24/10/2018

Un encuentro de mujeres plurinacional

El 33º Encuentro de Mujeres que se realizó la semana pasada en la ciudad de Trelew, estuvo cargado desde su inicio con una fuerte consigna: que el Encuentro se transforme en Plurinacional. En un territorio ancestral donde la resistencia y lucha Mapuche-Tehuelche es parte del paisaje, las mujeres originarias de diversos lugares de latino y centroamérica realizaron su petición durante la apertura; segundos después todas las personas cantaban: “Encuentro plurinacional, plurinacional”. Por ANRed.

En la última jornada del taller “Mujeres por la libre determinación de los pueblos”, coordinadoras y asistentas festejaron con aplausos la noticia: “la marea Verde nos cedió el lugar”. Así fue como el lema “nos queremos plurinacionales” recorrió la marcha del Encuentro de Mujeres N°33 en Chubut que desde ahora en más se llamará Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans incluyendo a las 36 naciones originarias.

Desde la tarde del sábado y la mañana del domingo se discutió la necesidad del cambio nominal del ENM, de Nacional a Plurinacional. Se fundamentó en el derecho a que las 36 naciones existentes en el territorio argentino puedan desarrollarse en la totalidad de sus identidades, espiritualidades y cosmovisiones. Se focalizó en la necesidad de que lo plurinacional sea un eje transversal en todos los talleres.

Tanto al comienzo de la primera jornada con la ceremonia del fuego, en la que se invitó a quemar aquello que ya no sirve, como durante todo su desarrollo, hubo testimonios del silencio al que muchas compañeras de diferentes edades fueron confinadas desde su niñez a callar su origen y su lengua, a dejar de reconocer a sus ancestros y ancestras, los territorios que siempre habitaron hasta que llegaron los colonos, y el Estado argentino. La colonización y dominación por parte de los “winkas” instaló una violencia que se desarrolló sobre las naciones originarias, enmarcando a esas violencias en tramas sociales, simbólicas y culturales que le otorgaron legitimidad y, al mismo tiempo, una impunidad institucional alarmante.

Sin lugar a dudas, el taller Mujeres por la Libre Determinación de los pueblos fue uno de los más concurridos y principal cuna de debates. Sobre todo al final del taller hubo algunas voces en disidencia con el pedido de la plurinacionalidad, aduciendo que el espíritu del encuentro siempre fue plurinacional y no es necesario enunciarlo. Pero las mujeres originarias volvían a explicar que “la plurinacionalidad es una realidad negada, ya que el Estado argentino se fundó sobre un genocidio sistemático que aún continúa“. Un momento muy emocionante fue la presencia de Isabel Calfullanca, hermana y tía de Genaro y Cristián Calfullanca, pidiendo por la aparición de los dos peones rurales desaparecidos en 2013 en Cholila, caso que se mantiene en la impunidad como el centenar de causas de mapuches y otros originarios y originarias desaparecidas en democracia.

Así es como a través de los dos días del taller “Mujeres por la Libre Determinación de los pueblos”, la propuesta de unión y reconocimiento a la identidad plurinacional de las mujeres que habitan el territorio argentino y los Encuentros de Mujeres, Trans y lesbianas tomó tanta fuerza que la proclama “plurinacional” o los cánticos “somos las machis que nunca pudieron quemar” y “poder ancestral” se hicieron eco en todas las encuentreras que recorrieron los talleres en Trelew.

Durante el taller se dió cuenta de que el Estado argentino tiene una deuda pendiente con los pueblos preexistentes a su conformación ya que todos los gobiernos posponen la finalización del relevamiento territorial indígena dictado por la Ley nacional 26.160. Dicho relevamiento es un requerimiento básico para regular la posesión y la propiedad comunitaria de las tierras indígenas que les protegerá de todos los avasallamientos a sus derechos anunciados en la reforma constitucional de 1994 y reconocidos por organismos de derechos humanos internacionales.

Con la noticia de que la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratutito había decidido ceder su lugar en la marcha a la bandera #NosQueremosPlurinacional para caminar por las calles por la lucha de la autonomía de las mujeres originarias, la columna del taller N° 42 salió de la Escuela de Bellas Artes N° 759 hacia el lugar de concentración, al grito de “plurinacional”. Para la misma se organizó la seguridad invitando a 30 participantes del taller para armar un cordón a través del uso de la máscara “kollon”. “La que protege debe ser una persona valiente, sabia y respetuosa” destacó la organizadora.

Al día siguiente, en la ceremonia de clausura planificada en el autódromo, la comisión organizadora no quiso anotar a la representante del taller para dar las conclusiones. Fue gracias a la invitación de Claudia Haro y Alma Fernández de Furia Travesti de La Plata, quienes cedieron una parte de su tiempo en el escenario. De esta manera el Taller 42, Mujeres por la Libre Determinación de los Pueblos, pudo visibilizarse ante las mujeres que se estaban despidiendo. La representante se explayó sobre los motivos para saltar del discurso de lo nacional hacia lo plurinacional y explicitar la existencia de 36 naciones indígenas que conviven en el territorio argentino. “Reconocernos plurinacionales se torna necesario si nos queremos autodeterminadas”. Como explicaba el folleto que repartieron las mujeres organizadas por un encuentro plurinacional de mujeres: “nos encontramos para superar este sistema de muerte y construir la vida”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba