08/02/2009

Evo Morales promulgó la nueva Constitución de Bolivia

Foto: ABI Una multitud de bolivianos de todas las regiones se congregó este sábado en la emblemática ciudad de El Alto. Bajo una lluvia intermitente, decenas de miles de bolivianos respondieron “Sí, juro” a la pregunta “¿juran respetar y hacer respetar la nueva Constitución?”. En este acto Evo Morales proclamó “la vigencia del Estado plurinacional unitario, social y económicamente, y el socialismo comunitario”.


Según reproduce la Agencia Boliviana de Información (ABI) Morales afirmó frente a las masas: “después de 500 años de permanente sometimiento colonial y más de 20 años de neoliberalismo se da paso a la refundación de Bolivia. Quinientos años de rebelión contra la invasión, contra el saqueo permanente, después de 180 años de resistencia contra un estado colonial, después de 20 años de lucha permanente contra un modelo neoliberal, hoy siete de febrero de 2009 es un acontecimiento histórico y singular para Bolivia y Latinoamérica”.

Se destacó que por medio de la conciencia del pueblo boliviano y el apoyo de los movimientos sociales se obtuvo una nueva Constitución, por primera vez con el voto popular, materializada el 25 de enero cuando el “Sí” obtuvo el 61.43 por ciento de votos.

Morales puso énfasis en su discurso para rendirle tributo póstumo al indígena Tupac Katari como uno de los artífices de la revolución libertaria del sometimiento colonial. Según el Mandatario, la Asamblea Constituyente que el año 2006 redactó una nueva Constitución, se inspiró en la rebelión del movimiento indígena encabezado por Tupac Katari. Tampoco olvidó referirse a los héroes de la denominada guerra del gas, en 2003, que cayeron en la lucha para terminar con el gobierno liberal de Gonzalo Sánchez de Lozada, jornadas que terminaron con la vida de más de 65 personas y dejaron cientos de heridos.

Se destaca en todo este proceso la labor de la ex presidente de la Constituyente, Silvia Lazarte. Ella y otros constituyentes sufrieron jornadas de humillación en la ciudad de Sucre, entre 2006 y 2007, cuando opositores radicales se daban a la tarea de hostigar a los asambleístas oficialistas, principalmente indígenas, campesinos y mujeres.

Morales repasó los alcances y beneficios de la promulgada Constitución. Citó el reconocimiento de los servicios básicos como derecho humano. “Por primera vez en la historia en Latinoamérica y en el mundo los servicios básicos, el agua, la luz, el teléfono, son un derecho humano, por tanto no será negocio privado sino de servicio público”. Se reconoce la vigencia de los idiomas de los pueblos originarios, a la vez que la del idioma castellano. También remarcó que la nueva Constitución ha sido el eje central de unidad de todos los sectores trabajadores.

Morales también recordó que en varias oportunidades pretendieron sacarlo de Palacio Quemado y, “ahora, puedo decirles; pueden sacarme del Palacio, pueden matarme, ¡misión cumplida! por la refundación de una nueva Bolivia unida”.

El Juramento

Luego de emitir el discurso, el Jefe de Estado proclamó la instauración del “Estado plurinacional desde la ciudad de El Alto, para el mundo”. “El Alto de pie, nunca de rodillas”, “Bolivia de pie, nunca de rodillas”, “Patria o muerte, venceremos”, “Que viva Bolivia unida con autonomías”, gritó. Acto seguido Morales tomó el juramento para que el país acate la nueva Constitución. Las Fuerzas Armadas, la Policía Boliviana, movimientos sociales, campesinos, originarios, trabajadores y el pueblo reunido en la ciudad de El Alto, juraron respetar y hacer respetar la nueva Constitución Política del Estado (CPE), ante los símbolos patrios.

DATOS Finales:

El texto de la nueva Carta Magna que permite la denominada “refundación” de Bolivia fue sometido por primera vez en la historia del país a una consulta popular. Estos son los resultados definitivos de las urnas, un contundente triunfo del SI y una muestra de un proceso que se profundiza.

(Fuente ABI): Al 100 por ciento (%) del cómputo nacional, el Sí de aprobación a la nueva Constitución Política del Estado (CPE) logró el 61.43% de apoyo frente al No que registró 38.57%. En cambio en el dirimitorio se impuso las 5.000 hectáreas como límite de propiedad de la tierra con el 80.56% respecto a las 10.000 hectáreas que consiguió el 19.35%.

La participación ciudadana del 90.26% fue la más destacada de la jornada electoral del 25 de enero pasado, respecto a los anteriores procesos electorales, según reporte de la CNE.

Por el Sí votaron 2.064.397 (61.43%), por el No 1.296.175 (38.57%). La diferencia entre el Sí mayoritario y el No es de 22.86% equivalente a 768.222 votos.

La Corte Nacional Electoral (CNE) informó en su página web que de un total de 3.891.316 ciudadanos habilitados para votar, cumplieron su obligación de sufragar 3.511.681 de los cuales los válidos son 3.360.571, los blancos 59.528 votos y nulos 91.581.

Por la cantidad de hectáreas de tierra 469.385 equivalente a 19.35% votaron por las diez mil hectáreas de propiedad; 1.956.596 equivalente a 80.65% votaron por las cinco mil hectáreas.

Estos resultados, casi totales, consolidan al Sí a la nueva Carta Magna con una amplia mayoría y victoriosa en cinco de los nueve departamentos del país, en contraste con el No que se impuso en cuatro regiones, principalmente del oriente boliviano.

Como los resultados del referendo son nacionales, el acatamiento de la misma es obligatorio en toda Bolivia y no cuenta que haya ganado el Sí o el No en una u otra región, sino los totales.

Según la norma vigente, hace falta un 50 por ciento más un voto para que la nueva Constitución cobre vigencia a nivel nacional y, por tanto, sea el eje en la construcción del nuevo Estado, que según el presidente Evo Morales, dará inicio a la refundación del país, a la descolonización y al fin del latifundio.

Los resultados del dirimitorio son contundentes por las 5.000 hectáreas para que se considere el latifundio por encima de esta cifra.

La sorpresa del referendo fue Chuquisaca, donde los medios de prensa privados en boca de urna dieron ganador al voto del No, cuando en los escrutinios oficiales el Sí ganó con el 51,54% de votos frente al 48,46%. Su prefecta Savina Cuellar rechazó los resultados y presumió que hubo fraude.

DEPARTAMENTOS

Los nueve departamentos; Tarija, Pando, Cochabamba, Chuquisaca, Santa Cruz, Oruro, Potosí, La Paz y Beni cerraron sus cómputos.

Tarija donde el Sí obtuvo un total de 63.754 votos equivalente al 43.34%; el No obtuvo un total de 83.359 votos equivalente a un 56.66%.

Pando donde el Sí obtuvo un total de 10.403 votos equivalente al 40.96%; el No obtuvo un total de 14.995 votos equivalente a un 59.04%.

Cochabamba donde el Sí obtuvo un total de 401.837 votos equivalente al 64.91%; el No obtuvo un total de 217.269 votos equivalente a un 35.09%.

Chuquisaca donde el Sí obtuvo un total de 92.069 votos equivalente al 51.54%; el No obtuvo un total de 86.555 votos equivalente a un 48.46%.

Oruro donde el Sí obtuvo 128.911 votos equivalente al 73.68%; el No obtuvo un total de 46.061 votos equivalente a un 26.32%.

Potosí, el Sí obtuvo 190.517 votos equivalente al 80.07%; el No 47.420 representa el 19.93%.

En Santa Cruz el Sí consiguió 256.578 equivalente 34,75% y el No 481.744 equivalente a 65.25%.

En La Paz el Sí logró 886.077 votos equivalente 78.12% y el No 248.172 al 21.8%.

En Beni por el Sí 34.251 votos equivalente al 32.67% y el No 70.600 equivalente 77.33%.

Fuente: Datos de las elecciones y Discurso de Morales en la Agencia Boliviana de Información, http://abi.bo/



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba