07/01/2009

Marcha en repudio a la matanza en la Franja de Gaza

palesttapa4.jpgMás de 20 mil personas marcharon ayer hasta la embajada de Israel para repudiar la masacre que están cometiendo sus tropas contra el pueblo palestino. Movimientos sociales, partidos políticos, organismos de Derechos Humanos y agrupaciones estudiantiles acompañaron a las organizaciones de la comunidad árabe.


DSC00174.jpg

En el mismo día en que Israel atacaba escuelas de la Organización de Naciones Unidas donde se asilaban decenas de refugiados, se realizó una masiva movilización en Buenos Aires hasta la embajada de Israel, ubicada en la esquina de Avenida de Mayo y Maipú. Las columnas encabezadas por banderas de Palestina, Líbano e Irak partieron desde el Obelisco para exigir el fin de la matanza en la Franja de Gaza.

DSC00188.jpg

“Continúa el brutal ataque contra nuestro pueblo, aumenta el número de mártires entre niños, mujeres y ancianos y se multiplica, indiscriminadamente, el derrumbe de casas sobre sus habitantes, a la vez, continúa la resistencia palestina representada en la unidad popular, con la participación de todas las organizaciones y brazos armados”, habían detallado con anterioridad las fuerzas de izquierda de Palestina. Así como reiteraban un llamado a la unidad de todas las fuerzas políticas para enfrentar la invasión israelí.

Consignas por la unidad, la solidaridad y la exigencia de una Palestina libre se escucharon también en las calles porteñas. “Venimos en repudio al genocidio que está produciendo Israel contra el pueblo Palestino. La segunda es sostener lo que siempre hemos dicho del reconocimiento del derecho del pueblo palestino a vivir en su tierra. Y, fundamentalmente, porque la solidaridad es un acto que se construye cotidianamente”, afirmó Graciela Rosenblum, de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH).

Por su parte, Mirta Baravalle– de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora– manifestó que esperaba que con la unidad se termine la matanza que está llevando adelante en la Franja de Gaza. “El Estado de Israel es un genocida”, afirmó.
DSC00165.jpg

“Repudiamos los bombardeos desatados por el Estado de Israel contra la población de Gaza, así como también la complicidad internacional de todos aquellos Estados que, desde los sillones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas o desde grupos regionales no menos influyentes, sólo han pronunciado palabras huecas y no han producido ningún acto de solidaridad concreto con la población victimizada en esta masacre”, sostuvieron en consonancia desde la Agrupación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA).

También participaron de la convocatoria movimientos sociales, organizaciones estudiantiles y partidos políticos que acompañaron a los nucleamientos de la comunidad árabe que exigieron una Palestina libre.

El silencio dispara misiles

El único discurso que se realizó desde el palco ubicado sobre Avenida de Mayo estuvo a cargo del titular el titular de la Federación de Entidades Argentino Arabes (Fearab), Alejandro Salomón, quien hizo especial hincapié en los responsables políticos del ataque. “La masacre de Gaza se sigue cometiendo sin que se les mueva un pelo a los gobernantes de las potencias, que tienen la posibilidad de presionar para detener a este estado de Israel asesino y violador de los derechos humanos”, destacó. “Los gobiernos tienen las herramientas necesarias para parar este genocidio, apelando a la suspensión de las relaciones diplomáticas, aplicando sanciones económicas y hasta promoviendo la suspensión de Israel en los foros internacionales. No vamos a dejar de denunciar a quienes están siendo cómplices, por acción u omisión, de esta masacre. Su silencio dispara misiles contra la población palestina”.
DSC00180-2.jpg
Salomón agradeció especialmente a las organizaciones sociales y políticas que formaron parte de la marcha y la importante cantidad de personas que, de manera independiente, se movilizaron. Sobre los cuestionamientos que hizo la embajada israelí a la movilización, resaltó:“Esta gente se está manifestando por la vida, en contra del genocidio, en contra de la política de terror que ejerce el gobierno sionista. No nos vamos a cansar de denunciar a este estado terrorista, que juega al tiro al blanco con la población palestina, y pretende justificar esta demencial carnicería con la excusa de la defensa. No vale defensa alguna cuando se está oprimiendo a un pueblo durante tantos y tantos años. No hay tregua alguna cuando se está bloqueando el acceso a las más elementales condiciones básicas para la supervivencia alguna, cuando no se tiene agua, cuando no se tiene alimento, cuando no hay trabajo. No hay tregua ante tamaña opresión.

En su discurso se hizo eco de la denuncia, que circuló por algunos medios alternativos, según la cual el ejercito israelí está utilizando bombas racimo y uranio empobrecido contra la población palestina, violando las disposiciones internacionales sobre conflictos armados. Sobre el final, remarcó la importancia de la condena a los ataques. “¿Cómo puede haber gente que justifique estos ataques?. El mundo se horrorizó con las Torres Gemelas, se horrorizó con Atocha, se horrorizó con la AMIA. ¿Y con este genocidio no se horrorizan? ¿Los muertos son distintos según el lugar donde viven?”, cuestionó.
DSC00171.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba