05/09/2018

Salta: atacan con pintadas sexistas el local de la organización lésbica Arpías

El multiespacio cultural ARPIAS amaneció el lunes con pintadas y el símbolo sexista de un falo. Al consultar sobre lo sucedido con Gabriela Veleizán, una de sus referentes, sostiene que “fue un ataque más de los que vienen sucediendo en el país hacia organizaciones de derechos humanos y LGBTI. El ataque hacia nuestro espacio está cargado de misoginia, odio hacia las lesbianas”. Este miércoles realizarán la denuncia policial y solicitarán al Polo Integral de las Mujeres  de la provincia de Salta que intervenga para instar a la investigación. “Queremos ver las cámaras” expresa,   porque hasta el momento desconocen la autoría de quienes llevaron a cabo esta embestida machista. Por Claudia Alvarez Ferreyra para ANRed.

La organización emitió un comunicado en el que plantean lo siguiente:

Esta agresión no es un hecho aislado, ya que a nivel nacional en los últimos meses/ días ha habido una oleada de odio reflejada en la violencia plasmada en los lugares físicos donde funcionan por ejemplo la fundación Huesped, las Safinas, o a murales de las Abuelas de Plaza de Mayo, entre otras.

El ensañamiento con nuestra organización se debe al apoyo que dimos abiertamente por el aborto legal, seguro y gratuito. Lucha por la que pusimos la cuerpa, pero también nuestro espacio estuvo al servicio de la conferencia de prensa de estudiantes secundarios por el aborto legal. En ese contexto recibimos el ataque de Ricardo Villalba intimo amigo del diputado Andres Suriani por apoyar la carta que la cineasta Lucrecia Martel envió al gobierno de nuestra provincia.  

Dentro de nuestro espacio nos visibilizamos como lesbianas, cuestionamos la heterosexualidad obligatoria, nos formamos en estudios de género con la única biblioteca lesbo- feminista del NOA que funciona en el lugar.

Desde ARPIAS analizamos el dibujo y el “insulto” como un intento de demostrar  de que “a las lesbianas que lo que nos hace falta es una buena pija” así dando una muestra del falocentrismo al que constantemente somos sometidxs, desde el imaginario social, alentados por la industria del porno y el machismo y decimos que si ser putas es tener una vida sexual activa y disfrutar libremente y sin culpas del sexo, somos muy putas.

Repudiamos todos los hechos de violencia simbólica, verbal y física contra quienes luchamos. Y  responsabilizamos a quienes promueven el odio , la misoginia y la homofobia en sus discursos : el papa francisco y la iglesia católica, militantes pro aborto clandestino como Olmedo, Suriani, el partido bandera vecinal, grupos ultraconservadores que se oponen a la educación sexual integral en las escuelas públicas de Salta.

Pedimos que nos ayuden a difundir y repudiar el hecho, no debemos dejar pasar por alto, que es una muestra clara de odio  y ataque al espacio donde militamos y construimos como trinchera de lucha, reflexión y disidencia.

Ninguna agresión sin respuesta!

Arpías espacio de lectura, reflexión y activismo lésbico

Luego de  lo ocurrido, Arpías recibió diferentes manifestaciones de solidaridad, incluso de otros países.  Este viernes, llevarán a cabo una lectura en el local de Mariano Boedo 196 donde reflexionarán acerca del uso de la palabra “puta” como insulto y cuál es el proceso de empoderamiento que deben seguir construyendo. Lejos del disciplinamiento la respuesta es la lucha consecuente contra el heteropatriarcado.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba