02/09/2018

Una multitud y un ninguneo: La huelga de la docencia universitaria entra en su quinta semana de paro con amplio respaldo popular

El 30 de agosto dos hechos históricos coincidieron en tiempo y espacio. El país entero amaneció el día con una mezcla de espanto y estupor ente el salto a más de cuarenta pesos del dólar. Y el país entero atardeció con centenares de miles de personas que avanzaban sobre el Congreso, considerando la marcha universitaria como una auténtica causa nacional por la educación pública, gratuita y de calidad. La tormenta que se abatió sobre la marcha desde las 15 hasta las 19 hs le dio sin dudas características épicas a una marcha que desbordó la lucha salarial hacia una lucha por modelos de sociedad enfrentados, incluso antagónicamente. Por Leo Rodríguez para ANRed.


Si la “tormenta” puso en crisis terminal al Gobierno nacional, no doblegó en cambio a una multitud que se le congelaban las manos, le corrían agua a raudales por la espalda y los vientos sacudían sus banderas. Miles y miles debían retirarse empapados y fríos, pero decenas de miles seguían sumándose, lo cual hizo que muchas y diversas columnas pudieran arribar a la Plaza de Mayo muy pasadas las 20 hs. Aún los más estudiosos y veteranos en estas lides coincidían en que las únicas marchas de estas proporciones se dieron en la lucha entre “la Laica o la Libre” hace más de cincuenta años.

Unas 300.000 personas desafiaron el temporal durante las más de cuatro horas de la marcha en CABA. En la misma semana 60.000 personas marcharon en Córdoba, 25.000 en Rosario, 15.000 en Salta y 10.000 el mismo 30 en Neuquén, 3.000 en Bahía Blanca, miles en Mendoza y muchas otras ciudades del país.

El acto en la histórica Plaza evocó las luchas históricas por la universidad pública, en primer lugar homenajeando los cien años de la Reforma Universitaria de Córdoba y luego a los desaparecidos y asesinados de las luchas populares. La multitud abarrotada en torno al Cabildo escuchó atenta los discursos, en un silencio expectante que expresaba incertidumbre. Se notaba que la mayor parte del activismo docente que viene sosteniendo la huelga desde el 6 de agosto en forma ininterrumpida desde la CONADUH se encontraba en su mayoría intentando recién avanzar por la Avenida de Mayo y numerosas calles laterales.

De todas maneras fue notoria la desconfianza y malestar con varios de los oradores que pertenecen a organizaciones que prácticamente no han parado ni apoyado los paros, tales los casos del secretario de la FEDUN-CGT Ricci y la secretaria de la FUA, que es parte en realidad de la Alianza Cambiemos.

Otros oradores enfatizaron que esta lucha es una causa ya popular y que se puede ganar si se sigue en este camino.

Una paritaria virtual

El día siguiente de la histórica marcha debía continuar la mesa paritaria, teóricamente en cuarto intermedio permanente, según las palabras del Ministro de Educación Alejandro Finocchiaro. En contraste con el enorme impacto social de la misma, el Gobierno volvió a postergar la mesa para el lunes 3 de septiembre.

Ante esta postergación, la conducción de dos de los gremios (FEDUN y CONADU) le dieron razón a la misma, evaluando que el salto del dólar no da un referencia para la negociación. La CONADUH, más a tono con el sentir de la mayoría de la docencia, consideró un destrato la nueva postergación (que viene desde febrero de este año en que debiera haberse cerrado la paritaria). Según Antonio Roselló, secretario adjunto de la CONADUH, el reclamo de incorporar la cláusula gatillo o indexación del salario ante la inflación es independiente de los saltos del dólar y es una referencia suficiente para que el Gobierno reconozca los reclamos docentes.

¿Se profundiza o se desgasta?

Oleadas de nuevas camadas de docentes y también de estudiantes se suman a la lucha, aportando cada vez más duras y varias medidas de protesta, al mismo tiempo que la docencia que viene sosteniendo la huelga desde hace casi un mes empieza a sufrir síntomas de cansancio.

Tras la marcha multitudinaria y el ninguneo del Gobierno, la huelga entra en un estado deliberativo dentro y fuera de las facultades. Las tomas que se extendieron en refuerzo de la marcha se mantienen en las facultades más radicalizadas y comprometidas, no sólo de la UBA sino también de todo el país. Se multiplican en tanto las asambleas docentes, estudiantiles e interclaustros, debatiendo cómo profundizar la lucha o si hacer un alto en el camino en tren de recuperar fuerzas.

Los rumores de pasillo y las posiciones de las distintas agrupaciones apenas van surgiendo por ahora, reforzando la incertidumbre social ante esta lucha como ante la coyuntura nacional en general.

En diálogo con ANRed, Jorgelina Matusevicius docente de la UBA y miembro de la mesa ejecutiva de la AGD-UBA, empapada por el temporal del jueves y en riesgo de recaer de una gripe, expresaba que “el conflicto se puede ganar. Es algo que cuesta mucho, muy duro, con múltiples trabas, pero ahora es cuando tenemos que profundizarlo hacia adentro y hacia afuera de las universidades, reforzando el carácter hondamente democrático de nuestra organización y de la universidad pública como camino y horizonte transformador”. Y ante nuestra consulta de si las elecciones de este 4 de septiembre en la CONADUH pueden debilitar la unidad de acción docente nos respondía que “este camino de unidad lo venimos impulsando desde la lista Multicolor, apostando a la unidad de acción en la lucha, camino del cual no nos desviamos, más allá de marcar nuestro perfil, nuestra trayectoria de no haber avalado la firma de una paritaria de 16 meses bajo el anterior gobierno, de no subordinar la lucha a lo que diga la conducción de la CONADU (y menos de la FEDUN) sino de impulsarla con la docencia de la misma desde abajo”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba