13/09/2018

Honduras: “Hacemos un llamado urgente a la solidaridad”

Concluida la audiencia de proposición de pruebas en el caso del asesinato de Berta Cáceres, el tribunal fijó para el 17 de septiembre el inicio del juicio oral y público contra los acusados del crimen. Copinh lanza campaña mundial y estrena página oficial dedicada a la lideresa indígena. Por Giorgio Trucchi, desde Tegucigalpa.


El ambiente de secretismo y verdades a medias que, por más de dos años, ha caracterizado las investigaciones del Ministerio Público permeó la audiencia de proposición de pruebas que finalizó el martes pasado.

En un comunicado, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), familiares de Berta Cáceres y el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) lamentaron la decisión del tribunal de no admitir varios medios de prueba, entre otros el testimonio de miembros de la familia Atala Zablah, directivos de la empresa Desarrollos Energéticos SA (DESA).

DESA es titular de la concesión del cuestionado proyecto hidroeléctrico Agua Zarca.

“La justicia hondureña sigue sin tener las agallas de sentar en tribunal a la poderosa voz de mando de la empresa”, se lee en el comunicado.

El tribunal rechazó también la pericia de contexto social y político, necesaria para la búsqueda integral de la verdad.

Berta Cáceres fue asesinada por su trabajo organizativo como coordinadora del Copinh, en medio de una lucha en defensa de los territorios y contra el saqueo de los bienes comunes.

Existe una relación directa entre el brutal crimen y la labor que Cáceres desempeñaba a nivel territorial y nacional contra el modelo neoliberal y el extractivismo.

“Por más de dos años hemos venido exigiendo justicia, luchando contra el secretismo impuesto por el Ministerio Público alrededor de las investigaciones. Además, nos enfrentamos a un monstruo que ha contratado a un bufete internacional y a un importante penalista canadiense. Tampoco han parado los ataques, la estigmatización, las campañas de desprestigio. Va a ser una gran batalla en un clima de mucha hostilidad”, dijo Bertha Zúniga, coordinadora del Copinh e hija de Berta Cáceres, durante una reunión realizada la semana pasada con la Rel-UITA.

Para ella y el Copinh, la empresa titular del proyecto Agua Zarca es responsable directa del asesinato.

“En Honduras, como en gran parte de América Latina, quien protege la tierra y los bienes comunes sufre persecución, represión y muchas veces es asesinado. Son ataques perpetrados por las grandes empresas explotadoras con la complicidad de los gobiernos. DESA constituyó una estructura criminal, que involucra al Estado de Honduras, y es responsable del asesinato de Berta Cáceres”, aseveró Zúniga.

A pocos días del inicio del juicio contra ocho de los nueve acusados del crimen, entre ellos Sergio Rodríguez, gerente ambiental de DESA, Mariano Díaz, oficial del ejército, Douglas Bustillo ex militar y ex jefe de seguridad de DESA, y Henry Hernández, también ex militar, el Copinh hace un llamado a la solidaridad nacional e internacional.

“Somos una organización pequeña que apoya a comunidades cuya lucha es constantemente invisibilizada. Sin embargo logramos articular fuerzas solidarias que respaldan nuestra demanda de justicia. Sabemos que los autores intelectuales del crimen aun no fueron sentados en el banquillo de los acusados, pero este juicio es importantísimo. No es fácil en un país donde no existe estado de derecho y no se respeta el debido proceso. Lo que más les incomoda y les duele es el respaldo nacional e internacional que estamos teniendo”, dijo Bertha Zúniga a La Rel.

Este 5 de septiembre, el Copinh lanzó la campaña “DESA culpable” y presentó la página web oficial Berta Cáceres.

“Estamos pidiendo a todas las organizaciones amigas que nos acompañen durante el juicio.

Agradecemos a la Rel-UITA por brindarnos su apoyo y acompañamiento”, concluyó.

Fuente: Rel-UITA

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba