27/10/2018

“Argentina está en una perspectiva de default”

Entrevista a Eduardo Lucita, de Economistas de Izquierda (EDI),  sobre la situación económica nacional y la actual coyuntura en Brasil. Por Mario Hernández.


M.H.: Hubo una reunión en el Sheraton de Mar del plata, de los empresarios de IDEA. Donde recibieron la visita del Presidente de la Nación en el último día de las Jornadas.

E.L.: Lo primero que hay que decir es que este año hubo mucho menos entusiasmo que otros, hubo menos presencia del funcionariado del gobierno y además hubo toda una sensación casi defensiva de los empresarios porque están acotados y algunos muy alarmados por la evolución de la causa de los cuadernos de Centeno.

Hay muchos que están afectados, están muy preocupados porque si la cosa sigue así, sus empresas no van a poder participar en los Programas de Propiedad Participada (PPP) que es la única salida del gobierno para recuperar la obra pública. Digo la única salida porque no la financia el gobierno sino las empresas privadas; después al gobierno le va a costar bastante más caro pero eso será para más adelante.

Por eso se está discutiendo un programa judicial que afecte y desafecte, valga la contradicción, a los empresarios de las empresas privadas que están comprometidos en la malversación de fondos, en problemas de corruptela pero que eso no afecte a las empresas para que puedan seguir funcionando con el Estado, esa es una gran preocupación.

La segunda cuestión, creo que lo máximo lo hizo el ingeniero Constantini, que es el de Nordelta y de todas esas construcciones, que planteó que el gobierno hizo todo mal. Obviamente están preocupados porque la devaluación favoreció a las exportaciones, hubo una gran transferencia de ingresos a los sectores más concentrados del capital pero les subieron mucho los costos con una inflación del 50%, con una recesión mucho más profunda de lo que se creía y que va a seguir profundizándose el año que viene. Los informes tanto del FMI como de la Cepal son mucho más pesimistas que los del gobierno, que a diferencia de otras veces no dice “lo peor ya pasó” sino “lo peor está por venir”, “habrá más recesión”, etc.

El gobierno mismo prepara el ambiente para lo peor, pero está claro que a pesar de eso hay más pesimismo en el FMI y en la Cepal en cuanto a las estimaciones que han hecho para este año y para el que viene.

Hay otra cuestión que llama la atención a todos, que es que el FMI dijo que este año el PBI cae 2.6, el año que viene 1.6 y después dice que la economía argentina va a volver a crecer en el 2023. ¿Y en 2020-21-22? ¿Sigue la recesión? ¿Qué es lo que pasa? Esa es una incógnita que se corrió por todos lados. El problema es que el acuerdo con el FMI vence en 3 años y hay que empezar a devolver los 57.000 millones de dólares, y nadie sabe de dónde va a salir la plata para devolver eso. Ese es el ambiente general.

Presentación de Sistema deuda de Éric Toussaint

M.H.: Vamos a estar presentando el próximo jueves el libro de Eric Touissant “Sistema deuda” que pretende hacer un recorrido por lo que ha sido la historia de las deudas externas a nivel mundial en los últimos 200 años. Has prologado ese libro, se me ocurre preguntarte cuál considerás que es el aporte de este trabajo de Touissant a la situación que vivimos en nuestro país.

E.L.: Este nuevo libro de Eric Touissant es un eslabón más en la larga cadena de textos que viene produciendo. Comenzó con el asunto de la deuda y la construcción del Comité por la anulación de la deuda del Tercer Mundo a mediados de los ´80 del siglo pasado y ha ido evolucionando en la comprensión del fenómeno.

Hasta ahora él había reproducido las cuestiones de endeudamiento, de repago, de crisis de deuda en distintos países inclusive la anterior de la Argentina también, replanteó el tema de Deuda o Dios, etc. Pero el salto cualitativo que tiene este libro para mí es que presenta la deuda como un sistema, antes trataba el tema país por país, ahora lo que demuestra en este libro es que en realidad es un sistema producto de la explosión de una plétora de capital financiero que aparece desde la crisis mundial de los ´70 en adelante, que no tiene dónde invertir en el sector productivo y entonces se va convirtiendo y armando todo un sistema de deuda y obligando a los países a endeudarse.

En los años ´80 y ´90 el endeudamiento era de los países periféricos llamados del Tercer Mundo, pero hoy son también los grandes países desarrollados los que están muy endeudados. La deuda en Japón es del 300% del PBI, después de 8 años de colaboración del FMI y no sé cuántos acuerdos firmados y vueltos a firmar, la deuda de Grecia que en estos 8 años perdió el 25% del PBI y así podemos ir país por país, Europa central, el propio EE UU que tiene la maquinita de imprimir pero su deuda es fenomenal. Hay un sistema deuda, eso es lo que demuestra y la importancia de este libro.

La segunda importancia que tiene este libro es que cae en la Argentina en un momento justo. Argentina está en una perspectiva de default, una vez más la deuda es el centro de la crisis económica de nuestro país, por eso el aporte del FMI es el más grande de la historia, nunca hubo un préstamo de 57.000 millones de dólares y tampoco por 36 meses, siempre son por 18 meses.

Hay una situación excepcional porque se estuvo al borde del default, entonces el libro cae en el momento justo. Tengo que decir también sin ánimo de alabarte, que es un mérito de la editorial que dirigís, hacer el esfuerzo económico que significa publicar un libro que tiene 300 páginas, en este momento justo. Es muy oportuna la aparición del libro y la decisión de la editorial de editarlo en este momento.

“Bolsonaro desplazará a Macri como interlocutor privilegiado de EE UU en América Latina”

M.H.: Inevitablemente te tengo que preguntar por Brasil.

E.L.: Brasil es muy preocupante, no se trata solo de un ultraderechista, sino de uno declaradamente fascista. Los comentarios que ha hecho últimamente diciendo que va a meter preso a Haddad, que va a perseguir a todos los que no lo votaron y una serie de cosas; lo que dijo su hijo diputado, que con un soldado y un cabo va a liquidar la Corte Suprema de Justicia, que no necesita ni un jeep. Son todas declaraciones rimbombantes pero que crean un clima.

Además de los hechos concretos de la persecución a los gays y travestis, a los opositores, muchas de esas cosas ya están pasando. Yo acabo de escribir un artículo que son notas del avance del proto fascismo en Brasil, creo que es un momento antes del fascismo.

Bolsonaro puede ser fascista y mucha de la gente que lo acompaña, pero eso no quiere decir que de inmediato se convierta en un régimen fascista porque para eso hay que tener un movimiento, hay que ver si esta millonada de votos que sacó es porque realmente comparten sus ideas o simplemente es un rechazo a la política del PT de los últimos tiempos, un rechazo a la corrupción generalizada, a los partidos políticos y entonces votan a lo que aparece como un tipo que esta por fuera de la política. Aclaremos que esto es lo que ha vendido porque Bolsonaro hace más de 20 años que es diputado, o sea que eso es mentira, pero se trata justamente de este régimen de la posverdad.

Para que haya un régimen fascista como tal tiene que haber un movimiento que además tenga un programa, hasta ahora todo lo que ha anunciado Bolsonaro ha sido un ida y vuelta. Dijo que iba a privatizar todo y lo pararon los militares que tienen una tradición nacionalista y dijo que los aspectos centrales no los iba a tocar, después iba a liquidar el Mercosur y después dijo que no, pero que hay que renegociar, etc. Y así con varias cosas, va y viene, cada grupo de presión reacciona con cada cosa que dice entonces se queda a medio camino. Veremos quién se termina imponiendo.

Ahora, va a tener una bancada de militares retirados importante. Es un gobierno pro fascista que se va a apoyar en una fuerte bancada de militares retirados con el apoyo de los militares en actividad. Además el peso de las iglesias evangélicas que todos sabemos, son creadas y correa de transmisión de EE UU. Es un fenómeno bastante extendido, en Chile, en Guatemala pusieron un Presidente, en Colombia, en Costa Rica; y ayer escuchando al presidente de las Asociaciones evangélicas argentinas en un reportaje, dice que entre el 10 y el 12% de la población argentina está en un culto evangélico. Hay un crecimiento muy fuerte.

M.H.: Y que cumplieron un rol central en la movilización por el rechazo a la Ley del aborto.

E.L.: Y tienen una actitud muy agresiva, porque están persiguiendo médicos, en los barrios hay una actitud muy agresiva de los evangelistas sobre las mujeres. Están en una campaña contra la Educación Sexual Integral (ESI). Es un avance ideológico muy fuerte.

Por último lo de Brasil, el peso social, político y económico en la región hace que Brasil retome su centralismo, va a ser el interlocutor válido de EE UU, desplazando a Macri, pero además hay que ver el éxito geopolítico que puede tener esto en la región porque tiene un peso muy importante.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba