15/11/2018

“Cambiá el trato”… ¡pero en serio!

Ayer la multinacional de cosméticos Avón lanzó una campaña contra la violencia machista a través de unos videos que interpelan desde un lenguaje sencillo, sobre “lo que no esta bien” en el trato hacias las mujeres. Sin embargo, el mensaje no logra cuestionar las razones que hacen que los varones violenten de diversas maneras. Los videos no logran desmontar “el mandato de masculinidad”. Por ANRed


Ayer, la multinacional de cosméticos Avón lanzó una campaña llamada “Cambiá el trato”que se hizo viral por redes sociales. Por medio de una serie de videos buscan interpelar, de una manera sencilla, a los varones sobre tres ejes: Acoso callejero, Violencia digital y Violencia doméstica.

Si bien la iniciativa tuvo muy buena repercusión, debido a su lenguaje sencillo y que apela a escenas comunes entre varones, queda claro que existen diferentes maneras de ejercer violencias hacia las mujeres.

En los videos quienes representan a los varones que estan cometiendo algún tipo de violencia, luego de ser interpelados por otro varón y  discutir, comprenden que han cometido “un error” y que deben cambiar su trato hacia las mujeres.

Sin embargo, lejos de ser errores de comportamiento es necesario entender que la violencia machista es la forma “normal” de vincularse en sociedades patriarcales. Los videos no logran interpelar  de manera tal que los varones comprendan que para “cambiar el trato” deben desmontar su mandato de masculinidad.

“Hay hombres que para gozar del prestigio masculino frente a sus pares son obligados a hacer lo que no tienen ganas y a veces a no hacer lo que tienen ganas: la primera víctima del mandato de masculinidad es el hombre”, aseguró la antropóloga argentina Rita Segato.

Segato afirma que el mandato de masculinidad, son imposiciones a los hombres, que hacen a su protocolo de existencia, lo que les hace evidenciar su potencia, su no sumisión. El hombre tiene un miedo muy arraigado y es el de perder su masculinidad ante otros hombres. Para ser parte, para no quedar fuera de esa hermandad, puede llegar a ser cruel y narcisista. Todo un sacrificio para ser un hombre. Las mujeres debemos saber que el hombre no sufre, por ejemplo, de ser cornudo por la mujer, sino por la cofradía, por la mirada de los otros hombres. Hay que desmontar ese mandato que, entre otras cosas, es mano de obra bélica.

Si hay algo importante que resalta el video es que “No hay nada más importante para un hombre que otro hombre”. Pero para cambiar el trato, es necesario que comprendan primero lo infelices que resultan teniendo que rendir exámenes de masculinidad constantemente frente a esos “otros”, la cofradía. Una vez que logren comprender que son afectados por el patriarcado, lograrán modificar su trato hacias las mujeres. Sino seguiremos “tratando de corregir errores” a la hora de establecer relaciones.

 

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba