05/10/2018

E.S.I: una docena de años

La Ley 26150 de Educación Sexual Integral cumplió 12 años desde su sanción, constituye la puerta de entrada para la articulación de la escuela en situaciones de vulneración de derechos, como violencia, abuso, maltrato contra lxs niñxs, contribuyendo a la tarea de eliminar todo concepto, prejuicio, estereotipo o práctica basada sobre la idea de superioridad o inferioridad de cualquiera de los sexos. Actualmente se esta tratando su modificación para que se aplique e implemente a nivel nacional, para que la iglesia no intervenga en sus contenidos y que sea  constante la capacitación  y actualización de contenidos. Por ANRed

Se cumplieron 12 años de la sanción de la ley 26.150 sobre Educación Sexual Integral, sancionada el 4 de octubre de 2006. A pesar de que lleva más de una década, su implementación en las instituciones educativas continua siendo muy dificil. A lo largo de los años recibió duras críticas por ser considerada biologicista y binarista, la realidad es que dicha ley no lo es, aunque si fueron sus contenidos y recursos, es por este motivo y otros que se esta tratando la ampliación de la Ley ESI. Esta establece a la educación sexual integral como un espacio sistemático de enseñanza y aprendizaje que promueve saberes y habilidades para la toma de decisiones concientes y críticas en relación con el cuidado del propio cuerpo, las relaciones interpersonales, el ejercicio de la sexualidad y de los derechos de los niños, las niñas y los jóvenes adolescentes. Su abordaje es transversal por lo tanto comprende contenidos de distintas áreas y/o disciplinas, y considera situaciones de la vida cotidiana del aula, de la escuela, y la familia así como sus formas de organización. Concibe a la salud sexual no sólo desde un lado reproductivo o “biologicista”, sino además incluye sentires y sentidos desde una mirada de género, aspecto que vienen reclamando el movimiento feminista desde hace tantos años. La ley fue innovadora ya que permite que “todxs lxs educandxs tengan derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada” de todos los niveles educativos, desde el inicial hasta el terciario. La educación sexual integral articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos. Cabe destacar que la sanción de la presente ley, fue producto del consenso y el debate de distintos sectores de la población, tanto de representantes de la Iglesias como de profesionales de la Educación, entre otros.

Despues del año 2006 se sancionaron muchas leyes que amplian la ley de educación sexual integral, y la complementan como Ley de Identidad de Género, la Ley de Derechos de Personas con Discapacidad, la Ley de Trata de Personas y la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, debido a esto se hace necesaria la actualización de la ley ya que la ley no hace referencia a las infancias trans, ni disidencias sexuales, aspectos que claramente hay que modificar y ampliar de la ley. La ley debe ser laica y ampliada, pero lo cierto es que desde que se sancionó la ley no se aplica, o lo hace de un modo reducido, biologicista y binarista. Por otro lado, las personas que si la aplican cotidianamente en sus aulas son aquellas que han logrado una sensibilidad frente a la perspectiva de género, quienes en la mayoría de los casos, han realizado cursos o postitulos por propia voluntad y por convicción, sorteando muchos obstáculos para poder concretar sus estudios. La docencia requiere de una actualización de conocimientos de manera constante, en esta temática la oferta académica es escasa, con grandes riesgos de ver interrumpida su continuidad. El gobierno no ha arbitrado los medios para que las capacitaciones fuesen profundas, ni continuas. Dichxs profesionales de la Educación tampoco han tenido perspectiva de género en la propia formación docente.

Este año con el debate I.V.E (Interrrupción voluntaria del Embarazo) mucho se ha nombrado a esta ley, y se ha pedido su implementación, ya que 8 de cada 10 docentes no aplica la ESI dentro de sus contenidos curriculares y la mitad de los docentes no ha recibido capacitación. Es por tal motivo que tras 12 años y luego de un debate en la comisión de Educación y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara de Diputados se dió dictamen para el tratamiento de la reforma de la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral, donde se resaltaron tres puntos esenciales para realizar modificaciones, que tienen que ver en principio con la obligatoriedad de adherir a todas las provincias a la Ley ESI (en la actualidad solo nueve provincias son las que han adherido y tienen un sistema curricular adoc.). De aprobarse esta reforma se garantizaría la aplicación en todo el territorio Nacional por considerarla derecho de orden público. También se solicita la modificación del articulo 5, para impedir que las creencias e instituciones religiosas sigan impidiendo o limitando los contenidos impartidos en sus instituciones religiosas. La Ley es Laica y su implementación también debe serlo, ya que nuestro Estado es Laico. También se exige la constante capacitación de docentes, actualización y disponibilidad de contenidos, los últimos contenidos y recursos distribuidos fueron durante el anterior gobierno al promulgarse dicha ley, y por lo tanto han quedado muy desactualizados, los mismos son de carácter binarista y biologicista.

Al centrarse el eje en la discusión de la ley de Educación Sexual Integral ESI, sobretodo luego de rechazarse la ley I.V.E, y gracias a la convicción y lucha a favor de la igualdad, muchxs docentes vienen cumpliendo con los objetivos de la educacion sexual integral exigiendo su verdadera implementación y ampliación desde hace varios años. Comprendiendo su rol docente como agentes del Estado, ya que son quienes deben garantizar este derecho adquirido. La vulneracion de este, y de todos los derechos, es una violación a los derechos humanos. Lxs docentes también exigen y reclaman las herramientas que este gobierno no ha otorgado, tales como las capacitaciones continuas con puntaje y en servicio, transversalidad de la ESI en la formacion docente, y la falta de democratizacion de los saberes referidos al tema en espacios gremiales.

Durante el pasado mes, y luego del rechazo de la ley IVE, muchas personas antiderechos han violentado e iniciado campañas en contra de la real aplicación de la ESI, antes pedían su implementación y ahora acusan a la ley realizar de “Ideología de género”. Organizaciones que vienen promoviendo la constante aplicación y formación de los contenidos de la Ley 26150 como el Frente por la ESI de la ciudad de Concordía, Entre Rios denunció que fueron amenazadxs en las Jornadas de Ciencias Sociales. EL COMANDO E.S.I denunció mediante un comunicado la divulgación de un video con imágenes de su propiedad tergiversando sus contenidos así como los objetivos de su organización por parte de sectores de la Iglesia, por  Faro Films y Vanguardia Nacionalista, recibiendo agravios y amenazas por las redes sociales a varixs de sus integrantes.  También un docente fue despedido por aplicar la ley y utilizar lenguaje inclusivo.

El acceso a la educación sexual constituye la puerta de entrada para la articulación de la escuela en situaciones de vulneración de derechos, como violencia, abuso, maltrato contra lxs niñxs, contribuyendo a la tarea de eliminar todo concepto, prejuicio, estereotipo o práctica basada sobre la idea de superioridad o inferioridad de cualquiera de los sexos.

 



1 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
  1. E.S.I: una docena de años | Diario Femenino · 2018-10-05 20:05:33
    […] Fuente: Anred  […]


Ir arriba