28/03/2009

“Todos pueden ser participantes y productores de cultura”

Copia_de_10ma_FLIA.jpg Con más fuerza que en sus orígenes – allá por 2006 – este domingo 29 se realiza la 10° edición de la Feria del Libro Independiente Alternativa (FLIA), un espacio autogestivo donde escritores, revistas, publicaciones, poetas, editoriales y artistas independientes en general entran en contacto y exponen sus proyectos. ANRed dialogó con algunos de sus gestores. “No es posible decir que algo es bueno o malo porque lo edita una editorial reconocida”, señaló Pablo Strucchi, uno de sus organizadores.


Desde sus orígenes, la Feria del Libro Independiente Alternativa (FLIA) tiene lugar en fábricas recuperadas, espacios y centros culturales alternativos. Y marzo de este año no va a ser diferente. Esta vez, la multifacética y convocante feria alojará a sus (hasta ahora) 120 puestos en el estacionamiento recuperado por los estudiantes en la Facultad de Sociales de UBA (Azcuénaga 933, esq. Paraguay), espacio que en los últimos días viene siendo disputado con las autoridades de la UBA.

“No es casual que una feria independiente se realice en esos lugares” – reflexiona Marol Winik , de El Asunto, emprendimiento cultural que participa en la FLIA – “Si bien es un espacio que no explicita una ideología específica ni rígida, sí tiene en el espíritu una idea de abrir espacios, de generar movimiento, del encuentro, de la causalidad y la espontaneidad de lo que surge. Por eso se realiza en fábricas recuperadas y espacios sociales. Porque tanto la gente que realiza la feria como la que actúa en esos espacios se identifican unos con otros, y se genera esa química.”.

F_feria.jpg

La 10° edición de la feria no se corresponde exactamente con 10 años de existencia, como se puede suponer. En realidad, se vienen realizando un promedio de 3 por año.

El proyecto surgió en marzo de 2006, como una “contraferia del libro”, que todos los domingos se ubicaba frente a la puerta de la feria oficial en La Rural, vendiendo libros de unos 20 escritores. “Y en esa época surgió la idea de juntarnos y tratar de hacer una feria propia, en vez de una contraferia. Y surgió el Sexto Cultural como la primer sede, el 14 de mayo de 2006. Y desde ahí, la experiencia no paró”, relata Pablo Strucchi, también de El Asunto y organizador de la feria.

H_flia_7_fabrica_globos.jpg

Y la experiencia fue creciendo feria a feria. En cantidad de expositores y asistentes. Y fue siempre una convocatoria de boca en boca, sin publicidad. Sus organizadores definen la experiencia como un “colectivo de colectivos” que se juntan para reforzarse mutuamente, en vez de presentar sus producciones individualmente, y que sirve como disparador de una gran cantidad de nuevos emprendimientos, editoriales y distribuidoras que se juntan para crear nuevos proyectos.

¿Imposición o elección?

Entonces la pregunta que surge es: ¿hasta dónde la independencia es una imposición, por cuestiones económicas, y hasta dónde una elección, una postura?

G_8flia_impa_fabrica.jpg

“Hay un montón de nichos de escritores que quieren ser leídos, y que no llega porque no llega a una librería o editorial” – explica Strucchi – “Y los libros autogestionados son mucho más baratos y también le dan ese vuelo artesanal que también es lindo. Mucha gente puede decir que es trucho porque no está editado por una editorial reconocida. Pero también las editoriales sacan cada porquería que no es posible decir que algo es bueno o malo porque lo edita una editorial reconocia.

E_feria_fac_f_y_letras.jpg

Y también está, luego, la elección: “Yo escribo, ¿por qué tengo que ir a una editorial para que me editen?” – se pregunta Nadia, de “El Asunto” y “Poesía Urbana”, y se responde – “No. Voy, lo hago yo, y lo distribuyo, y trato de vivir de eso, y lo adopto como un camino de decisión”.

“Incluso, ha pasado que muchas veces a los autores les han ofrecido salirse de la autogestión, y los tipos se plantan de otra manera, ya que conocen los mecanismos de gestión y precios de los libros. Y uno se puede poner a negociar desde otro punto de vista. No vamos a firmar un contrato con los ojos cerrados, como hemos hecho. Uno ya no entrega así nomás los derechos de un libro por 6 años como quizás hacía antes cuando no conocía el medio”, explica Strucchi.

H_flia9.jpg

¿Lector = Escritor?

“A mi me parece interesante también que mucha gente que viene como lector, observador o receptor, luego en la otra feria, produce, reflexiona Nadia Presti, también de El Asunto. En este sentido, Marol rescata el hecho de que la feria surge no desde “en lugar del lucro, sino como un espacio para mostrarse y expresar lo que querés decir”. Todo se produce de manera artesanal, sin recursos ni sponsors y de alguna manera es un incentivo para la gente que quiera participar.

I_poesia_urbana.jpg

“Es rescatar que lo que hago vale. Todos pueden ser potenciales participantes y productores de cultura. Es una de las cosas que se ven muy claro de FLIA a FLIA, en la cantidad de proyectos que se van sumando. Los medios te venden que las redes sociales son el Facebook. Una visión consumista y de cómo se debe consumir la cultura. Creo que la feria del libro trae la propuesta de encontrarse cara a cara, de mirarse a los ojos, de decir “mirá, soy autor de este libro”, intercambiárselos, sin siquiera pagar, quizás un precio. Me parece que hay otras maneras de producir, de comunicar y de mostrar la cultura”, opina Marol.

Esa es la propuesta de la FLIA, tal como la expresa la convocatoria en su página web: “Te esperamos para compartir un domingo socializando la cultura libre y el crecimiento colectivo.”


Para mayor información:

 FLIa: www.feriadellibroindependiente.blogspot.com/

 El Asunto: www.elasunto.com.ar/

 Poesía Urbana: www.poesiaurbana.com



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba