09/02/2009

Reaparecieron ex soldados que reivindican el Operativo Independencia

Afiche_achicado.jpgLa agrupación “Reivindicación Histórica y Social” convoca a través de afiches a marchar el 24 de marzo. Los carteles aparecieron en distintos puntos de la ciudad. En la sede de la Comuna de San Pedro de Colalao pegaron un afiche en el vidrio que da a la calle, desde adentro del edificio. El 14 de noviembre último, realizaron un congreso en Monteros, donde decidieron un plan de acciones para solicitar que se les pague una pensión por haber combatido “contra la guerrilla”. En las últimas elecciones para gobernador, se habían acoplado a la lista oficialista del Frente para la Victoria, que llevaba como candidato a José Alperovich, que luego salió públicamente a decir que se trataba de “un error”. POR CONTRAPUNTO.


La agrupación está formada por soldados pertenecientes a las clases 1953/54/55 que participaron del Operativo Independencia. Se presentan como ex combatientes de una guerra que no fue tal y plantean, en consecuencia, una asistencia económica por parte del Estado.

Citan a una marcha el 24 de marzo, que partirá a las 10 desde Plaza Yrigoyen. También en Buenos Aires marcharán a Plaza de Mayo, solicitando que se les otorgue una pensión y que se agilice el proyecto de ley presentado ante el Congreso Nacional con tal fin.

La movilización fue decidida en un congreso provincial de los ex soldados, que se realizó el 14 de noviembre último en el club Yatay de Monteros.
La convocatoria se hizo a través de afiches pegados en distintos puntos de la ciudad. En este contexto, llama la atención el cartel pegado en el vidrio de la sede de la Comuna de San Pedro, cuyo delegado Julio Contino fue electo por el oficialista Frente para la Victoria. Esto lleva a pensar que hay permisividad de Contino para dejar que se coloque ese cartel en el edificio comunal.
De esta forma, una vez más el gobierno provincial (o sus aliados) se ve relacionado con este sector. En agosto de 2007, para las elecciones a gobernador e intendente, la agrupación “Reivindicación Histórica y Social” iba acoplada (con candidatos a legislador y concejales) al Frente para la Victoria, que postulaba a José Alperovich y Domingo Amaya.

Voto_reivindicacion_historica.jpg

Luego de que el hecho fuera denunciado por HIJOS y la Organización El Andamio-AvalanchaNORTE, Alperovich dio de baja esa lista e indicó que se trató de “un error” y en ese momento afirmó que deninguna manera tiene “un doble discurso” en la defensa de los derechos humanos.

La agrupación tiene todavía su sede en la calle Las Piedras 897, a pesar de que cuando saltó a la luz que estos ex Soldados apoyaban el Operativo Independencia, había trascendido que se les cerraría el local.

EL OPERATIVO INDEPENDENCIA

Tucumán fue una de las provincias donde la represión militar dejó más secuelas. Esto puede tener varias explicaciones, principalmente el hecho de que tenga, en promedio, la mayor cantidad de desaparecidos del país. Además, fue el lugar donde se inició el sistemático de violación a los Derechos Humanos, con el Operativo Independencia, en el año 1975.

El Operativo Independencia significó la instalación del primer centro clandestino de la Argentina: la Escuelita de Famaillá. Fue el comienzo del genocidio en Tucumán. Las acciones estuvieron a cargo, primero, de Acdel Vilas, y luego de Antonio D. Bussi.
El plan tuvo comienzo en nuestra provincia en el mes de febrero de 1975, a partir de la emisión del decreto secreto 261/75 firmado por Estela Martínez de Perón en su carácter de Presidenta de la Nación. Con el objetivo de “neutralizar y/o aniquilar el accionar de elementos subversivos que actúan en la provincia de TUCUMÁN” (art. 1 dec. 261/75).

Teniendo subordinadas a sus órdenes al resto de las Fuerzas de Seguridad tanto provinciales como nacionales: Policía Provincial y Federal, Servicio Penitenciario y Gendarmería Nacional, se ejecutó una secuencia de delitos absolutamente planeada que consistió en el secuestro, privación ilegítima de la libertad, tortura y posterior asesinato de cientos de personas.

Dice el periodista Marcos Taire que “Vilas desplegó cuatro fuerzas de tareas en la zona de operaciones, con 1.500 hombres que en poco tiempo superaron los 5.000 . Durante el Operativo Independencia no hubo combates. La máxima creación de Vilas fue el campo de concentración. Llamado en lenguaje militar Lugar de Reunión de Detenidos (LRD), el primero y más importante funcionó en la Escuela Diego de Rojas, en las afueras de Famaillá. Por allí pasaron alrededor de 2.000 secuestrados por las fuerzas de tareas del Operativo. La mayoría no sobrevivió. Fueron sometidos a las más crueles torturas, asesinados y desaparecidos. militares, gendarmes y policías, asesinaron a más de dos mil personas”.

De esta manera, lo que la agrupación “Reivindicación Histórica y Social” reclama es una pensión para aquellos soldados que fueron partícipes de crímenes de lesa humanidad y de un plan que marcó el inicio de la etapa más oscura de la historia nacional.

CONTRAPUNTO | Prensa Alternativa

redaccioncontapunto@gmail.com



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba