25/09/2018

Paro general en varios tiempos y un viaje a Nueva York

Masiva presencia en las calles y un fuerte comienzo del paro general repudian al FMI y la política económica del Gobierno. Por Leandro Rodriguez – Fotos: Matias Marzullo/ANRed

Mientras Macri peregrinaba en el país del norte por un adelantamiento de los préstamos del FMI y afirmaba que “no existe riesgo de default”, ofreciendo como garantía de ello su disposición a ser reelegido, la Plaza de Mayo se veía colmada y con multitudes desbordantes sobre las diagonales norte, sur y sobre la Avenida de Mayo. Desde primeras horas del día quedó en claro que el rechazo al Ajuste se extiende a una parte cada vez mayor de la población. La adhesión al paro fue fuerte desde el primer momento en la docencia que llamó a paro por 48 horas. Los movimientos sociales que se concentraron temprano ante el Puente Pueyrredón fueron tan numerosas que graficaron cierta arbitrariedad en la decisión del Ministerio de Seguridad de cortar el Puente durante casi cinco horas para no dejarlos subir al simbólico Puente. La convicción de los movimientos en pasar sí o sí por el mismo puente desnudó finalmente impotencia y debilidad en el Gobierno, lindante con el aislamiento social del mismo. Pasado el mediodía circulaban por el centro columnas que afluían a la Plaza de Mayo desde todos los rincones. Una de las columnas destacadas fue la del “Morenazo”, compuesta por los más heterogéneos sectores del distrito, aunados por la rebelión de la comunidad educativa del distrito de Moreno. Desde el Obelisco el Plenario indical Combativo fue eje convocante de la izquierda en general, movilizando una columna nutrida que cuando entró a la Plaza, encabezada por el SUTNA y la Unión Ferroviaria, la cola de la columna aún se encontraba en Diagonal Norte y el Obelisco.

Los organizadores del acto no aportaron columnas nutridas, aunque no multitudinarias, de docentes y estatales de distintas reparticiones, núcleo de la CTA-T. Sin embargo, el acto contó de hecho al flamante Frente Sindical por el Modelo Nacional (FSMN) como co-convocante. Allí aportan bancarios y otros gremios de la CFT, Camioneros y más gremios, así como se le acercan grandes gremios industriales como SMATA y UOM. La principal virtud de los convocantes fue seguramente poner sobre la mesa el peso propio de este eje sindical, así como una cierta legitimidad para convocar a su derecha e izquierda a la mayor parte de la clase organizada. Así fue que arribaron además de los anteriores movimientos sociales como el triunvirato piquetero, movimientos que articulan con el mismo como el FOL y el FPDS y también movimientos más definidamente peronistas. Y también columnas partidarias de diversos sectores peronistas y kirchneristas marcharon por Avenida de Mayo,así como los partidos de izquierda lo hacían por Diagonal Norte. Pero por encima de esta heterogeneidad, el acto tuvo un mensaje unificado. Los discursos de los oradores (Yasky, Micheli, Palazzo, Alderete de la CCC) pretendieron ubicarse como defensores de la soberanía popular, de la democracia y de la justicia social frente a un Gobierno que plantearon como sirviente del imperialismo yanqui. En el palco referentes principales del kirchnerismo y aliados se mostraban a sus anchas. Entre ellos y ellas el diputado del FpV Agustín Rossi, el ex canciller Jorge Taiana, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, el diputado Fernando Espinoza, los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda), Juan Ustarroz (Mercedes), Julio Secco (Ensenada) con el Frente Grande, y las autoridades del PJ de la prvincia de Buenos Aires Fernando Gray (Esteban Echeverría), y Gustavo Menéndez (Merlo). Este marco partidario y sindical, preanunciado, había hecho que sectores agrupados en el frente En Marcha, como el Movimiento Evita, anunciaran un acto previo en el Puente Pueyrredón con la CTA Perón que dirige Cachorro Godoy. De la misma manera que la izquierda organizó su ropio columna para entrar a la Plaza y realizó a posteriori un acto independiente.

Docentes caracterizadas como guerreras armadas con lápices – Foto: Matias Marzullo

De conjunto, el cuadro del día mostró una calle netamente adversa al presidente, hecho percibido por la sociedad y también reflejado crecientemente en la prensa internacional. Y dentro de las luchas crecientes aparecen en el centro del ring el sindicalismo que expresa una alianza entre el kirchnerismo y corrientes peronistas refractarias a Cambiemos. El paro general de este 25 de septiembre será sin duda masivo y contundente, y al mismo tiempo es cada vez más difícil que la CGT oficial afín al Gobierno pueda sacar provecho del mismo o bien el paro se limite a ser una válvula de escape para la bronca popular. No es raro en este contexto que el Gobierno se vea cada vez más cercano a aprietes y amenazas a los sectores populares, como en el caso de Moreno, caso de amenazas a militantes populares, caso de acosos en protestas y en la vida en los barrios populares.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba