, un voto- las mayorías, y no los dirigentes, eran quienes decidían las medidas a seguir y el tipo de negociación que se llevaría a cabo con las empresas.

Las nuevas luchas son todavía un embrión dentro del escenario más general de los trabajadores. Su fuerza no surge de la adhesión masiva sino de la articulación y del aprendizaje mutuo. Así, la experiencia de un sector sirve de insumo para otros trabajadores que empiezan a organizarse. Se trata de focos de reactivación política del sector más duramente silenciado por la imposición de un modelo económico y social regresivo. La tarea más decisiva, sin embargo, sigue siendo la recuperación de los sindicatos.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba