01/06/2005

“A Kirchner se le cayó la careta”

Después de que Kirchner repudió los cortes de calle, envió a la Policía y a la Infantería a levantar un acampe por la baja de 5 mil planes sociales. ANRed entrevistó a uno de los referentes de las organizaciones que acamparon frente a la jefatura porteña, quien denunció que al presidente Kirchner “se le cayó la careta, cuando no puede resolver los problemas sociales, la única herramienta que tiene es la represión”.


A pesar del incremento de personas desocupadas en Capital Federal, las autoridades porteñas anunciaron la baja de 5 mil planes sociales. Ante este anuncio, las organizaciones de desocupados se reunieron con funcionarios del gobierno porteño pero no encontraron respuestas, por lo tanto, tomaron la decisión de acampar por la continuidad de los planes de”Autoempleo”.

El martes 24 de mayo, el presidente Kirchner, en declaraciones a Radio 10, dijo que los cortes “disminuyeron muchísimo” y condenó los reclamos de algunos sectores definiéndolos como “extorsivos”. A su vez argumentó que “cortar calles es quitarles derecho a otros argentinos que también trabajan y también sufren”. Después de estos dichos, el gobierno decidió intervenir directamente contra los cortes de calle.

De esta manera, cuando las carpas fueron instaladas frente a la jefatura el jueves 26, el gobierno decidió rodearlas de efectivos de Policía Federal e Infantería con carros hidrantes, y una fiscal contravencional llegó a ordenar el desalojo. Finalmente, el gobierno accedió al diálogo con un grupo de representantes de cada movimiento y le concedió respuestas evaluadas por los movimientos como satisfactorias, entre ellas la promesa de renovación en el cupo de 1040 planes de Autoempleo y 400 nuevos cupos en planes Nuestra Familia.

De las organizaciones que movilizaron y acamparon frente a la jefatura de gobierno porteño (1000 personas) la mayoría estaba agrupada en el Movimiento Teresa Rodríguez La Dignidad (MTR- LD). Desde ANRed entrevistamos a Rafael, uno de sus dirigentes.

A: ¿Cómo analizás el operativo policial que se armó frente a la Jefatura?

R: Es un montaje de provocación autoritaria, producto de la necesidad de posicionarse electoralmente en los sectores medios de la ciudad de Buenos Aires, de Kirchner e Ibarra en función de una creciente y ya generalizada protesta de diferentes sectores utilizando el método de los piqueteros. Es decir, que la provocación de ayer (por el jueves) es por tiro de elevación a todos aquellos sectores que están peleando y que utilizan el método de cortes de calle, quema de gomas, ocupación de edificios públicos.
El montaje represivo era el mismo que la primera noche que salen los familiares de Cromagnon. Es el mismo sistema que trajo Juan José Álvarez a la Ciudad de Buenos Aires. Es un sistema de saturación de policías en la calle para amedrentamiento.

A: ¿Cómo analizaron los dichos de Kirchner de impedir los cortes de calles y rutas?

R: Es una brabuconada. Se le cayó el doble discurso, se le cayó la careta. Está demostrando lo que verdaderamente es. Lo que tenemos que poner en claro es lo siguiente: cuando el régimen no puede resolver los problemas que plantea la lucha, cuando no puede resolver los problemas sociales, cuando avanza este estado de miseria, la única herramienta que tienen ellos es la represión. Es decir, cuanto menos pueden resolver las cosas, el único camino que le queda al régimen es la represión.

A: ¿Hay alguna relación entre la debilidad de Ibarra tras lo de Cromagnón y el aumento de fuerzas policiales federales en Buenos Aires?

R: Producto de la debilidad del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires absolutamente en minoría en la Legislatura de la Ciudad, sin consenso, nunca ha tenido base social. Pero antes sí tenía armada una lógica clientelar que, poco a poco, se le fue rompiendo y obviamente frente a este escenario lo que plantearon es un alineamiento con el Jefe del Estado Nacional, con Kirchner, que es el que lo está, de alguna forma, sosteniendo en la jefatura del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esto no implica las intentonas por parte de determinados sectores, inclusive la derecha, y por el otro lado, algunos familiares de Ibarra de pedirle a Kirchner que hasta ahora no dijo ni que sí ni que no de una intervención federal. Es decir, aca lo que está en juego es la continuidad de este gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, hasta ahora le sirve la política continuista de Kirchner, pero hay que ver por cuánto tiempo más.

A: ¿Cómo analizas el humor social?

R: El humor social está muy caldeado. La gente efectivamente, cuando va al supermercado ve que las cosas están aumentando, no hay aumento general de salarios, la inflación se ha comido el 60% del salario de la gente, el aumento del trabajo en negro continúa. Paradójicamente y por más que se diga lo contrario, los datos del INDEC demuestran un aumento en la desocupación en particular en Mar del Plata y en la Ciudad de Buenos Aires. El dato según el INDEC, que es un índice que se ajusta a las necesidades políticas del gobierno nacional, esta planteando que hay 20 mil nuevos pibes por debajo de la línea de la pobreza en la Ciudad de Buenos Aires, cuando por el otro lado crece el superávit, crece la concentración de la riqueza en pocas manos. Es decir, el mismo modelo de la década del ’90 está planteado ahora, la diferencia está en el tipo de cambio.

A: ¿En las movilizaciones notan algún cambio de la gente que no participa de los cortes?

R: Cambios hasta un tiempo cercano, no. Creo que hay un proceso que no podemos destrabar de aislamiento de los movimientos piqueteros. Creo que no hay una propuesta clara que esté llegando al conjunto de la sociedad. El movimiento piquetero, si en un tiempo discutió cómo traccionar al resto de los sectores sociales en la Argentina, está más que claro que no ha podido. Varios movimientos han sido cooptados por el gobierno nacional, otros están siendo utilizados por aparatos partidarios. Eso lleva mucha confusión a la gente. Creo que hay cosas que nos tenemos que autocriticar, que fueron impresentables. Algunas en parte, fueron montadas, pero otra parte fueron provocadas, como romper autos cuando no hay que romper autos, y ese tipo de cosas. Pero lo que sí hay es un cambio con relación a los cortes, no es con nosotros, sino con los mismos métodos que utilizamos nosotros porque los están llevando adelante los estudiantes y vecinos. Quizás la gente les banca más esos mismos métodos a ellos que a nosotros. Entonces hay que ver cómo se desarrolla y qué hacemos nosotros para revertir esa situación.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba