03/12/2018

Entrevista a Paco Taibo II: una charla dominical en la Alameda Central

El sábado 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) asumió formalmente la presidencia de México. Tras tres décadas de corrupción, con Gobiernos del Partido de Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), MORENA enfrenta el desafio de asumir la presidencia y gobernar un país con millones de mexicanos en la pobreza extrema, marcado por la violencia y el narcotráfico. En esta entrevista, realizada en abril pasado, conversamos con Paco Taibo II, quién en los próximos días intentará asumir como director del Fondo de Cultura Económica (FCE). Paco nos habla de MORENA, del narcotráfico, de la policía y, por supuesto, de la cultura. Por Santiago Menconi, para ANRed.


Foto: Para leer en libertad

La plaza más icónica de la ciudad de México no se diferencia en mucho al mural que le dedicó el pintor Diego Rivera: Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Es domingo, es de tarde y estoy en la Alameda Central.

A mi derecha está el Museo Nacional, con sus columnas blancas y su cúpula metálica; a mis espaldas, el edificio más alto: la Torre Latinoamericana; por todos lados venden comida, y toda la comida tiene picante: taquitos a la pastor, enchiladas y quesadillas. Sobre uno de los márgenes se encuentra la feria del libro organizada por la Brigada para leer en libertad, un proyecto de promoción de la lectura, encabezado por Paco Taibo II y su compañera Paloma.

La feria es grande, unos cien metros cubiertos con gazebos y estanterías repletas de libros. La oferta es variopinta y económica: se puede conseguir cualquier clásico a 30 o 40 pesos argentinos. La intención, según me contará Paloma más tarde, es difundir la cultura entre la población más humilde. Y se nota. Hay una multitud que recorre los pasillos, veo libros de historia, de literatura, de política y de arte; veo a autores varios, cómo Cesar Aira, Vladimir Lenin o César Fuentes. Hay de todo y para todos los gustos.

Me acerco al gazebo principal, está por dar inicio al debate sobre Huerta. Lo primero que escucho es la voz de Paloma que se dirige a la multitud:

“Creo que esta feria es muy particular porque si ustedes se dan una vuelta por donde están los libros verán que los precios son increíbles. Que la gente que va a venir a estas charlas y a estas tertulias son gente que vale la pena escucharlos, y más en estos momentos, pues, tan importantes que estamos viviendo en México donde tenemos la posibilidad realmente de hacer un cambio para todo el país”.

A lo lejos veo a Paco. Notó que va a ser complicado entrevistarlo: está rodeado de admiradores, de personas que lo saludan, que le piden autógrafos y selfies. Parece una estrella de rock, pero es escritor y político. Pienso en algún ejemplo comparable, entre los que conozco, y no se me ocurre ninguno. Paco tiene una remera roja, unos jeans gastados y un cigarrillo en la boca. Lo miro bien, poco se parece a los políticos que conozco: no tiene pinta de empresario ni de ser uno de los candidatos del partido con más intención de voto en las elecciones mexicanas.

Foto: Para leer en libertad

Me acerco, le regaló un alfajor Havana y le comento que soy el argentino que le pidió una entrevista. Me responde con amabilidad. Paco tiene, o se hace, un tiempo para todos. Habla con franqueza y sin pelos en la lengua. Me pide tiempo “ya ves cómo estamos”, dice. Va a ser una entrevista complicada, pienso, así y todo no voy a perder la oportunidad. Me ubico junto a la mesa dónde Paco firma autógrafos. Desde el piso, sentado sobre mi mochila, le pregunto:

-Contame un poco sobre que van las elecciones del próximo 1 de julio.

Paco tose, de fondo suena una armónica.

-Van a ser un hito trascendental en América Latina, es la posibilidad que saquemos a la derecha de aquí.

-Sobre todo en un momento de avance, dónde está ganando en todos lados…

-Dónde está avanzando con resistencias importantes, pero te vuelvo a…

La armónica interrumpe y Paco tendrá que seguir firmando autógrafos. Tras el tercero, me mira “va a ser así la entrevista, por favor…”. La armónica se calla y se escuchan aplausos. Se arma una fila de lectores, tienen en sus manos ejemplares de Patria, de Jornada de Zopilotes y Paco trata de cumplir con todos. Entre firma y firma, se toma unos segundos para continuar. “Son años de trabajar con libros, dando debates, documentales, propuestas políticas”. Entre el ruido aparece Paloma, la compañera de Paco. Trato de seguir, pero me es imposible. Paloma comenta, “No se puede mucho, ¿Saben qué? váyanse para allá a hacer la entrevista”. Paco está apurado, en minutos tiene que participar del debate, los oyentes ya están acomodados bajo el gazebo. La armónica vuelve a sonar y Paco vuelve a responder:

-Mira, lo esperable es que desbordemos, tanto en el Nacional como en la Ciudad de México, lo esperable es que la izquierda gane. Pero va a haber fraude: es inevitable. Es inevitable, no saben vivir de otra manera. Están en juego los empleos de 200 mil burócratas corruptos que se la juegan en esta elección.

-¿Y que harían ustedes frente al fraude?

-Cuanto más desbordes, más minimízas el tema del fraude. En las elecciones pasadas pueden haber tenido 4 millones de votos comprados, si tu desbordas no hay manera de que ese fraude sea suficiente. Y con el fraude en casillas y el electrónico se está desplegando un inmenso ejército de controladores y vigiladores para impedirlo.

-En el supuesto de que ganen, ¿cuáles serían los cambios que aplicaría MORENA?

-Mira, no te puedo hablar a nivel nacional, porque no he estado trabajando con el equipo de Andres Manuel (López Obrador) y el proyecto nacional. He estado trabajando en el proyecto de la Ciudad de México, y te puedo adelantar que el salto va a ser de tal dimensión que nadie se lo va a creer: en principio, inusitado que una de las mayores ciudades del mundo duplique su presupuesto de cultura. Eso de entrada. Vamos a tener al año mil festivales en los barrios; regalaremos en los primeros dos meses un millón de libros; inauguraremos conciertos al aire libre; talleres; casas de la cultura de nueva formación; un trabajo de base: va a ser muy espectacular en lo que estoy trabajando, que es la propuesta del sector cultura. Bajo la idea de que Claudia Sheinbaum, la candidata del DF, ya dejó claro que cultura es prioritario.

Foto: Regeneraciòn

Paco habla y sonríe. Yo intento pincharlo, le digo: MORENA es un partido heterogéneo… Paco no tarda en interrumpirme. Entiende por dónde viene la chicana. “Era menos heterogéneo, éramos más de izquierda cuando nacimos”. Luego de pensárlo un segundo y de reencender su cigarrillo, agrega:

-El problema es que Andrés hizo una propuesta que incorpora voto de centro, y ha sumado a la campaña multitud de propuestas más conservadoras y más blandas políticamente, o de dudoso origen.

Otra vez se interrumpe la entrevista. La armónica ahora acompaña unos poemas leídos en lengua originaria. Un lector le pide un autógrafo. Todo bajo el cielo plomizo del DF, en otra tarde en la Alameda Central. Aprovecho el segundo de paz para volver a preguntar:

¿Qué implicarían las reformas tanto educativas como económicas?

-Ahh, a ver: en este proceso, la candidatura se centreó, por llamarlo de alguna manera, pero tiene que mantener sus tres perfiles claves: que es la guerra contra la corrupción, el parar las reformas neoliberales y el detener la guerra contra el narco. Esas son las tres claves del proyecto que está en marcha.

Hay una amnistía contra el narco, menciono. Me responde con un rotundo no. Me excuso diciendo que eso leí. Paco aclara:

-Es que la prensa se dedica a contarlo como le sale del culo. Andres decía: hay que amnistar a los sembradores, los campesinos siembran. Pero además, toda la batalla contra el narco es polifacética, no puede ser una cosa. Tienes que entrar por ahí: tienes que legalizar la marihuana, tienes que meter vida social y cultural en los barrios donde se recluta a los jóvenes como sicarios, tienes que, tienes que, tienes que… Es un abanico muy amplio, entonces, no reducirlo a un solo tema. Y luego Andres está planteando la teoría del mando único, que es coherente, ¿si? Comando único policiáco. Ahora, la política no es mas policía en las calles.

-¿Y Cuál sería el rol de la policía bajo un gobierno de MORENA?

-En un principio, sacarla de todo proceso de represión, es la clave -hace una pausa-. Civilizarla.

-¿Y cual es la relación con el vecino de arriba, con Donald Trump?

-Pues, es como si el dueño del edificio de al lado es idiota: vas a tener que vivir con él. Ahora, hay maneras dignas y maneras indignas de convivir.

Interrumpen la respuesta. Un colaborador de La Brigada lo llama para que se prepare para el debate. Intuyo que me queda poco tiempo e intento aprovecharlo: le pregunto con qué tendencia ve asociado a MORENA, en relación a otros partidos, a quién se podría asimilar, si a Jeremy Corbin o a los Gobiernos populistas de América.

-Es una cosa rara, porque nace de un conglomerado que reúne a nacionalistas de izquierda radical, cristianos progresistas, izquierda revolucionaria de todo tipo de nucleos y bandas, movimientos sociales muy potentes, a un nucleo de intelectuales que ha estado en la resistencia, es un partido que hasta se puede dar el lujo de tener un ala libertaria… Y últimamente, pos, han aparecido nuestra ala derecha y nuestra burocracia. Como en todo partido grande, MORENA tiene 1 millón de afiliados.

-¿Y cómo se combate esa burocracia?

-Desbordándola, por todos lados. Poniéndola frente al hecho consumado que la democracia se hace y no se dice. Mira, cada vez que voy a Argentina me planteo que hay que abandonar todo tipo de prácticas sectarias. Cuando entras a un cuarto (oscuro) tienes que hacer, no la pregunta clásica que hizo la izquierda revolucionaria de los 60 y 70, cuya pregunta era que nos separa, no, la pregunta es ¿qué nos une?

-Trabajar en los acuerdos

-Evidentemente.

De fondo se escucha la voz de Paloma que desde hace un rato lo mira con impaciencia, porque debe abandonar la entrevista y participar del debate. “Paco, ya”. Y Paco se va.

Yo me quedo escuchando el debate mientras Paco le habla a la multitud, mientras baja el sol en el DF, en otra tarde de dominical en la Alameda Central.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba