04/10/2018

Locademia de operadores

Ilustración – Juan Paz para Maten al Mensajero

El pasado martes 2 de octubre, al cumplirse dos meses de la explosión en la Escuela Primaria nº 49 de Moreno, “el gran diario argentino” publicó una nota editorial, firmada por Ricardo Roa, en la que ataca a la comunidad docente buscando desligar al actual gobierno de toda responsabilidad. Desde allí busca reducir cualquier protesta docente denunciando “aprovechamiento político”. Sin embargo, la información sin fuentes y un sugestivo cruce de datos muestra un “uso político” de datos desde la misma editorial. Curiosamente, esta editorial como un conjunto de notas publicadas los últimos días, se da luego de que Vidal decrete el aumento salarial del 19% muy por debajo de la inflación. Por ANRed.


El dolor se mezcla con la angustia. La muertes de Sandra y Rubén permanecen impunes dos meses después del siniestro. Desde gran parte de los medios hegemónicos se buscó cerrar la causa apuntando al gasista. Mientras tanto, el gremio docente es uno de los más castigados, con paritarias a la baja y un fuerte maltrato gubernamental. A esto se suman las diversas denuncias de amenazas y hostigamientos posteriores a lo ocurrido en la escuela 49 de Moreno, donde se destaca lo sucedido con Corina de Bonis, pero no es el único episodio: la docente Amanda González se encontró con que le habían rayado el capó de su auto con un mensaje intimidatorio que decía “acordate de Corina”.  Otra maestra, Luján Abad Chas, encontró una amenaza impresa en el portón de su casa.

El título de la nota publicada en la página 2 del diario Clarín el pasado martes 2 de octubre.

En este contexto, con escuelas cerradas por problemas edilicios y docentes realizando ollas para garantizar a alimentación de sus estudiantes, la línea editorial de “el gran diario argentino” sigue firme en la idea de instalar a la víctima como culpable. Con acusaciones de “corrupciٕón” dirigidas solo hacia un sector político y reduciendo a las y los docentes que realizan las ollas y otras actividades de protesta como meros “activistas”, insinúa que Corina de Bonis se habría autoflagelado. “Dicen que se habría autoflagelado con una amenaza que no fue tal” sentencia la nota escrita por el director periodístico del diario. Para no ser tan ambiguo aclara que quienes anónimamente “dicen” son “fiscales”. No hay nombres ni fiscalías mencionadas: “fiscales dicen”.

Una nota publicada por el mismo diario el pasado 29 de septiembre, firmada por Mariano Gavira, sentencia desde el título las dudas del jefe de los fiscales de la Provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand. Sin embargo, al interior de la nota el testimonio citado textualmente del fiscal dice que, por un lado “no descarta que el hecho haya sucedido” para luego afirmar que considera que “la maestra es una víctima” y se compromete a analizar lo que pasó. Nada de esto se lee en la editorial de la segunda págína, e incluso sus testimonios no parecen encajar del todo bien con el título de la nota firmada por Gavira. ¿Habrá sido editado el titulo para buscar un impacto distinto a la información relevada y publicada en la dicha nota? Para seguir con lo expuesto en la editorial firmada por el “directór periodístico” del diario, Ricardo Roa, el nombre de la vicedirectora de la escuela 49 es Sandra Calamano, mientras quien detenta un alto cargo jerárquico en el diario y firma la nota editorial escribe en el tercer párrafo “la vicedirectora Calamaro” ¿estará hablando de la misma persona? ¿Falta de ortografía o provocación?

El argumento para descalificar a las y los docentes, principalmente a quienes están movilizados, es la fiesta en la escuela 73 de Moreno. Los videos se viralizaron y todo el personal de la escuela fue sumariado. Sin embargo, ni la editorial firmada por Roa, ni otras notas publicadas en el diario informa el repudio de parte de referentes del Suteba al episodio ocurrido. No indaga sobre el involucramiento de autoridades que se oponían a las movilizaciones en esa fiesta. Pero la principal falencia es el etiquetamiento de todo un gremio por un hecho aislado, mientras los problemas edilicios en la Provincia de Buenos Aires no lo son.

Desde este medio informamos sobre los problemas edilicios en las escuelas secundarias Nro 9 y Nro 41 de Florencio Varela. También sobre el riesgo en la Escuela Primaria 79 de Villa Fiorito. Entre muchas imagenes de escuelas en condiciones edilicias pauperrimas en distintos puntos de la provincia, recordamos cuando pocos dias después de la muerte de Sandra y Rubén, Un docente de la escuela especial N°516 de Melchor Romero, en La Plata, sufrió una descarga electrica.

El domingo 29 de octubre de 2017, el  barrio Aeropuerto de la ciudad de La Plata amaneció  con un incendio que arrasó con más de la mitad de las instalaciones de la Escuela Provincial N° 23, ubicada en avenida 7 y 601. A más de 10 meses las obras ni siquiera se había iniciado.

En municipios como  Tigre, San Fernando, Ituzaingó o La Matanza, la respuesta frente a un desastre edilicio generalizado fue “cortar el gas”.

 

El foco en la víctima

Durante la última semana las notas publicadas que siembran dudas sobre la docencia en Moreno fueron muchas. El pasado 30 de septiembre, “el gran diario argentino” publicó una nota sin firma dedicada exclusivamente a señalar posibles contradicciones de un testimonio de la victima impactada por lo sucedido. Ocupando la tarea de jueces y fiscales, desde el anonimato el foco está puesto en señalar a Corina de Bonis. Esa nota recomienda la lectura de la publicada un día antes con la firma de Gavira, en el enlace se ve el título “La Justicia duda del testimonio de la docente secuestrada y torturada en Moreno”. Todo este entramado deriva en la condena ya dictaminada por el “Juez” Ricardo Roa, quien parece tener claro el veredicto: “La culpa es de la víctima“.

La historia de noticias señalando a las víctimas no empieza en este caso. Fueron muchas las situaciones donde se señaló a victimas de violencia de género o femicidios. El caso mas emblemático fue en la desaparición seguida de muerte de Melina Romero en el año 2014. En ese entonces “el gran diario argentino” publicó una nota titulada “Una fanatica de los boliches que abondonó la secundaria”

La amante de los boliches, las docentes que bailan cumbia, el caos, la vida vida sin rumbo, la “locademia”.

Mientras tanto se mantiene la impunidad ejercida por parte de los sectores de poder. Ya sea el poder gubernamental, o el privilegio machista para señalar a víctimas mujeres, llamese, Melina o Corina.

La tendencia a “señalar a la víctima” está presente en cada enfoque sobre una protesta. Conocidos y numerosos fueron los papelones informativos de “el gran diario argentino” en torno a la cantidad de noticias falsas publicadas en relación a la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado. Algo similar ocurrió en el poco espacio que se didico a informar sobre el asesinato de Rafael Nahuel.

 

Desprestigiar a un gremio para anularlo

Mientras los ataques al gremio docente continúan, su salario sigue siendo pauperizado por parte de las autoridades. Tanto desde el gobierno anterior como el actual se viene difamando al gremio cuestionando sus tareas con información malciosa o directamente errada. Desde el reduccionismo de cuestionar la cantidad de horas de trabajo, cuando la labro docente no se reduce a las horas frente a curso (jornadas pedagogicas, preparación de clases, corrección de examenes y trabajados, suponen un gran cantidad de trabajo no reconocido, por solo nombrar algunos ejemplos).

Casualmente o no, el conjunto de notas difamando a los docentes en los últimos días se dan luego de que la gobernadora María Eugenia Vidal firmó, el pasado viernes 28, el decreto 1145  que oficializa la suba del 19% otorgada a los docentes, cuando la inflación acumulada en el pasado mes de septiembre ya superó el 30% en los primeros 9 meses del año. 

Que el director periodístico del diario firme esa nota intentano estigmatizar a la clase trabajadora refleja una tendencia impuesta desde la patronal de la poderosa corporación mediática. Es coherente con el trato que ejerce la patronal de este medio con sus trabajadores.

Mientras se busca descalificar cualquier tipo de manifestación crítica señalando que “hace política”, no hay señalamiento del uso político de eventos como los Juegos Olimpico Juveniles, donde la canción oficial se titula “Vamos juntos” como fuera el slogan de campaña de la alianza Cambiemos en las elecciones. Mientras se criminaliza a docentes y empleados públicos por “vivir de nuestros impuestos” nada se informa sobre el dinero recibido en concepto de pauta publicitaria por esta corporación, ni de las numerosas prebendas recibidas.

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba