06/01/2009

EMBA Quilmes: Para las autoridades, el arte puede esperar

embatapa.jpgLos estudiantes de la Escuela Municipal de Bellas Artes de Quilmes mantuvieron una larga lucha contra el intendente Villordo. Con el cambio de gobierno, las agresiones y amenazas disminuyeron, pero no llegan las mejoras para el edificio que, incluso para las autoridades, es “inhabitable”.


La Escuela Bellas Artes de Quilmes fue un emblema de las protestas contra el ex intendente de esa localidad, Sergio Villordo. A la política hostil a un ámbito artístico único por sus características en la zona sur, se había sumado la golpiza a sus estudiantes y una represión que terminó con un balazo de goma a uno de ellos.

Miles de personas los acompañaron por las calles en su reclamo. Con el nuevo gobierno municipal cesó la agresividad, pero las soluciones que exige la escuela -y que prometió el municipio- están lejos de cumplirse.

Bellas Artes funciona hoy en el edificio de la vieja municipalidad, ubicado en Sarmiento 625, con serios problemas de seguridad y de equipamiento. El estado comete dos injusticias juntas: como el edificio no es “habitable”, la provincia privaría a los estudiantes de la habilitación de sus títulos.

Sebastián, del Centro de Estudiantes, asegura que el argumento del municipio es que “no tenían fondos, que no llegaban a cubrir, y lo supeditaban a que la provincia entregue subsidios que nunca entregó, alegando que esto es una escuela privada”. Esto se debe a que formalmente la escuela depende del municipio, que le asigna un presupuesto para los salarios docentes, pero que no cubre el mantenimiento edilicio.

Agrega: “Había una interna. Estaba Villordo, de signo duhaldista o anibalista, y en la provincia estaba Solá, de otra fracción. No bajaban los subsidios. Ingresa (Francisco) Gutiérrez. Se cambia el estatuto, es decir que atiende a uno de los reclamos nuestros. Pero queda el del edificio”¦ A través de los años hemos ido consiguiendo arreglos parcialmente. El estallido del 2006 arranca cuando se unen los reclamos del salario docente con el del edificio, los espacios eran deficientes para las cursadas”.

Hace un repaso: “Arrancamos un poco la cuestión de que se arregle parte de la electricidad, las obras de gas, disminuir el riesgo de incendio, reconocer los aumentos de salario y restituir a los docentes que se habían echado. Se abrió la discusión para arreglar el estatuto y que se retiren las entidades municipales, como el CREM y un secundario para adultos que funciona en el piso 10 y nos quita horarios de cursada”

“A paso de tortuga”

Muchas cosas siguen sin funcionar en un edificio de diez pisos sin plan de seguridad, donde los estudiantes han quedado atrapados en lo alto por fallas eléctricas: “Cuando entra Gutiérrez, retrotrae el estatuto y reconoce los suelos, aunque no se pagan hasta después de cuatro meses. Empezamos a hablar con Evangelina Ramírez (esposa del intendente), de la Secretaría de Cultura. Nos planteó tener una buena relación, dijo ‘nos sobran algo así como 350 mil pesos y vamos a equipar distintas dependencias. Hagan un listado de lo que hace falta que lo vamos a comprar’. Hicimos una consulta con los alumnos. Se comprometieron a traer quince computadoras, de refaccionar la electricidad. Hay pisos que no alcanzan las bocas de luz, los tubos no son adecuados para dibujo, etc.”.

Continúa: “Hasta hoy, el CREM sigue arriba. Empezamos a tener relación con Obras Públicas, a cargo de Brian Renison. De las PCs llegaron dos y se frenó ahí. Lo de la electricidad arrancó el mes pasado, hicieron un piso y se trabó de nuevo. Por motus propio dijeron que iban a hacer los baños, que para nosotros son prioridad. Pero bueno, arrancaron, rompieron como siete pisos, con lo cuál se clausuraron siete baños. Y nunca los terminaron porque no tenían los materiales”¦ Terminaron uno solo y otros dos están ahí.

Para Sebastián, las reuniones con el municipio terminaron siendo totalmente ineficientes “Nos proponíamos planificar la refacción desde lo prioritario. Lo discutimos mucho tiempo y después se fue manoseando esta discusión. Hoy lo que tenemos es una reunión quincenal, donde presionamos, porque van a paso de tortuga.
Hay cosas que se hubieran solucionado de haberse planificado y hecho bien, como el tema de los baños. Se hacen refacciones más superficiales y fallan cosas estructurales.
Hay un caño de cloacas que gotea del piso 10 líquidos cloacales y llegan hasta ahí, aunque las cerámicas estén hermosas, y el baño está clausurado.”

Prosigue Sebastián: “Venimos así desde Villordo. Los detectores de humo”¦ está todo terminado pero faltan dos detectores y el sistema está anulado. Reclamamos obras coherentes, queremos una planificación racional. Hay que arreglar los ascensores, porque el tránsito continuo rompe el sistema de las vías de escape. Las puertas están todas rotas porque los ascensores no andan bien. Y el presupuesto para el año que viene. Un compromiso de ellos es el presupuesto que contemple esto. El plan a largo plazo no se termina de consensuar.”

Para el estudiante, el cambio del contexto político no trajo soluciones concretas para la escuela “La persecución venía de parte de Villordo. Cuando nos golpean, tomó un estado público tal que tuvo que retroceder. Luego, un compañero recibió un disparo en la pierna. Cuando se termina la persecución, nos reciben, nos abren las puertas, pero los problemas no se resuelven.” analiza.

En el mes de septiembre, una intimación de la Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada (DIPREGEP ) para cerrar la escuela por su estado motivó una marcha de los estudiantes al municipio, donde literalmente rodearon al intendente en una sala contigua a su oficina. Gutiérrez anunció parar el cierre y colaborar con el reconocimiento provincial hacia la escuela.

En esa oportunidad, un docente afirmó: “Esto es gravísimo, porque nosotros todavía estamos funcionando sin director. No puede firmar. No es director para la unidad académica. Cualquier título que el día de mañana tengamos que hacer alguna correlatividad con otros países, no podemos”¦ Esto es gravísimo y no podemos seguir así. Ya tendrían que haber buscado la habitabilidad, no podemos seguir así, nos van a cerrar la escuela. Acá hay un problema que lo tienen que resolver las autoridades. No será culpa de ellos, pero la determinación hay que tomarla ya. Porque históricamente nos va a caer que los que estamos en este momento, encabezados por el intendente, no lo resolvieron”. La escuela sigue a la espera de soluciones.

Los títulos y la actualidad de los reclamos

Se aborda el problema legal de los títulos, del reconocimiento de la escuela en la educación pública formal, como formadora de artistas profesionales: “Nosotros entramos en la partida del 95, en un plan nuevo que entra dentro de la Ley Federal de Educación, que nos vuela el profesorado superior. Hoy lo discutimos, pero hay trabas. La DIPREGEP pone la traba de que la escuela no cumple con todos los requisitos y le quita el aval a los títulos. No habilitaría los títulos, entonces, desde agosto. Es un palo en la rueda rebuscado, que el edificio no esté bien no significa que los docentes no tengan los contenidos. Eso es como una estafa. Es como un contrato donde nosotros cumplimos y el estado no cumple. DIPREGEP está en falta, aunque es cierto que no tenemos vías de escape, que no es seguro el edificio.”

El conflicto tiene su punto de relación con el existente en la Escuela Belgrano de Buenos Aires: “La Belgrano nunca entra al sistema que estamos nosotros. La Belgrano era una escuela media que formaba docentes, y no entra a la ley federal. Emparchaban y les habilitaban los títulos. Ahora le amputan la parte de la formación artística. Ellos reclaman que se transforme en un terciario, no en una escuela media. A ellos se les va por otro lado la irregularidad. El título no los habilita a ser docentes. No les corren las materias para ir a estudiar a la universidad de arte, por ejemplo.” En lenguaje político llano, se traduce que su relativa poca importancia en términos de impacto y votos hace que distintos gobiernos no tengan como prioridad a las escuelas de arte.

Surge una mirada de la actualidad de la escuela: “Hacia adentro fortalecimos los canales de participación. El listado de necesidades lo elaboramos en consulta con los cursos a través de los delegados y con los docentes. Ahora no teníamos enfrente a Villordo, un tipo que quería hundir la escuela. Cambió la dinámica de salir siempre a hacer marchas. Pasamos a hacer muestras, charlas, e instalar el debate de cómo queremos que sea la escuela, como queremos que se equipe y se tomen las decisiones. Hay un debate para establecer un consejo académico, que ya tuvo un embrión este año”.

Agrega Pablo, otro estudiante, que “Se trata de charlas, fiestas, lograr que se publique la revista, una comisión de género, que funcione como un espacio de debate e información el ámbito de la librerías y fotocopiadoras que están en el ámbito del centro de estudiantes. En las comisiones también hay personas que funcionan como agentes reproductores de la información.”

Los estudiantes editan una revista llamada El Caminante, que refleja problemas de los distintos barrios de Quilmes -de contaminación, de infraestructura inadecuada, etc.-, así como la suerte que corren los reclamos más urgentes de las asambleas vecinales. A través de estos canales se lleva adelante un intercambio con otros grupos sociales o políticos actuantes en la ciudad.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba