13/11/2018

El coro Villa Argentina resistió, una vez más, junto a Roger Waters

El pasado sábado acompañamos al Coro Villa Argentina desde Florencio Varela hasta el Estadio único de la ciudad de La Plata para que tocaran junto a Roger Waters. Doce voces compuestas por adolescentes entre 12 y 14 años fueron los elegidos por el ex Pink Floyd para subir al escenario e interpretar “Another brick un the wall” (Otro muro en la pared). El coro de Villa Argentina nos demostró que significa resitir tejiendo un sentido colectivo, y que, junto al músico, se presentaron  ante un estadio con miles de expectadores. Por Lidia Baran para ANRed

Cuenta Ailín  Fort que un papá en el último encuentro preguntó: “¿Por qué eligieron pintar ‘Villa Argentina Resiste’ en la bandera?. La bandera fue pintada entre niñxs, familias y docentes. Fue una propuesta de lxs niñxs: quienes eligieron tomar el lema de la gira ‘Us and Them’ de Roger Waters. Los coros en los que trabajamos resisten a una sociedad que no escucha a sus niñxs. Nosotrxs acompañamos su crecimiento, siempre escuchando su voz, su deseo, su sentir. Y fue en ronda, mirándonos a los ojos y compartiendo un encuentro de mates y comida casera, como lxs chicxs fueron eligiendo. Para cada unx de lxs que formamos parte de esta experiencia ‘Villa Argentina Resiste’ tiene muchos significados posibles y entre todxs fuimos tejiendo un sentido colectivo. Lxs niñxs dicen que Villa Argentina resiste, porque pasa el tiempo, cambian las personas, pero el coro se sostiene. Otrxs refieren que resiste porque allá afuera pasan cosas tristes, pero el coro sigue siendo un refugio.“Lxs jovenes explican también que el Coro resiste a las politicas de ajuste, siendo muchas veces lxs docentes quienes sostienen estos espacios, a pesar de las precarias condiciones laborales. “Nosotrxs, en tanto docentes, creemos que el Coro de Villa Argentina – y el Programa en general- resiste a una sociedad neoliberal que nos quiere silenciadxs, oprimidxs, individualistas, acostumbradxs. Aquí hay música, hay sueños, hay lugar para la voz de lxs niñxs, hay creatividad, hay lazos solidarios, hay encuentros.En este sentido, es muy interesante que Roger Waters nos haya convocado para actuar en ‘Another brick in the wall’ ya que Villa Argentina resiste al control mental. Acá hay espacio para soñar con otros mundos.” continuó Ailin.

Entre abrazos, palabras de aliento, risas de emoción y complicidad, y con muchas expectativas subían a la combi que los llevaría una vez más a ser protagonistas de una noche inolvidable. Doce voces que compartirían escenario con el ex bajista de Pink Floyd, Roger Waters en el Estadio Único de La Plata. Tuve la oportunidad de acompañarlos en todo momento y retratar en fotos la esencia de esta gran experiencia para ellos y los profesores Agustín Ganem (director del coro y profesor de Música), Ailin (psicóloga), Carlos Guillermo y Fernanda Godoy ( también profesores de música ) todos,  grandes pilares en este proyecto. Los chicos fueron seleccionados por la producción de Roger Waters para cantar el tema “ Another brick un the wall “ (Otro ladrillo en el muro). Mandaron una invitación al Ministerio de Educación y al Programa de Orquesta y Coros Infantiles y Juveniles para el Bicentenario solicitando doce chicos entre 10 a 15 años. “La mayoría no lo conocía al ex Pink Floyd. En el proceso de aprendizaje le fuimos marcando su camino“ cuenta Agustín. Al llegar al estadio se empezaba a sentir esa energía y mucha tranquilidad entre ellos, sintiéndose con más confianza a pesae de  que era la segunda vez que participaban. En los camarines había un clima de distensión, jugando, riendo, tocando instrumentos y cantando. “El martes fue pura música en el camarín, la música fue un refugio tremendo. Esta vez le propusimos como recurso que traigan instrumentos, juegos de mesa porque la idea es que se diviertan. Porque eso es la vida”, comenta Ailín.

Media hora después, el Coro se encontraba ya preparado  en camarines, ya  se palpitaban las buenas energías, dándose palabras de aliento, un clima de compañerismo y hermandad opacaria todo posible nerviosismo que los  enfrenaria a las más de 40.000 personas que se encontraban en el estadio. Las 21hs era el tiempo programado para el comienzo del show, cuando entra Dina ( parte de la producción de Roger Waters) para entregar los mamelucos naranjas, vestuario que los chicos  usarían en el escenario haciendo alusión a prisioneros de Guantánamo. Afuera se escuchaban  aplausos y ovación para la banda telonera Mapuche Puel Kona que una vez más demostraron con su música levantar la voz de los pueblos originarios reivindicando su concepto de la música como herramienta de comunicación, lucha y resistencia.  En esos instantes destaque, y aún más en ese momento, la labor de los profes, tan fundamental en esos instantes previos. La calidad humana y contención con que han trabajado con el grupo hizo que los chicos no sintieran la presión escénica,  y pudieran dar rienda libre al disfrute de lo que estaban viviendo.

La primera parte del show ya había comenzado, Roger Waters estaba en el escenario. El coro de niños y niñas ( Iara, Patricio, Luana, Matías, Micaela, Axel, Kiara, Nicolás, Sofía, Benjamín, Leonel, Sofía ) ya estaban en la combi de la producción junto a Ailin, para alcanzarlos al escenario. Los despido y voy rápido al campo para verlos y poder  fotografíarlos. Waters daba inicio al clásico “ Wish you where here” tema ante último antes de finalizar la primer parte del espectáculo. Las luces se apagan, está todo a oscuras y al instante de sonar los primeros acordes de “ Another brick in the wall “ la pantalla se enrojece y aparecen los doce niños y niñas alineados y firmes, vestidos con los mamelucos naranjas y los rostros cubiertos con una bolsa negra, con una corista a ambos lados. A la segunda estrofa se descubren su rostros coreografiando con movimientos precisos siguiendo la letra. En determinado momento los chicos se quitan los mamelucos ( claro símbolo de la prisión ) y dejan al descubierto una remera negra con letras blancas que muestra el siguiente término: Resist ( resistir ), lo que generó un enorme ovación de parte del público. El reconocimiento del público no se hizo esperar y esto se demostró al llegar los niños varelenses a la platea para presenciar la segunda parte del show. Los saludos y muestra de aprobación de los que lo rodeaban fueron el perfecto corolario de una experiencia que estos pibes del coro Villa Argentina jamás olvidarán.

“Que sigan estos programas de inclusión, orquesta y coro escuela” exclama entusiasmado Agustín Ganem.

 

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba