09/03/2009

Mujeres buscan justicia para su compañera muerta en prisión

mujeres_en_la_carcel_.jpg
A Silvia Romina Nicodemo sus compañeras la encontraron “suicidada” el pasado domingo 22 de febrero en la Unidad Nº 3 de Ezeiza. Esas mismas compañeras tomaron la decisión de realizar una huelga de hambre el 27 de febrero
para exigir Justicia. El viernes 6 de marzo levantaron esa medida, pero siguen sectorizadas del resto de la población carcelaria y el caso aún no vislumbra esclarecimiento.


Las internas del Pabellón 8 de la Unidad Nº 3 de Ezeiza, habían comenzado una huelga de hambre seca el pasado 27 de febrero, para reclamar por el esclarecimiento del “suicidio” de Silvia Romina Nicodemo, de 21 años. (Ver Joven asesinada en la Cárcel de Ezeiza)

El viernes 6 de marzo decidieron levantar la medida, pero aún siguen aisladas e incomunicadas. Muchas mujeres terminaron con la presión baja y trastornos al dormir, como consecuencia de la huelga de hambre.

Para hoy, lunes 9 de marzo, se estima que saldrán 4 mujeres a declarar al Juzgado Federal de Lomas de Zamora, ya que hicieron lugar al comparendo pedido por ellas, para dar testimonio sobre lo que sucedió con Silvia.

Silvia cumplía prisión preventiva en el marco de un proceso en su contra, y había pedido en varias oportunidades el traslado a otro sector, solicitud que el Servicio Penitenciario Federal nunca atendió.


Una ex profesora de Silvia y demás mujeres del penal recibió a principios de marzo esta carta manuscrita por alguien que volvió de una visita en la Unidad, y la transcribió para darla a conocer:

Ante los medios de comunicación las compañeras del Pabellón 8 de la Unidad 3 de Ezeiza, que estuvimos conviviendo con ella – Nicodemo, Silvia Romina – hasta el día en que falleció.
Queremos expresar nuestras realidades ante los medios, Jueces, Fiscales, Policía Científica y familiares. Ante todo necesitamos pedirles que los médicos forenses nos hagan extracciones de sangre, tejido de piel y demás análisis que fueran imprescindibles para el pronto esclarecimiento del “homicidio o suicidio” de Silvia.

Necesitamos y queremos que los médicos profesionales tomen en cuenta nuestro pedido, tanto el Juzgado Federal Nº2 de Lomas de Zamora, Secretaría Nº 5 y peritos involucrados que lleven el caso.
Ponemos en conocimiento que a partir del día 27 de febrero de 2009 iniciamos una huelga de hambre seca comunicándoselo por escrito a los directores del SPF y a las Jefas a cargo, reclamando implacablemente el esclarecimiento del caso mencionado.

Que los peritos nos efectúen todos y cada uno de los peritajes necesarios que, en su momento, obviaron realizar. Pedimos que los medios de comunicación nos permitan dar testimonio de los hechos reales vividos por nosotras mismas el día domingo 22 de febrero último, día en el que encontramos a nuestra compañera colgada de la ventana del baño del pabellón, aproximadamente entre las 4.30 y las 5.30 de la mañana. Hasta 20 minutos después en donde auxiliamos a Silvia, llevándola hasta una silla de ruedas para que el SPF pudiera auxiliarla, como corresponde, en Centro Médico de la Unidad.

El cuerpo de ella ya se encontraba muy frío, con un color violáceo y sin ningún signo vital. Mientras tanto, el SPF demoró 20 minutos en acudir a los llamados nuestros. En ese ínterin, tratamos de encontrarle señales de vida mediante pulso, RA, RCP (reanimación cardio pulmonar) y palpar su corazón.

Insistimos, todo esto sucedió entre los 20 minutos que el SPF demoró en hacerse presente en el pabellón.
Se hicieron presentes entonces la Jefa González, Seguridad Interna, Sras jefas de Turno, Espinosa (masculino) y celadoras de requisa. Todos ellos llevaron el cuerpo de Silvia. Después de esto nosotras quedamos desorientadas, indignadas, shockeadas y muchas se descompusieron. De todos modos fuimos encerradas individualmente en nuestras respectivas celdas. Las compañeras empezaron a descomponerse y en reclamo de que se nos abran las puertas, sin respuesta alguna, una compañera se desvaneció. La llamábamos y no respondía, se incrementaba nuestra desesperación, entonces algunas de nosotras, no vamos a mentir, con fuerza física, logramos abrir la puerta por nuestros propios medios y socorrer a la compañera que NO RESPONDÍA. Se hizo presente el SPF y la llevó a Centro Médico de la Unidad.

Fueron aproximadamente 5 compañeras las que pudieron salir al pasillo y mediante patadas y gritos comenzaron a abrirles a las demás, y como no pudieron lograrlo, una de nosotras inició fuego en una cortina desde adentro de su celda cerrada. Esa fue la única manera que se logró para desengomar a las compañeras encerradas. Aclaramos que no fue con intención de auto agredirnos ni dañar a terceros (compañeras ni SPF) En el pabellón se empezó a vivir un clima de pánico, caos y shock. Nos sacaron a todas después de vivir éste momento, hecho que tendrían que haber realizado desde un principio, para que podamos contenernos mutuamente.

Con esto estamos diciendo que al encerrarnos, el SPF, actuó inescrupulosamente, ya que no pensaron que alguna de nosotras podíamos cometer una locura, por el estado en el cual nos encontrábamos. Como por ejemplo cuando quisimos sacar a nuestra compañera, de adentro de su celda en llamas, ella no reaccionaba y otra compañera la socorrió. Luego de eso nos sacaron del pabellón y nos incomunicaron en una sala apartada donde permanecimos 7 horas. Nos revisó una doctora y luego nos reintegraron al pabellón, menos a las dos personas que compartían con Silvia Nicodemo (que hasta el momento no sabemos su paradero) el rancho.

Desde ese día, hasta el día de hoy, algunas compañeras pidieron cambio de alojamiento, gente mayor y tranquila que estaba en estado de shock, y sospechosamente después de 4 días, pidieron su cambio a otro pabellón 4 COMPAÑERAS JUNTAS. Se fueron de una manera callada y misteriosa. Tenemos nuestras serias sospechas, de quienes pudieron haberle hecho esto a Silvia, pero no hay nada certero para poder acusarlas. Hasta que no tengamos pruebas escritas y de los Servicios que correspondan, donde se comprueben científicamente nuestras dudas y las de sus familiares.

Por eso es que ROGAMOS A LA OPINION PUBLICA, que por favor intervengan para que nos puedan hacer las pericias y análisis que corresponden en éstos casos para así esclarecer el hecho.

En este momento nos encontramos AISLADAS E INCOMUNICADAS de la población penal, sin que esto nos afecte en nada, ya que lo único que nos importa es que se haga justicia por nuestra compañera SILVIA.

Reiteramos; PARA QUE SE HAGA JUSTICIA NECESITAMOS POR FAVOR QUE NOS AYUDEN E IMPLORAMOS QUE NOS HAGAN ANÁLISIS NECESARIOS Y NOS LLEVEN A DECLARAR A LOMAS DE ZAMORA, A JUEZ DE TURNO.
POR FAVOR, ESTAMOS DESESPERADAS, AYUDENNOS.

Sin más que agregar, estamos agradecidas a toda persona y Entidad que nos quiera ayudar.

Pabellón Nº 8
Unidad 3 de Mujeres – Ezeiza



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba