28/12/2008

Trabajadores del Neumático: balances y nuevos desafíos

SUTNA.gif Uno de los conflictos obreros más importantes del 2008 fue el de los trabajadores de la industria del Neumático contra las grandes fábricas situadas en el Gran Buenos Aires (FATE, Pirelli y Firestone). La lucha se extendió por varios meses y contó con gran cantidad de despedidos, maltrato patronal, y represión policial, pero también con instancias de unidad y solidaridad desde otros sectores de la clase. Aquí un diálogo con un delegado de FATE. Balances de lo hecho y los nuevos desafíos frente a la crisis.


ANRed dialogó con un delegado de FATE a quien se le reserva su identidad por motivos de seguridad. Esta fábrica es donde el conflicto por salarios y despidos fue más agudo (sumado a otras plantas de las empresas Pirelli y Firestone).

Antecedentes del conflicto. Leer en ANRed:

 Militarizan plantas de producción de neumáticos

 Repudio a la violenta represión en Pirelli

 “Nos movilizamos contra la represión y las persecuciones”

 ¿Cuál es la situación de los despedidos?

 Nosotros acá en FATE tuvimos 80 despedidos. En todo el gremio del neumático fueron 200. La patronal cuando firmó el acuerdo incorporó solamente a 12 en FATE, creo que 5 o 6 en Firestone y en Pirelli, a 4 compañeros. O sea que de 200 despedidos, reincorporaron poco más de 20. Aparte acá de los compañeros que reincorporaron, varios están con juicios por relocalización. Estos compañeros fueron los que bancaron la pelea. Los que echaron eran activistas, porque estaban en las negociaciones, en la comisión negociadora de la asamblea.
Y los otros compañeros no fueron despedidos porque tienen los cargos gremiales, nos taparon los fueros. El ataque a nosotros fue bien clarito.

 ¿Hay ahora intentos de desafuero?

 Hay cuatro compañeros delegados, tres delegados, y un compañero de la seccional con pedido de desafuero. Tres para suspender y uno para echarlo. Aparentemente los abogados que asesoran a la seccional nos dicen que las declaraciones salieron muy bien, pero sabemos que a la hora de fallar los jueces tienen otros intereses que no son los nuestros.

 ¿Qué pasó con el reclamo salarial?

 Se firmó un 28% de aumento. Hablando con los compañeros, te dicen que no es un mal aumento. El problema es que tenemos un salario muy bajo, entonces no es lo mismo un 28% para nosotros que para los mecánicos (SMATA). Los compañeros ven que mientras el año pasado conseguimos un 25% -cuando nosotros no éramos delegados, pero muchos que hoy somos delegados estuvimos ahí-, este año conseguimos más, y eso fue gracias a la pelea, aunque nos costó compañeros despedidos. En todos estos años, la burocracia no consiguió un aumento así. Y toda la pelea que dimos los trabajadores de FATE en un año y pico logró un poco en vías de la recomposición salarial.

 ¿Cómo lo cobraron?

 Y el aumento lo cobramos en octubre, el 15%, y ahora en diciembre ya tendríamos que cobrar el 13%. Aparte del 28% nos dieron una suma fija de 1800 en tres veces.

 De las otras fábricas ¿saben algo?

 Está complicado. Nosotros sabemos que los compañeros de Pirelli dieron una pelea muy grande durante todo el conflicto. Fue una pelea durísima. Desde el primer momento estuvieron acampando en la puerta de la fábrica, presionando a la burocracia de la seccional de Merlo, para que haga las cosas como las tenía que hacer. Era una pelea admirable. Lamentablemente gran cantidad de los activistas terminó despedido, y ninguno hizo el juicio por reinstalación. Ahí la patronal tuvo la política de ofrecer mucha guita a los compañeros despedidos. Pero sí hubo una pelea muy grande. Y Después de este conflicto, con el tema de la crisis, las patronales empezaron a despedir compañeros, contratados, efectivos, etc.

Y en Firestone la cosa está un poco más complicada. Hay un control más férreo de la burocracia. Sabemos que en Firestone adelantaron las vacaciones para enero… a nosotros nos adelantaron para noviembre una parte, y diciembre otra parte.
A los compañeros les anunciaron que para febrero habría suspensiones, y a nosotros también. La cuestión está así, hay rumores, todavía no hay nada confirmado, pero sí se hablan de suspensiones, y obviamente nosotros estamos previendo que la patronal va a querer despedir.

bridgestone_arg.jpg

 También en FATE…

 De hecho, acá con el tema de la crisis hubo despidos. El tema fue que eran compañeros contratados y tercerizados, con quienes no pudimos hacer un laburo como nos hubiera gustado hacer. Unos despedidos fueron del sector donde se cargan y descargan las cubiertas a cargo de una empresa tercerizada, y otros fueron los compañeros de limpieza. Aparte hecharon gente, capataces, jefes… que en realidad son tipos de la patronal. Los más viejos te anuncian que cuando hay quilombo grande, siempre se empezó así. Siempre primero echan a los jefes y después a nosotros. Además hubo reacomodamientos en los puestos de trabajo.

 ¿Cómo fueron?

 Cuando hechan a compañeros de limpieza, los reemplazan con compañeros efectivos de FATE, y les hacen hacer tareas de limpieza… Y ya se ven cambios en lo que respecta a tratar de sobrecargar de trabajo a cada compañero. En lugares donde se labura con cuatro personas sacan a una, y quieren que se haga el laburo de cuatro, aduciendo que hay menos máquinas funcionando. Pero los compañeros dicen claramente que el laburo es el mismo.
O sea, hacen lo que hacen tradicionalmente las patronales con estas crisis. Tratan de reducir costos y los primeros a los que apuntan son a los compañeros, y de a poco están tratando de hacerlo.

 ¿Ustedes están pudiendo hacer algo con esto?

 Mirá, está medio complicada la cosa. Con la crisis, los compañeros se quieren cuidar, y te hablan de pelear la menor cantidad de reclamos posibles. Igualmente se empieza a ver un malestar, muy de a poquito se ven reclamos puntuales. Y creo que si esto se profundiza después de las vacaciones el contexto va a ser otro.

Ahora, nosotros como delegados, como seccional, tendremos que estar al pie del cañón para organizarnos con el conjunto de los compañeros para ofrecer resistencias al intento de que nos quieran hacer pagar la crisis a nosotros. De hecho, llevamos un par de volantes diciendo esto. Que las empresas abran los balances, las ganancias de los últimos años. Las empresas tienen suficiente resto, y más sobre todo FATE, que sabemos que ha sido record en exportación en los úlitmos años. Tienen resto para bancar una crisis como esta… que la crisis la paguen ellos, y que se tomen medidas pero de otro tipo, no sobre nosotros.

 ¿Ustedes pueden acceder a datos concretos?

 Antes de la crisis, decían que el 80% se exportaba. Ahora con el quilombo este dicen que irá bastante menos… Y al parar por el quilombo mundial, la tienen complicada, porque como la mayoría de la producción va para afuera…

 Acá además hubo represión.

 Sí, cinco compañeros detenidos, tres delegados, y dos compañeros más. Cuando empiezan los despidos, el 25 de julio, la fábrica a las 9 de la noche (los primeros despidos fueron en el turno noche) militarizan la fábrica con 200 efectivos de la bonaerense, con caballos, hidrantes, perros, todo lo que traen los muchachos. Y la cana se mantuvo tres meses en la fábrica, con una gran cantidad constantemente.

Después, cuando quisimos hacer el acampe, en frente de la fábrica, no llegamos a hacer nada, porque cuando nos llevamos las cosas a la esquina y quisimos hacer algo vinieron a provocarnos para que no hagamos nada. A algunos que agarraban, los arrastraban por el piso. Sin embargo, en el informe del Fiscal dice que nosotros provocamos a la policía. Es insólito que ellos nos hagan juicio a nosotros. Aparte de esto, sabemos que la empresa puso plata para que haya testigos contra nosotros.

 ¿Acá estuvo funcionando la comisión de solidaridad?

 Por ahora dejó de funcionar, estuvo durante el conflicto. Igual los compañeros que están despedidos, hicieron el juicio por reinstalación se siguen moviendo. Organizan rifas, todo tipo de cuestiones para seguir manteniéndose económicamente y poder afrontar el juicio por reinstalación. Igualmente sabemos que la cuestión pasa por tratar de ganar correlaciones de fuerza adentro de la fábrica. Confianza en la Justicia, -de que ahí se van a respetar los derechos de los trabajadores- no tenemos. Si no ganamos correlaciones de fuerza adentro de la fábrica eso va a ser complicado.

 ¿Cómo creen que pueden hacerlo?

 Y esa es una discusión constante acá. Con esta crisis, los cambios de la producción, y muchísimas cosas que son reclamos históricos dentro de la fábrica, creemos que es empezando a hacer un laburo bien pegado a los compañeros, a sus reclamos puntuales, pero también haciéndole ver que no solamente pasa por la cuestión económica y en quedarnos sólo en el reclamo de salario. Hay muchísimas otras condiciones que tienen que cambiar. Sí hay que hacer un laburo bien de base con los compañeros. De hecho, la seccional no tiene ni un año -recién en enero va a cumplir-, y la ofensiva de la patronal fue una tras otra. No nos dieron tiempo a organizarnos mucho, y también tuvimos que responder ante cada ataque sin estar bien preparados del todo. Igualmente fue un proceso de construcción de una organización verdadera… y eso lleva su tiempo.

 ¿Y ahora están pudiendo hablar con los compañeros sobre la crisis?

 Estamos hablando en diferentes sectores, sacamos un volante para repartir en mano, porque nos sacaron las carteleras, sólo nos quedaron un par, no quieren que les informemos a los compañeros la realidad. Lo que hacemos en los diferentes turnos es un volante chiquito con letra bien visible y se lo damos a los compañeros, para que se vayan concientizando y preparándose. Sabemos que no va a ser fácil la situación. Nosotros estamos hablando de cómo nos vamos a ir preparando de ahora en más. Hay diferentes opiniones, pero todavía no hay nada definido. Uno ve que tiene el apoyo de los compañeros, pero también el compañero también ve la realidad de que tal vez no quiera sumarse por el tema de la crisis, que lo despidan… Pero igual tenemos expectativas de poder hacer asambleas de vuelta.

 Después del conflicto, ¿qué balance pueden hacer?

 El 1º de septiembre se hace una asamblea general -que nosotros veníamos pidiendo desde marzo de este año, cuando estábamos recién en la discusión de salarios-, para coordinar con el resto de las fábricas un plan de lucha. Juntamos firmas, hicimos de todo para que la asamblea salga. Cuando sale, se hace reñida, nosotros fuimos con una posición que perdimos en la votación por 40 votos, 660 a 620.

A Wasiejko se le parte el gremio en dos, y al tipo eso no le había sucedido. Las asambleas generales que veníamos teniendo últimamente la tenían más fácil. Ahora la derrota que sufre el gremio a nivel general es bastante complicada. Pero bueno, los compañeros de Pirelli por ahí la tienen un poco más complicada porque tienen la seccional que responde a Wasiejko.

Y en Firestone está un poco más complicada la burocracia. Incluso compañeros de Firestone nos dijeron a compañeros delegados nuestros que, “tenemos que votar desde este lado, porque si no, nos marcan”. Entonces hay cierta bronca con la burocracia. De hecho, fuimos varias veces, y varios compañeros de ahí se nos acercaron, y en las elecciones generales perdimos por 18 votos. Ahí sacamos el 30% más o menos, sin hacer política porque la gente casi no nos conocía. Y en Pirelli sacamos el 25% más o menos. En las tres fábricas perdimos por 200 y pico de votos. Siendo que somos nuevos (Agrupación 8 de mayo, Lista Marrón) mucho no nos conocían, pudimos ver el descontento que hay con Wasiejko en todo el gremio.

 ¿Creen que pueden disputar la dirección nacional del Sindicato?

Cuando se hicieron las elecciones servía postularnos a nivel nacional porque teníamos la decisión política de tomar la pelea como de conjunto con todos los compañeros del gremio.
Pero creo que si no hay un proceso de rebelión, como fue el año pasado acá, como fue este año en Pirelli, donde se puedan construir verdaderas organizaciones de los trabajadores, después poder disputar a nivel nacional es más complicado.

 Con este escenario, ¿qué relación tienen con la dirección del SUTNA?

 Desde que asumió esta seccional, los ataques por parte del sindicato central también fueron constantes. Nosotros aportamos al sindicato 70mil pesos, (y ahora debe ser más) y acá estaban entregando entre 500 y 1000 pesos por mes, para gastos de papelería etc. Cuando fue el conflicto, todo el gasto fue por parte de la organización de acá, los fondos de huelga, además del aporte de compañeros de adentro de la fábrica… Y gracias a eso pudimos sostener el conflicto.

Y ahora tenemos la cuestión puntual que desde la obra social hay un ataque hacia la seccional porque han sacado prestaciones en varias clínicas de la zona norte. Y los compañeros primero reclaman acá, donde lamentablemente no hay poder de decisión. El manejo de la obra social es de la central. Además del recorte a las clínicas, tampoco llegan reintegros de gastos de medicamentos, se deben desde julio. Toda una serie de cuestiones que dejan muy claro que se trata de un ataque directo a nosotros.

 Otra forma de boicotear a las seccionales opositoras.

 Claro, todos los años anteriores había un auto para la seccional. Cuando cambió la seccional acá, no había más autos… Este año acá entraron a robar sin romper nada, con llave. Se robaron el disco rígido de la computadora, solamente por la documentación que había registrada ahí. No fue un robo “normal”.

Nosotros creemos que es otro tipo de ataque por parte de la patronal. Hay gente de la burocracia que no tiene más fuero gremial y hace lo que quiere. Acá somos seis de la seccional, y sólo cuatro cobran sueldo. Y después, a los delegados nos descuentan si tenemos alguna actividad por fuera de la fábrica. Incluso estando dentro de la fábrica, nos descuentan el tiempo fuera de la máquina. Hubo meses que cobramos 700 pesos, por todos los descuentos.

 ¿Y las condiciones generales de trabajo?

 Las condiciones de laburo siguen igual. Empezando por los compañeros que laburan con la materia prima, elementos químicos, humo, el hollín negro… Cuanto más, tienen un barbijo de esos que cuesta 2 pesos en una ferretería. La parte de afuera se limpia bañándose, pero la parte de adentro (lo que aspiran) no sale. Aparte hay casos de hernias de disco, problemas en la columna, que las ART no reconocen como enfermedad. La empresa sigue pagando el sueldo un año, pero después el trabajador queda a la buena de Dios. Y esta es una doble pelea, contra la ART, contra la fábrica.

Contacto: seccionalsanfernando@hotmail.com



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba