23/11/2018

Una estantería, varios boleros y un quizás

Un hombre llama a una mujer para que lo ayude con el orden de su departamento. Mientras ella trabaja cada martes, comparten sus historias, algún bolero, un chiste; hasta que  de a poco, alrededor de los cachivaches irán descubriéndose. Hasta el martes se presenta los sábados a las 20:30 hs en Vera Vera Teatro  (Vera 108) entre emociones y risas. Por Milagros Corcuera para ANRed.


Azucena irrumpe en el desorden del ferretero Mario, quien vive solo: directa, entabla una lucha contra el polvo, el desorden, y exige todo su arsenal de productos para lograr limpiar el departamento. Ignora que al ordenar el lugar está desordenando, al mismo tiempo, las rutinas y costumbres del viudo. Su relación nace, cotidiana, en el ir y venir del trabajo, entre las chucherías para arreglar; los trapos y la estantería llena de olvido, baratijas y recuerdos.

Entre conversaciones, gestos, la música de la radio y el silencio, los personajes crecen y se develan a su ritmo, dando al espectador el tiempo necesario para aprender a quererlos, incluso bajo sus mañas: sean los refranes de Mario, o la inicial brusquedad de Azucena que se irá aflojando, porque como él comenta, “a cada chancho le llega su San Martín.”

Se construyen profundamente humanos, tanto por el mundo íntimo que lentamente se abre en los diálogos como por las intensas actuaciones de Karina Antonelli y Mauricio Minetti, bajo la atenta dirección de Verónica Mc Loughlin, quien es también la dramaturga. Quizás es inevitable la empatía por estos personajes porque nos reconocemos fácilmente en su universo, sólido desde sus cimientos hasta los detalles en la puesta.

Cuando llegue mi amor /le diré tantas cosas,/ o quizas simplemente / le regale una rosa.

Porque yo corte una flor/ Y llovía y llovía/ Esperando mi amor/ Y llovía y llovía.

Suenan en la sala las palabras de la canción de Leonardo Favio: a lo largo de la obra, la música, es casi un tercer personaje que sugiere estados y los une. Otro personaje es el teléfono, donde se adivina un amigo, una llamada a la distancia de un hijo,  un conductor radial con una gran oportunidad; en un efectivo uso de lo implícito para marcar aquello que pasa afuera. También, los objetos y escenografía realista son motivo de tensión y discusión en los que avanza la obra: qué partes de nuestra vida guardamos, de qué nos desprendemos, qué cosas ya no nos sirven más… Los apagones y las luces que amarillean muestran el paso de las semanas de Azucena y Mario,  la vida que continúa.

Se trata de una obra cálida como el mate que se pasan entre manos los personajes. A veces, con notas amargas, pero no deja de hacer sonreír y vibrar al público, conectado a la puesta con una fuerza magnética. Hasta el martes nos recuerda la importancia de las ilusiones, el humor, la ternura y el encuentro, tan necesario en tiempos cada vez más virtuales.

Ficha técnico artística

Actúan: Karina Antonelli y Mauricio Minetti

Escenografía: Emiliano Pandelo

Diseño de vestuario: Luciana Monteleone

Diseño de luces: Lucas Orchessi

Diseño sonoro: Nicolás Diab

Fotografía: Lina Etchesuri

Diseño gráfico: Aymará Abramovich

Asistencia de producción y dirección: Felicitas Oliden

Asistencia en funciones: Rocío Galindez

Dramaturgia y dirección: Verónica Mc Loughlin

VERA VERA TEATRO – Vera 108

Capital Federal – Buenos Aires – ArgentinaWeb: http://www.veraverateatro.blogspot.com

Entrada: $ 200,00 – Sábado – 20:30 hs

Reservas: http://www.alternativateatral.com/obra60981-hasta-el-martes

o hastaelmarteslaobra@gmail.com

 

 

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba