12/10/2018

Colectiveros: en medio de la disputa por subsidios, Fernández lanzó su candidatura

En la tarde de ayer, en la sede central del sindicato, Roberto Fernández realizó el cierre de campaña de su candidatura al frente de la Unión Tranviarios Automotor. Luego de impugnar a las listas opositoras, y en medio de una huelga provincial por falta de pago de paritarias, el mandamás de la UTA se encamina a mantenerse en el poder. Activistas opositores manifiestan su complicidad en un lock out empresarial. Por ANRed.


En la tarde de ayer, en la sede que el sindicato tiene en la calle Moreno, Roberto Fernández realizó el cierre de campaña por su reelección al mando de la Unión Tranviarios Automotor. La lista que lidera, la Celeste y Blanca, ostenta el poder desde 1983 y todo indica que seguirá siendo así: en 1989, luego de que las bases se sublevaran contra la dirección, modificaron los estatutos del sindicato. De ahí en adelante, para poder presentar lista, es necesario contar con un delegado congresal en cada una de todas las seccionales que tiene la UTA en el país.

Este año, luego de una disputa económica entre Fernández y los empresarios, el grupo DOTA presentó un candidato propio: Miguel Bustinduy. Bustinduy fue Secretario de Organización de la UTA y un hombre ligado al empresario automotor Ángel Faija. Tras reunir a los delegados de las líneas de DOTA, y de realizar varios actos en el predio de Puente La Noria, Bustinduy presentó su candidatura. Fernández hizo valer el peso de la proscripción y en poco tiempo las expectativas empresarias de tener un candidato propio se agotaron: la lista fue impugnada.

Acto de Bustinduy en Puente La Noria. Foto: InfoGremiales

Las expresiones más combativas dentro del sindicato tampoco pudieron hacerse de un lugar en la elección. Ejemplo de esto es el de la agrupación Choferes Autoconvocados, que tiene la representación de varios activistas de base y el apoyo de cuerpos de delegados de los trabajadores. Este agrupamiento realizó varias protestas de choferes en contra del acuerdo paritario cerrado por Fernández, pero, en todas ellas, fueron recibidos por las patotas del sindicato; quienes golpearon y hospitalizaron a varios choferes, cómo en el caso de Hernán Zavala quien fuera herido de gravedad.

Fernandez viene de desaforar a más de 80 delegados opositores, entre ellos, a las y los activistas cordobeses que protagonizaron la huelga de 2017. Sin embargo, en los últimos tres días, sorprendió a la opinión pública con un paro nocturno de transporte en las provincias. Dicha medida fue tomada a nivel nacional por un faltante en el pago de la cuota del último incremento paritario (5,7 por ciento). La medida de fuerza, que fuera publicada por los medios masivos como un acto en defensa de los trabajadores, tiene un doble sentido: apoyar a las empresas contra el traspaso de los subsidios.

“El reclamo es legítimo, los compañeros tienen que cobrar el aumento que les corresponde, pero detrás del paro de la UTA hay otro motivo: apoyar a la FATAP por el traspaso de los subsidios a las provincias”, le manifiesto a ANRed un chófer de colectivos. La FATAP es la cámara provincial de empresarios del transporte y, de acuerdo a las versiones de algunos choferes, sería la principal impulsora del paro de colectivos que ya lleva 3 días.

El traspaso de los subsidios a las provincias es impulsado por Cambiemos y objetado por las empresas y el sindicato. Los empresarios manifiestan que no les alcanza el ingreso y que de realizarse el traspaso se vería disminuido. Por otro lado, los sindicalistas manifiestan que el traspaso atenta contra la paritaria nacional y, aunque no lo expliciten, va en desmedro de las sociedades que mantienen con las cámaras empresarias. Así las cosas, quien se acercó al gobierno por su afinidad con los empresarios, terminó renunciando y participando de los últimos paros generales, justamente, por lo mismo: por su afinidad con el empresario.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba