08/08/2010

Marcha y escrache a cinco meses de la muerte de Matías Pena

DSC_0091.jpgEl sábado se llevó adelante una nueva marcha para exigir justicia por Matías Pena, un joven que el 4 de marzo apareció ahorcado en la Comisaría 2º de Lanús Este. Desde ese día las preguntas comenzaron a envolver a este caso y las respuestas apuntan a denunciar claramente a los responsables de este suceso: “La policía pretende que esto quede así, como un “suicidio”, pero surgen demasiadas dudas que permiten presuponer que se trato de un homicidio. Si la policía hubiese actuado como debiera hoy estaríamos con Matías. O porque la policía lo haya matado o porque lo hayan dejado morir, son responsables, y por ello tienen que ser castigados”, denuncia el comunicado difundido. Fotos: ANRed


Cinco meses transcurrieron desde que Matías Pena apareciera ahorcado en un calabozo de la Comisaría 2da de Lanús Este. Desde aquel instante, el cuestionamiento, la exigencia y la denuncia acompañan cada mes. “Son mil y una las preguntas e hipótesis que nos hacemos, en cada una de ellas queremos volver el tiempo atrás y no podemos. Todas las preguntas e hipótesis de los hechos llevan a un mismo resultado: Si la policía hubiese actuado como debiera hoy estaríamos con Matías. O porque la policía lo haya matado o porque lo hayan dejado morir, Son responsables, y por ello tienen que ser castigados”, enuncia claramente el texto de la convocatoria, como el resultado exacto de una metodología que la institución policial aplica sobre los sectores más marginados de la sociedad.
DSC_0075.jpg
Matías Pena era un pibe de barrio inmerso en las propias dificultades que los jóvenes atraviesan a medida que se van imponiendo las reglas del juego determinado por este tipo de sociedad. Padre de dos niños. Un vecino reconocido por todos. Un luchador. Así lo describen sus amigos y hermanos, así lo traen al recuerdo: “Mati era un pibe como pocos, no se encuentran personas así siempre. Era único”
DSC_0081.jpg
El punto de encuentro fue el de siempre, la esquina de Mitre e Illia. La esquina de Lanús Este donde esas palabras inevitables que lo imaginan, se expanden en cada rincón transitado, con un halo de tristeza y bronca que perdura. La hermana y el hermano de Matías toman el micrófono con la convicción que durante este tiempo fueron construyendo, convencidos como todos de la absoluta responsabilidad que las fuerzas policiales tienen en este hecho. Convocan a las y los vecinos. Llaman a adherirse, a sumarse a una nueva marcha para reforzar aquella retórica plasmada en los volantes: ¿No cree usted que dejar este caso impune deja abierta la posibilidad de que pase nuevamente, pero esta vez, a un ser querido suyo?
DSC_0136.jpg
DSC_0146.jpg
DSC_0169.jpg
La alerta que identifica a este caso como uno más que se suma a los miles de gatillo fácil se hizo escuchar. El cántico Luciano, Matías, la misma policía, también se oyó con fuerza mientras la marcha avanzaba y se adentraba en la Av. 9 de Julio. Calle nuevamente dominada por la columna que imponía en ese cotidiano transitar la necesidad de denunciar un hecho y de marcar la necesaria responsabilidad que la institución policial tiene frente a lo sucedido. Y esa marcha, sumada a la entrega de los volantes explicativos, marcaba nuevamente el desafío de instalar en el imaginario de los vecinos la realidad de que también en esa comisaría del conurbano bonaerense los jóvenes encerrados en celdas y calabozos corren distintos riesgos.
DSC_0174.jpg

Finalmente se llegó a la dependencia. Ni vallas en la esquina ni filas de uniformados impidieron que se avanzara hasta la puerta de la comisaría. Una vez allí, los policías empezaron a asomarse y a marcar distancia. El escrache planificado tuvo su lugar y los allí presentes manifestaron el repudio. Mientras, algunos de los allí presentes armaban una fila de velas, contrarrestando, como signo de denuncia, la hilera de botas que se encontraban al mismo nivel del piso. Así, las pequeñas llamas alumbraban la certeza del recuerdo siempre presente, del no olvido intacto y de la promesa, cargada de bronca, de volver.
DSC_0183.jpg


Para contactarse con familiares y amigos

  justiciapormatias@gmail.com

Para contactarse con los abogados

 155-706-7707 Sergio Smietniansky (Cadep)

 155-499-2811 Martín Alderete (Cadep)


Artículos relacionados:

article3595

article3469

article3384

article3375



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba