04/04/2018

Aborto: la trampa de la despenalización

“Lo ganamos en las calles y con la organización”. El proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) llegó a la instancia de debate en el Congreso Nacional. Si bien hay ocho proyectos en el Parlamento, el que más apoyo tiene es el de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que fue presentado por séptima vez el pasado 6 de marzo y que cuenta con la firma de 72 diputados y diputados de casi todo el espectro político federal. Se trata de una iniciativa que sigue dos líneas: la despenalización y la legalización como forma de garantizar el acceso a su salud integral de las mujeres. Por 8300 Web/Foto La Revuelta.


“Veíamos que este año iba a ser diferente, no sólo porque tenemos 13 años de militancia dentro de la campaña, sino porque además la campaña está inmersa en un movimiento de mujeres en Argentina que es muy potente, que creció mucho en los últimos años, en cantidad y en organización”, señaló Julia Martino, integrante de la comisión parlamentaria de la campaña. En este sentido, Martino reconoce que la voluntad política del gobierno para instalar el tema “ayuda” pero que haber llegado hasta aquí “es un logro de todo el movimiento de mujeres, de tantísimas que empezaron con esta lucha mucho antes de que nosotras existiéramos como Campaña”.

Está previsto que el 10 de abril comience el debate sobre la iniciativa en una plenaria de las cuatro comisiones donde debe ser debatido el proyecto y que cada diputado/a pueda presentar hasta cuatro expositores. “Creemos que el panorama es favorable, estamos convencidas de que va a salir la media sanción de la Cámara Baja y trabajamos para convencer a los/as diputados/as que aún no definieron su posición”, expresó Martino.

Despenalizar y legalizar

Es verdad que el reclamo por el aborto libre, seguro y gratuito ha tenido mayor visibilización mediática en los últimos años y en las últimas semanas esa exposición ha sido aún mayor. Como dijo Martino, “en un verano aburrido se instaló la agenda de las mujeres”. Sin embargo, a menudo algunos conceptos en relación al proyecto de IVE se confunden o tergiversan, como, por ejemplo, la legalización y la despenalización.

Soledad Deza, abogada de la Campaña e integrante de Católicas por el Derecho a Decidir, planteó que la Campaña tiene esas dos líneas principales y explicó: “la despenalización, se trata de desincriminar una conducta, es decir, quitarle el carácter de crimen que la conducta tiene. En este caso, la voluntad de la mujer de interrumpir un embarazo dentro de las 14 semanas”.

“Al hablar de legalización nos referimos a que de esa conducta desincriminada resulte ser legal una prestación que asegure la práctica médica en el sistema de salud en los tres subsectores: sistema público, privado y obra social. El proyecto de la Campaña Nacional es integral porque va por ambos aspectos: la despenalización y la legalización como correlación de la primera”, agregó Deza.

Otras características a considerar del proyecto son que la prestación médica refiere al amparo a la ley 26.529 del derecho del paciente que asegura autonomía, confidencialidad, intimidad, derecho a recibir información sanitaria de forma completa y clara basada en evidencia científica y un trato digno y respetuoso. Se ha tenido en cuenta también la autonomía progresiva de niños/as y adolescentes, con criterios del nuevo código civil, y el concepto de identidad de género, haciendo alusión a “toda persona con capacidad biológica de gestar”.

Por último, la iniciativa incluye un plazo máximo de cinco días dentro del cual el Estado debe asegurar la atención e incorporarla en el Programa Médico Obligatorio, dónde se enuncian las prácticas médicas que el Estado garantiza, en este caso con los métodos recomendados por el Organización Mundial de la Salud. Posturas poco claras en la región

En Neuquén, las y los legisladores que nos representan en el Congreso tienen algunas posturas por ahora poco claras en relación a los que se debate. Guillermo Pereyra, senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino, se expresó en contra del proyecto porque se considera una persona católica “a favor de la vida”. En el mismo sentido lo hizo su compañera de banca, muchas veces alejada por las diferencias políticas, Lucila Crexell. La diputada del MPN Alma “Chani” Sapag también votará en contra.

Por el oficialismo, Leandro López de Cambiemos está a favor, pero con modificaciones. También votará por el aborto legal el senador del Frente Para la Victoria Marcelo Fuentes.

Se espera que el debate pueda saldar algunas confusiones, como la opinión de Pereyra sobre la posibilidad de que la mujer violada pueda abortar, desconociendo que se trata de una acción que no está penalizada vigente en el código penal desde 1920.

Además hay sectores como el comité de la UCR a nivel nacional que se expresó a favor de la despenalización. Ante la variedad de proyectos que se debatirán con enfoques completos o no tanto, la campaña viene a aportar desde el proyecto integral la inclusión de todos los puntos que pasan a considerar a la IVE como un problema de salud pública a solucionar.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba