08/03/2009

“Por las mujeres luchadoras, Barrio Hermanas Mirabal”

m-3.jpg
El 25 de noviembre de 1960, Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, fueron brutalmente asesinadas en República Dominicana por ser militantes opositoras a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Las Mariposas Mirabal, como eran más conocidas, son un símbolo del compromiso en el escenario social y político, padecieron persecución y encarcelamiento pero nunca abandonaron su lucha. Hoy, 49 años después, un barrio de Claypole les rinde homenaje con un centro comunitario que lleva su nombre.


Buscando nombre al barrio

El “Barrio Nuevo” era conocido con ese nombre dentro del Movimiento de Trabajadores Norberto Salto (MTNS) por ser el último en incorporarse al resto de barrios con centros culturales y comunitarios que tiene el movimiento en Almirante Brown, sur del conurbano bonaerense.

A mitad de camino entre Claypole y Rafael Calzada, el paisaje combina calles sin asfaltar, con calles y avenidas ya pavimentadas. Por entre ellas, cruzándolas, transcurre sinuoso el hilo de agua que es el arroyo San Francisco. Ese mismo que crece con inusitada fuerza con las copiosas lluvias y desborda hasta llegar a inundar las casas de los vecinos. “Tanto que la calle Alsina parece el mismo arroyo”.

Justo, en la calle Alsina se encuentra el lugar donde los integrantes del MTNS tienen su centro. Al atardecer, en el patio y con las últimas brisas del verano María Belén nos convida a tomar mate y contarnos la historia del Centro Cultural Hermanas Mirabal.

 ANRed: ¿De dónde surge la iniciativa de ponerle ese nombre al barrio?

 Belén: No queríamos que nos llamen más Barrio nuevo, que suena a nombre de un personaje nefasto. Le queríamos poner el nombre de una mujer porque somos mayoritariamente mujeres las que integramos este barrio del Movimiento. Somos más de 30 mujeres, y 5 compañeros más. Nos gustaba Juana Azurduy, pero otro espacio político ya tiene ese nombre. Después empezamos a ver la historia de las grandes mujeres, luchadoras, como Teresa Rodríguez y otras más. A algunos les gustaba Rosa Luxemburgo. Pero el año pasado, llegó a mis manos un volante acerca de la historia de las hermanas Mirabal. Decía que el dictador Trujillo las mandó a matar, ellas defendían a los niños, a los pobres, estaban en la defensa de los Derechos Humanos, contra la dictadura. Ahí nomás le digo a todos, “ya está el nombre para el barrio, vamos a ponerle Centro Cultural las Hermanas Mirabal”. Pero hay que leer la historia, bajarla a la asamblea y desde ahí plantear a las compañeras para que se consensúe y decidan. Así fue y Nacho, que da el taller de Historia, pintó el cartel. Lástima que le puso con v corta y va con b.
1a-2.jpg
Acciones

 ANRed: ¿desde la Comisión de Mujeres del FOL, que actividades realizan?

 Belén: Hacemos reuniones, charlas. Vimos películas, sobre violencia, y las discutimos luego con las compañeras. Pero en ese sentido, con respecto al tema violencia accionamos bastante.

Tuvimos el caso de una compañera, que no era de nuestro barrio, y yo la tuve dos meses y medio en casa, porque no tenia adonde ir. Sufría de maltrato. Tenía una hija de 17 años que le quedó todo el pecho negro de la paliza que le dio el padrastro, y estaba embarazada de tres meses. Por eso, si hablamos de violencia, hay bastante para contar.

Ahora tenemos el caso de Graciela, que tiene la muñeca dislocada, fue terriblemente golpeada por el marido. No habla casi nada. Si habla, sólo conmigo nomás. Se encierra. Y encima tiene el problema de que hace dos meses estamos luchando para que cobre. No puede cobrar el plan porque hubo un problema en el banco, depositaron en la cuenta de otra mujer que tiene el número de documento parecido. Que además es clienta del banco de Adrogué, Micaela López y ella no aparece. Mientras el ministerio y el banco se desligan, la que esta en el medio es la compañera. Graciela necesita la plata, necesita ir a Tribunales. El tipo la maltrata desde hace años y ella si se va de su casa, ¿adónde va? Es una de las temáticas que se más se discute con las compañeras. Las vecinas nos dicen “Nosotras podemos venir a debatir y estar contra todo lo que ustedes quieran, pero con eso no alcanza porque si yo me tengo que ir de mi casa, ¿adónde me voy? ¿Quién me da el apoyo? A veces me tengo que aguantar que me recaguen a palo para que mis hijos tengan un plato de comida. Qué tenemos que hacer, buscar la contención del municipio, para que te den un paquete de arroz y otro de fideo y eso tengas que comer todo el mes, cuando tenés 4 pibes o más. Las leyes en esta sociedad no están hechas para nosotras”.

 ANRed: ni para nadie de la clase trabajadora

 Belén: Por eso la situación violenta en que vivimos. Y cada vez se genera más. No más ir a los barrios y ver a esas criaturas que caminan, chapalean todo el día en el barro se crían como pueden, son los mismos que después en el futuro te matan por un par de zapatillas. Pero hay que hacer algo en la sociedad para que eso se revierta. Los del gobierno son una manga de lacra. Es muy fácil dar dádivas en vez de hacer una sociedad más justa. Porque ese chico ya está condenado a muerte, porque no llega ni a los 17 años. Tenemos que salir masivamente a pelear por cambiar eso.

 ANRed: ¿y qué se puede hacer en el caso de esas vecinas que te cuentan su experiencia

 Belén: Hay que estar un grupo de compañeras acompañándolas a Tribunales, para que no se sientan solas. Yo las acompaño a Tribunales, inclusive al cuerpo forense, porque yo sé muy bien lo que es eso. En mi primer matrimonio la he pasado terriblemente mal y sé la violencia que ejercía mi padrastro contra mi mamá. Una terrible paliza le daba, con los borcegos y le desfiguraba la cara, estaba indispuesta se le hizo un coagulo, y de ahí un cáncer. Después de dos años de haber estado separada de esa lacra mi mamá murió de cáncer. En esa época hacer denuncias era al pedo porque lo traían de nuevo, si él era de la policía.

Vos tenés que acompañar a las compañeras, pero también tiene que ser una decisión de ellas. Porque hay muchas mujeres que hacen la denuncia y después se arrepienten. Vos hacés la denuncia en la policía, pero después tenés que volver a dormir con el enemigo. Con el que te basurea, con el que te golpea, con el que te dice que tenés que abrir las piernas porque te caga a golpes. Te guste o no te guste. Y encima a las mujeres las verduguean asquerosamente en las comisarías. Eso yo lo viví. Siempre parece que te dicen “señora vuelva a su casa y que la recaguen a palo”. ¡Y la vamos a encontrar en la calle desfigurada! Acá tenemos que empezar a ver que un día el tipo la mata. Un golpe y fuiste. El hostigamiento es constante. Contra eso estamos peleando, a veces es tan difícil, porque las compañeras no quieren hablar. Te dicen “si yo te cuento, ¿vos me vas a solucionar algo?”. Pero estamos en eso. Ojalá ganemos esos terrenos de la toma de Longchamps. Yo voy a proponer que dejen por lo menos media manzana para hacer un centro para mujeres golpeadas. Es una lucha que hay que dar.

 ANRed: Mañana estarán presentes en la marcha por el Día Internacional de la Mujer

 Belén: Sí, claro. Yo, personalmente me gustaría que la marcha sea diferente, desde Plaza de Mayo a Congreso. Hacerle un piquete a los congresistas, a los que están calentando un sillón mientras mueren tanta gente, niños, mujeres. Y tantas otras desaperecen, como el caso de Marita Verón, el caso de estas chicas que nunca fueron encontradas, el caso de una nena de 8 años que fue violada y asesinada por un tipo que entra y sale de la cárcel como se le canta las pelotas. Siguen pasando los casos. Lo más terrible es que esta justicia no hace nada, la justicia no está hecha ni para las mujeres ni para la clase trabajadora.

El caso de Romina Tejerina. Marcó a fuego como la justicia actúa. Cómo se mete la iglesia también. En un Encuentro de Mujeres, yo veía en Jujuy que las chicas del Polo Obrero y Pan y Rosas se manifestaban frente a la Catedral. Yo pasé por entre la policía, me paré frente a los católicos y les digo “bueno, me parece muy bien que estén rezando, porque el padre Grassi también lo va a necesitar”.

 ANRed: ¿Qué mensaje le dejas a las mujeres, en su día?

 Belén: que la lucha continúa, es constante, pero tenemos que estar unidas. Mientras haya unidad de todas y se pelee más fuerte por todo, la historia es lo que cambia. Se han cambiado cosas a lo largo de la historia, pero no alcanza. Vamos por más.

Quizás el mensaje más contudente de Belén sea el hecho de ayudar a sus compañeras y vecinas en cualquier momento, en los casos de maltrato, violencia física y psicológica. De organizar a las mujeres en ese sentido, lamentablemente por haber sentido en carne propia los designios del patriarcado y del capitalismo.


Contacto:

fol.mujeres@gmail.com



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba