17/08/2018

Almirante Brown: los 1000 árboles de la discordia

Ya sea por desconocimiento o incapacidad, las autoridades del municipio bonaerense podrían arruinar una buena iniciativa y convertirla en un perjuicio ambiental. Todavía se está a tiempo de reemplazar los árboles exóticos, que se están por plantar, por unos que son nativos.Por Gustavo Rodríguez para ANRed

Las autoridades del municipio de Almirante Brown generarán perjuicios para el ambiente si plantan los más de mil árboles exóticos que tienen pensado llevar a cabo, dado que esta actividad interrumpirá la correcta interacción natural entre la flora y la fauna de la eco región, incluso la situación puede ser aún más grave si aquellos árboles son los denominados “invasores”.

En la página web del municipio que preside el intendente Mariano Cascallares se informó que en los próximos cuatro meses se realizarán, en las distintas plazas y espacios verdes, actividades de poda y extracción de especies en mal estado (acción que, por cierto, está muy bien). Asimismo, se notificó la plantación de los más de mil árboles, que no son nativos, por lo que queda en evidencia la confusión que existe en cuanto a qué es “proteger” el ambiente y qué es “potenciar el patrimonio arbóreo”.

En un simple análisis se podría decir que no hay mayores objeciones para realizarle al municipio, porque quién no quiere que se acondicionen las plazas, sin embargo el problema radica en la desinformación y/o incapacidad que existe al respecto, ya que los árboles que se plantarán serán fresnos, fresnos colorados, catalpas, sauces y álamos: todos exóticos y algunos de ellos invasores como los fresnos y los álamos.

Afortunadamente se prevén realizar las plantaciones de aquí a fin de año, por lo que aún se está a tiempo de frenar con el trabajo y cambiar aquellos árboles exóticos por unos nativos como los son el ceibo (conocido por poseer la flor nacional), el sen del campo y el abutilón, entre otros.

¿Por qué plantar árboles nativos en vez de exóticos?

Las plantas nativas pertenecen a una región en particular, le dan identidad al ambiente y se caracterizan -entre otras más técnicas- por favorecen la conservación de la biodiversidad, proveer de alimento a distintos insectos, poseer llamativas flores que atraen a sus respectivas mariposas y aves, y adaptarse a las condiciones de temperatura, vientos y lluvias del territorio. En cambio, los que son exóticos no tienen interacción con la fauna local y además, como no se encuentran en su territorio de origen, no poseen enemigos naturales que les impidan transformarse en plaga y, a su vez, les permiten ser una especie invasora.



4 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
  1. Gustavo · 2018-08-22 11:59:18
    Hola, Mateo. ¿Cómo estas? Este ya es la tercera respuesta que te envío, no se publicaba (sería porque estaba desde el celular, ni idea). Respecto de lo que decís por la sombra hay que tener en cuenta que los árboles nativos también generan la misma sombra que los que mencionas. Por otro lado, que se piense en que nada mejor que un fresno (árbol exótico) explica que es una vieja mala costumbre. Nos criamos con esos árboles y por eso pensamos en que son naturales cuando no lo son; esto fue producto de un error arrastrado por las distintas autoridades de los municipios que siempre plantaron sin razón y nunca quisieron informarse sobre este aspecto y mucho menos educar. Un abrazo.
  2. Gustavo · 2018-08-21 11:56:31
    Hola, Mateo. Te escribí un mensaje ayer pero no se envió. Lo que mencionas sobre las sombras de esos árboles es verdad pero esa concepción es errónea producto de una costumbre, una vieja mala costumbre. Crecimos con esos árboles en las plazas (en su mayoría plantados por los municipios) pero no significan que esos sean los nativos o naturales de esta región. Por otra parte, los árboles mencionados en la nota como alternativa también brindan sombra, así como otros nativos que existen. Un abrazo. Gustavo.
  3. Cecilia molina · 2018-08-20 15:03:42
    Hola Mateo, es cierto lo que decis en cuanto a la sombra que es necesaria para la plaza. Estamos totalmente de acuerdo. Sin embargo, fresno o álamo con su potencial invasor y con lo que se conoce hoy en día el impacto negativo de las invasiones biológicas tanto en zonas urbanas como rurales no son la mejor opción. Qué mejor que bajo la sombra de un ceibo, ombú, tarumá, espinillo, anacahuita, molle, curupí, azota caballos, entre otros. Así como sucedió en el parque finky de Temperley, en donde muchas de las especies que dan sombra son nativas, fueron donadas y son hoy en día las que dan sombra en el parque. Hay que seguir esos buenos ejemplos a mi parecer. Yo creo que se puede encontrar una mejor solución. Y la solución es simple. Plantemos nativas en estos espacios comumes y mantengamos nuestro patrimonio natural. Saludos!
  4. Mateo Santos Reguero · 2018-08-19 11:23:20
    Hola Gustavo! Antes que nada gracias por el articulo. Es cierto que en lugar de plantar 1000 arboles exoticos podes mechar con los nativos que nombraste para enriquecer los sistemas urbanos para la fauna asociada, pero cuando estas hablando de forestar una plaza para que los chicos no mueran asolados en el verano, no puedo imaginarme nada mejor que un alamo o un fresno. Si los arboles exoticos que plantas en las plazas no se dispersan por ornitocoria, entonces su potencial invasor de nada sirve. Lo que me parece una buena solución es utilizar los nativas en complemento con las exoticas, pero siempre pensando cual es el objetivo principal de un arbol de plaza. Saludos! Y ojala se llegue a una propuesta superadora. Gracias Anred por el espacio!


Ir arriba