08/10/2018

Histórico fallo en la megacausa de Rafaela

Es la primera vez que se condena por un aborto forzado tras una violación como delito autónomo. La víctima fue Silvia Suppo, quien alcanzó a dar su testimonio pero luego fue asesinada. Además hubo una condena a perpetua. Por Fernando Tebele / La Retaguardia.


Silvia Suppo fue valiente hasta el final. No sólo sobrevivió al Terrorismo de Estado, sino que dejó su crudo testimonio como triste legado de esa valentía. Su voz nerviosa pero segura se oyó el 5 de octubre de 2009.

Casi exactamente 9 años después, se conoció esta mañana el veredicto de otro tramo de la causa de Rafaela, provincia de Santa Fe.

Consultada por La Retaguardia, Marina Destéfani, hija de Silvia Suppo y testigo en esta causa al igual que su hermano Andrés, sostuvo: “Siento dolor y tristeza porque mis viejos no están presentes para disfrutar este poco de justicia”. Aún conmovida apenas minutos después de la lectura, Destéfani mezcló sus tristezas y alegrías: “También me entristece el hecho de que no hubo justicia por Reynaldo Hattemer. Por otro lado, queda la alegría de que sea la primera condena por aborto forzado como delito autónomo”.

Ricardo Ferreyra fue condenado a 16 años de prisión (22 con una condena previa) por la violación contra Silvia, además de por el crimen de Rubén Carignano. A Juan Calixto Perizzotti lo condenaron a 14 años (con la anterior quedó en perpetua), entre otros hechos por el aborto.

María Eva Aebi recibió 10 años por tormentos y como partícipe necesaria en el aborto (su pena completa quedó en 25 años).

Oscar Farina recibió 8 años por el aborto. Sin embargo quedó libre hasta que la pena quede firme. Esto último causó la indignación de familiares y abogadas, sobre todo teniendo en cuenta que el crimen de Suppo nunca quedó del todo esclarecido y su familia sostiene que tuvo que ver con su condición de testigo.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba