20/09/2018

El presupuesto de las elecciones

El pasado lunes 17 el gobierno dio a conocer su presupuesto para el año próximo dónde se detalla una fuerte contracción económica mucho mayor para lograr el equilibrio fiscal que garantice un “déficit cero” en línea con las políticas del Fondo Monetario. Por Federico Glodowsky

En él se proyecta una reducción del crecimiento del -2,4% para 2018 y del -0,5% del PIB para 2019, un porcentaje de inflación del 42 para este año y del 23 para 2019. Una reducción tanto del consumo privado como del gasto público de -3,4% y -2% para 2018 y -1,6% y -3,4% para 2019 respectivamente. Por lo que se espera una retirada mayor del estado en cuestiones sociales y políticas públicas.

En lo que respecta al sector externo, se prevé una reducción de las importaciones para este año del -0,7%, pero un aumento del 2,8% para el siguiente. Un aumento de las exportaciones del 3,1% para el corriente y 20,9% para el año próximo, que, según las autoridades se explicaría por la competitividad generada por la devaluación, sin embargo, la proyección para la divisa estadounidense es de $28,3 en promedio para este año y de $40,1, una fuerte apreciación para el 2019. El gobierno vuelve a aplicar el ancla cambiaria para morigerar el aumento inflacionario y compensar la pérdida en salarios, con el riesgo de profundizar la fuga de capitales por parte de los sectores con capacidad de ahorro.

Los servicios por el pago de la deuda, es decir, el gasto publico redireccionado al sector financiero será de $200.000 millones, un aumento del 50% respecto de 2018, convirtiéndose así en la segunda mayor erogación estatal detrás del gasto por la seguridad social. Seguridad social que se verá afectada a su vez por una quita del plus por zona desfavorable y suspensión de la tarifa social que quedará a cargo de las provincias.

Se congelaría el Fondo Nacional de Incentivo docente, un mecanismo que busca el “mejoramiento de la retribución de los docentes de escuelas oficiales y de gestión privada subvencionadas de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires, y de las escuelas e institutos oficiales dependientes de las universidades nacionales, de los ministerios del Poder Ejecutivo nacional, de otros organismos oficiales y de las escuelas dependientes de municipios”. Por lo que se afectaría a una gran masa de trabajadores estatales a lo largo de todo el país, acentuando la conflictividad laboral con los docentes que ya vienen sufriendo fuertemente el ajuste en educación.

Cabe preguntarse entonces: ¿Cuál será la apuesta de la alianza cambiemos para imponerse electoralmente en 2019, a la luz de un presupuesto de shock, en el caso que las proyecciones optimistas no se concreten? Si la respuesta no es económica será política. Podría intuirse que la búsqueda de apresar a líderes y dirigentes políticos sospechados de corruptos será una vía de escape para capitalizar voluntades y vencer electoralmente. Ello, claro está, si el deseo del gobierno es seguir en el poder para dar continuidad a las políticas de redistribución de los ingresos hacia los sectores concentrados de la economía.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba