12/08/2009

Infantería de la Policía Federal desalojó el Centro Cultural Almagro

represion-almagro-tv-2.jpg En la mañana del miércoles, personal de Infantería de la Policía Federal desalojó el Centro Cultural Almagro y realizó una “cacería” de los manifestantes que se encontraban en la zona, con el saldo de 13 detenidos y cuatro heridos con balas de goma. Más de 500 personas realizaron una vigilia frente a la Comisaría 9º para exigir la liberación de todas las personas. Finalmente a las 17 hs la policía liberó a los últimos detenidos, 6 militantes que quedaron procesados por varios delitos. El Centro Cultural Almagro es un espacio recuperado por organizaciones sociales donde se realizaban actividades educativas y recreativas.


Luego de la presión ejercida por la movilización en la puerta de la comisaría 9º fueron liberados todos los militantes que aguardaban una “averiguación de antecedentes” y también aquellos que se encuentran encausados.

Cuatro miembros del Centro Cultural están procesados por “usurpación” (tres miembros del MTE y uno del grupo cultural Los Hornos). Deberán declarar este viernes a las 10 hs. en la Unidad Fiscal Sudeste C. (Fiscalia Nº 9).

Además hay dos miembros de la agrupación universitaria BASE (de la Facultad de Económicas, UBA) que fueron procesados por lesiones y resistencia a la autoridad. (A cargo de esta causa está la Fiscalia Nacional Nº2 en lo Correccional y fueron citados para el 2 de septiembre a las 9 hs.).

Los organismos de Derechos Humanos tuvieron que dar una larga pelea para acceder a la lista de detenidos, que la Comisaría Nº 9 se negaba a entregar.

La noche del muro que no fue

Personal de Infantería y más de 50 efectivos policiales, con la presencia de 12 vehículos pertenecientes a la Comisaría Nº 9, rodearon durante la mañana del miércoles el Centro Cultural Almagro, ubicado en Medrano 473, un lugar inaugurado a principios de agosto para realizar actividades culturales y barriales.

Luego de sacar violentamente a las personas que se encontraban en el centro Cultural cerca de las 8 de la mañana, la Infantería comenzó a reprimir con balas de goma y gases lacrimógenos a los manifestantes que se resistían a la clausura del mismo. Las organizaciones presentes denunciaron una “cacería de los compañeros que se encontraban en los alrededores del CCA”.

Una estudiante de la Universidad de Buenos Aires (UBA) declaró a ANRed que “al comienzo hubo un cacheo violento, luego 20 personas salieron del Centro Cultural de manera pacífica y en ese momento los agarraron de manera violenta, con gases lacrimógenos”.

Como saldo del brutal operativo cuatro personas resultaron heridas con balas de goma, dos de ellos son periodistas de radio FM La Tribu.

Además, 13 personas fueron trasladados a la Comisaría 9º entre los que se encuentran vecinos, cartoneros e integrantes del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), del grupo Los Hornos y muchos estudiantes de la UBA que realizan actividades como talleristas en el Centro.

Cerca de las 11 de la mañana los organismos de Derechos Humanos denunciaron que la policía no les permitía el ingreso a la Comisaría Nº 9, ubicada en Billinghurst 471, esquina Corrientes, ni entrega la lista oficial de detenidos. Por la magnitud de la represión las organizaciones solicitaron la presencia de la Defensoría del Pueblo.

Pasado el medio día, 7 de los demorados por averiguación de antecedentes, fueron liberados mientras más de 500 personas realizaban una vigilia frente a la Comisaría. Los otros 6 quedaron detenidos. Cuatro de ellos, integrantes de organizaciones sociales, se encuentran con causas caratuladas como “resistencia a la autoridad” y “usurpación” y serían llevados a la fiscalía Sudeste C a cargo de Walter Lopez. Además otros dos, estudiantes de Ciencias Económicas de la UBA, tienen caratulas de “resistencia y lesiones” y serían llevados al Correcional 8, Seccional 61.

Si bien hay dudas sobre el origen de una supuesta orden judicial para este desalojo, según informaron fuentes policiales, quien dio la orden fue la Fiscalía Contravencional Nº 2 que interviene en el caso. Actualmente, la policía no permite la salida o el ingreso al centro cultural.

Desde las 22 de la noche del martes comenzaron a llegar integrantes de distintas organizaciones y a la hora de la represión había cerca de 25 personas dentro del local y más de 70 en la puerta.

Los vecinos se acercaron al enterarse que un hombre, que se identificó como Francisco Javier Bras Harriot, comenzó a tapiar con ladrillos la entrada de la puerta. Según contaron los integrantes del Centro, le pidieron explicaciones y el hombre respondió que quería clausurar el lugar sin mayores mediaciones. El hombre llegó a levantar un tapial de un metro y medio, aproximadamente.

“Como nosotros no sabemos quien es, igual le explicamos que estamos en el Centro Cultural hace un tiempo, entonces se armó un entredicho y llegó un patrullero”, dijo un integrante del Centro.

Con el paso de las horas comenzaron a arribar más policías hasta que llegó la supuesta orden de desalojo a las 7 de la mañana y se concretó la violenta represión.

Según aseguraron fuentes policiales hasta las 4 de la madrugada la policía no tenía orden de ningún fiscal para realizar el desalojo y se encontraba en el lugar por “procedimiento frente a incidentes”.

El Centro Cultural Almagro es un espacio recuperado por organizaciones sociales que tiene el objetivo de crear un espacio comunitario y colectivo que impulse actividades educativas y recreativas. La intención del Centro es recobrar el espacio para que lo disfruten y utilicen todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires y fue lanzado hace pocas semanas.


ABOGADOS de los detenidos:

 1558830233 Mario Ganora

 1532565269 Gerardo Etcheverry

Los integrantes del centro solicitan a las organizaciones sociales que se acerquen a la comisaría Nº9, en Billinghurst 471, Almagro, o llamen a la misma:

4862-3333 / 4867-5594 /

Prensa de la Policía: 4370-5953

Para comunicarse con el Centro Cultural:

15 6975-4260 (Jerónimo Altshuler)

15-3031-9183 (Sebastián)

Ver comunicado de adhesión:

breve4253



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba