03/09/2018

“Una ternura, la nuestra”

Domingo, es domingo. Domingo de descanso, dicen. Pero la lucha no tiene día de descanso, y en ese momento, domingo de día, de sol, donde las calles de la ciudad son silencio, en la Universidad De Mar Del Plata hay ruido. Se escuchan acordes de rock, los espacios están poblados, la entrada llena de gente que va y viene, las facultades pobladas de personas resistiendo la toma como medida de lucha. En el playón, corren las canciones de rock y la gente tirada en el pasto habla. Habla de cómo durmieron anoche, de las horas que duró la asamblea, de qué tal está en la comisión de seguridad, y tal en la de género. Porque si, la lucha feminista se organiza. Es el festival “TomaPaluza” convocado por la facultad de Humanidades donde las tomas se confluyen en ese espacio. El rock acompaña, agita las bases de los suelos univeristarios, con: “Denotación mental” “Los Caballos Cortos de Sibaris” y “Fieras negras”. Por Colectivo Harté para ANRed


Hasta el momento de esta edición, están tomadas las facultes de Humanidades, Facultad de Ciencias de La Salud y trabajo Social, Ciencias Exactas. La Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño cuelga su bandera con la palabra “tomada” después de una asamblea. Estudiantes gritan, rien, a punto de entrar en conjunto, mientras transcurre el festival acompañan con su grito y aplauso. De las que habitan este complejo solo faltaría la facultad de Ciencias Económicas.

Viene el rap protesta, con la banda “En conexión Verbal” compuesta por unos jóvenes que están siempre en los espacios de lucha, compartiendo las injusticias en frases. Tampoco faltan los poemas, cada vez más rebeldes amorosos que se replican entre festival y festival.

La noche se acerca, la facultad cada vez más ocupada en nombre de la lucha por la educación, la murga “Se atormenta una vecina” llena de risa y alegría a les presentes, algunas de ellas, minutos antes, dormían en costados por haber bancado la toma estas noches. Sus palabras son como un viento de oxígeno que despabila a las personas cansadas. En eso, un trapito aporta a la escena. Se acerca al micrófono, y dice: “Yo hice hasta tercer grado, y ustedes están luchando por nosotros también”. Un aplauso de alegría festeja y agradece sus palabras. La murga, le da un espacio a la poesía de la toma, y comparten: “Una ternura como arma, una ternura endurecida, desde los ojos que arden ante la propuesta de una vida miseria y migajas que nos dieron siempre. Una ternura que sostiene y abarca, este lado del sentir humano, esta lucha que sostiene los huesos, mordiendo el cansancio, oliendo a goma quemada, una ternura, la nuestra”.

Un joven vuelve con el rap, un rap que se mueve, y que manifiesta para seguir compartiendo en la noche que sigue con la comparsa de “Candombe Lumbalu”.

Tomar aire

Y estudiantes, que estos últimos días cambiaron su vida y cotidiano para ponerle cuerpo a la toma, cuentan:

Soy Ailin, estudio Sociología, estoy en la comisión de prensa de la toma. La toma en Humanidades empezó el día miércoles, salió en una asamblea donde éramos más de 150 compañeros. Ya estamos en el quinto día de toma, la medida es una postura política frente a la situación de ajuste a la educación, y también va en concordancia con las diferentes posturas que se están haciendo en el país, que le da fuerza también al resto de los reclamos con los trabajadores de la educación, que no es un hecho aislado, que también se suma a la lucha que están tomando los terciarios en el Consejo Escolar, y también en este sentido repudiar el ajuste y el acuerdo con el FMI. Entendemos que con la suma del dólar, el aumento que estaban pidiendo nuestros docentes ahora ya no es nada. Este lunes va a haber una nueva reunión para ver cómo sigue esto, pero la toma de Humanidades en indefinida, así que tenemos asambleas todos los días donde hablamos y replanteamos como está la situación coyuntural, así que vamos viendo día a día. También haciendo actividades que sumen a compañeros, por eso surge la idea del festival, para que todos aquellos que estén interesados que vengan, que puedan acercarse a la toma a participar, porque la idea es que esté llena de compañeros la facultad y que seamos un montón quienes estemos dando la lucha”

Y previamente a que se suba a cantar con la murga “Se atormenta una vecina”, Franco, estudiante de historia, comparte: “Participo y milito en la asamblea estudiantes de historia, y un poco para continuar lo que dice Ailin, como nos parece importante tener en cuenta lo coyuntura política, el marco en el que se da la toma, desde que espacios también la estamos llevando adelante, y a quien nos acoplamos, en el sector de la educación y en el marco de un ajuste que no se da solo en la educación, sino en la salud y en la cantidad de despidos que hay, es para que la toma no nos encierre en la facultad. Lo que pretende el festival después de muchos días de organización y discusión es visibilizar el conflicto, acercar a compañeros y compañeras, que sepan que quienes estamos bancando la toma le estamos poniendo el cuerpo y no solo llamamos a la solidaridad sino que entendemos que hay quienes están esperando arrancar la cursada, nosotros y nosotras les decimos que vengan a la toma, a las asambleas, que participen en los festivales, en talleres, en un montón de actividades que tenemos pensado. También hacia el interior no hay que subestimar la organización que tenemos las y los estudiantes y que es un espacio de crecimiento que tenemos todos los días, las discusiones que damos nos hace crecer en cuanto al debate político y en como tenemos que desarrollar nuestras luchas.”

Y agrega “Y con el festival estamos muy felices. Venimos de días de estar adentro de la facultad, nos lleva a un momento de mucha tensión y desgaste, de rosca, de discusión, de estar pensando todo el tiempo en hacer lo mejor posible, en como organizando, y en ese sentido el festival y la convocatoria a la comunidad, es también tomar aire y ver que nuestra militancia excede el campo académico, lo que hacemos es no ir a decir cómo se hacen las cosas, sino un festival, y compartir con compañeros y compañeras”

 



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba