06/03/2009

Allanamiento en Kosiuko por trabajo esclavo

Kosiuko1.jpg Tras la denuncia por trabajo esclavo que realizaron la cooperativa La Alameda y la Defensora del Pueblo porteña, un juez federal allanó la sede central de la marca de ropa Kosiuko, además de su sede comercial y un taller textil clandestino. Por Lucas Schaerer.


La justicia federal allanó la sede central y la sede comercial de la marca de ropa Kosiuko, además de un taller textil clandestino donde trabajó una pareja de bolivianos que denunció, a través de la organización La Alameda, violaciones a los más elementales derechos humanos.

“Los tres domicilios fueron allanados este jueves por la tarde”, confirmaron fuentes cercanas a la causa.

La medida es producto de la presentación que realizaron este lunes la organización La Alameda y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

El juez federal Julián Ercolini es quien dispuso allanar la sede central de Koisuko -ubicada en el partido bonaerense de Martínez, puntualmente Dardo Rocha 50-, y además el inmueble donde se constituye Kowsef S.A., avenida Santa Fé 1725, propietaria de la marca Kosiuko. También dispuso allanar el taller textil clandestino ubicado en Crisóstomo Alvarez 391, barrio de Parque Avellaneda.

Ercolini, titular del juzgado federal Nº 10, dictó en la mañana del jueves, el secretario de sumario y horas más tarde allanaba los domicilios que aportaron los denunciantes.

El fin del procedimiento judicial fue secuestrar la mayor cantidad de datos posibles que permitan conocer si efectivamente Kosiuko sustenta sus 20 locales propios y 200 puntos de venta en el país, más lo que exporta, gracias a la reducción a la servidumbre, la trata de personas, violación a la ley de trabajo a domicilio y la explotación de menores en talleres clandestinos.

Las pruebas que se presentaron hace pocos días son una cámara oculta en el taller clandestino donde trabajaron Concepción Pilar Pajarito y Oscar Mamani Mamani, una etiqueta de la marca de ese taller, más las declaraciones de los trabajadores, del cura Mario Videla y del rabino Damián Karo, quienes fueron testigos de varias de las reuniones que se realizaron entre La Alameda y Kosiuko, a raíz del pedido empresarial de comenzar de ser auditado en su producción.

Las denuncias sobre Kosiuko fueron presentadas por La Alameda a través del reconocido abogado en tema de derechos humanos Rodolfo Yanzon, y por la defensora del Pueblo, Alicia Pierini, que además ya realizó denuncias a otras marcas de renombre como Soho y Cheeky.

La causa que imputa a Kowsef SA, cuyo presidente es Antonio Terra, aunque ante los medios así se presenten Federico Bonomi y su mujer Cynthia Ker, nació en junio de 2006 cuando fue denunciada por el Gobierno de la Ciudad.

La denuncia original fue radicada tras una investigación de La Alameda que luego se sustento por aportes de la Subsecretaria de Trabajo porteña. El relevamiento gubernamental sobre la importante marca de ropa significó la expulsión del abogado laboralista Alejandro Pereyra del Gobierno porteño, en ese momento a cargo de Jorge Telerman.

Gentileza de Lucas Schaerer y Noticias Urbanas



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba