08/10/2018

Pedirán por la desaparición forzada Bruno Avendaño en México

Bruno Avendaño aprovechó sus vacaciones en la Marina para visitar a su madre el pasado 10 de mayo, en Tehuantepec, México. Ese día salió de su casa, pero no volvió. Familiares y amigos del joven, junto a organizaciones, harán una petición formal a la Embajada de México (Arcos 1650, en el barrio porteño de Belgrano) por su desaparición forzada. En México hay cerca de 40 mil personas desaparecidas, 22 mil cuerpos sin identificar y más de 1100 fosas clandestinas. “No somos el único caso en el estado. 581 casos tiene la comisión estatal de derechos humanos, registrados en el estado de Oaxaca, desde 2014 al 2018”, denunció Lukas Avendaño, hermano de Bruno. Por ANRed.


En el marco de la presentación formal que realizarán hoy ante la embajada mexicana, en diálogo con ANRed, Yunuem Velarde, familiar de Bruno, contó las circunstancias en las que desapareció el joven: “Bruno Avendaño es un militar, miembro de la marina nacional. Fue desaparecido el 10 de mayo en el contexto de sus vacaciones. Como muchos otros militares es un campesino indígena pobre. En sus vacaciones fue a visitar a su madre, a su familia, en Tehuantepec, Oaxaca. Regresando de hacer una changa de albañilería, el 10 de mayo – que es el día de la madre en México – a las 15 horas, fue desaparecido. Es el último dato que se tuvo de él”.

Yunuem también relató las trabas estatales para tomar la denuncia de su desaparición forzada: “Como Bruno Avendaño es hermano de Lukas Avendaño, antropólogo y militante zapatista, no querían tomarle la denuncia cuando quiso hacerla, ni por desaparición forzada ni por búsqueda de paradero de persona. Muchas violencias. Hasta que no cortaron un puente vial las autoridades, las autoridades no aceptaron escuchar su reclamo”.

México está en un contexto genocida, donde desde hace dos sexenios (el de Felipe Calderón y el actual de Enrique Peña Nieto), mediante los operativos de guerra al narco o de seguridad interior, han venido militarizando la vida cotidiana de todo el país, reprimiendo y desapareciendo a movimientos populares, indígenas, movimientos populares por las desapariciones forzadas (de las cuales la más notoria es la de Ayotzinapa). Se está hablando de más de 37 mil desaparecidos, según diferentes fuentes nacionales y oficiales. Y dentro de este contexto, que es de 2006 a la fecha, ha desaparecido Bruno Avendaño”.

La respuesta del Estado: retrasos, obstáculos, reuniones acusatorias y amenazas

La letra fría de los trámites burocráticos indica que en la carpeta de investigación 2200/TH/2018, entregada a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, conforme a la “Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas; 14 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos”, el hermano de Bruno solicita “se realicen las diligencias y acciones de búsqueda para dar con el paradero de mi familiar desaparecido el C. Bruno Alonso Avendaño Martínez, así como con los responsables de su desaparición”.

La investigación de su desaparición estuvo a cargo del fiscal José Luis Miguel Cruz, el vicefiscal Mario Alberto Martínez y el investigador es René Alavés. Una investigación que, después de retrasos y obstáculos por parte de las autoridades, y tras la presión de la comunidad, comenzó el 13 de mayo a las 7 de la mañana. Luego de obligar a las autoridades a seguir el protocolo homologado de búsqueda de personas desaparecidas, lograron tener la primer reunión oficial.

En una entrevista brindada en septiembre a Rompeviento TV, Lukas calificó esa reunión con autoridades del Estado como una “reunión acusatoria”, porque la respuesta del investigador del caso, René Alavés, fue que ellos como familiares habían recibido llamadas en fechas posteriores a la desaparición del joven, y que el mismo estaba vivo.

Pero el dato de las llamadas y la hipótesis de que estaba vivo o muerto fueron rechazadas por la familia: “El investigador nos mostró una fotografías, que mi hermana le dijo: ‘esas fotografías que usted me está mostrando las está bajando del Facebook de mi hermano, y no pueden ser una evidencia de que él está vivo, porque son anteriores a su desaparición’ “, relató Lukas, que considera que las instituciones del Estado “han incurrido en una violacion flagrante a las leyes”.

Sólo hubo dos reuniones como esas. Luego el investigador no volvió a responder las llamadas de Lukas y su familia. Por eso solicitaron el expediente de Bruno a la Fiscalía del Estado. Y encontraron inconsistencias e irregularidades en el expediente, como que aún figuraba como “persona no localizada”, siendo que ya se había realizado una búsqueda previa. O que figuraba un nombre incorrecto en la búsqueda.

“No somos el único caso”

El caso de Bruno pone en evidencia una trama de violencia estatal, naturalización de las desapariciones forzadas de personas e impunidad no sólo en el estado de Oaxaca, sino en todo México. “La ciudadanía estamos ante un estado de indefensión y desprotección – remarca Lukas – Se le solicitó al titular de la fiscalía especializada medidas cautelares para mi familia, porque se recibieron amenazas. No hemos tenido respuesta. Las amenazas que recibió mi madre una es el 25 de junio, y otra el 5 de julio, por vía telefónica. Lo que nos causa mucha incertidumbre, es que si no hay una línea de investigación, si no hay acusados, cómo alguien se toma la libertad de hablarle al teléfono de mi madre y decirle que van a ir por ella o por mi, que nos van a matar”.

“No somos el único caso en el estado. 581 casos tiene la comisión estatal de derechos humanos, registrados en el estado de Oaxaca, desde 2014 al 2018”, sentencia.

México tiene como común denominador ser un país donde miles de familias se enfrentan día a día a la desaparición de sus seres queridos: se calcula que hay cerca de 40 mil desaparecidos, 22 mil cuerpos sin identificar y más de 1100 fosas clandestinas.



1 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
  1. Lukas Avendaño · 2018-10-09 10:36:31
    Mi nombre es Bruno Alonso Avendaño y fui desaparecido el 10 de mayo del 2018 en Tehuantepec, Oaxaca. ¿Dónde está Bruno Avendaño? Por Lukas Avendaño #accionesparalafiscalia #buscandoaBrunoAvendaño #PorTodosLosDesaoarecidosenMexico #niundesaparecidomas #teestamosbuscando #brunoavendaño #accionesparaencontrarte

Ir arriba