17/08/2018

La justicia del Estado Femicida

El miércoles 15 de agosto familiares de víctimas del femicida y violador Gustavo Polo Calderón convocaron a una acción en las escalinatas del poder judicial de la provincia de Mendoza. Por ANRed


El pasado miércoles Calderón se encontraba a la espera de una nueva sentencia, esta vez, por la violación de su hija. Durante la condena mínima de diez años por el femicidio de Fernanda Toledo, le fue concedida la libertad condicional y en este lapso reincide en violencia de género. La justicia mendocina, patriarcal y misógina no dictó sentencia aún.

ANRed dialogó con organizaciones presentes, Melisa Ovejero, trabajadora de la cooperativa Fernanda Toledo nos cuenta: “Nuestra intensión es, obviamente, que no le concedan esa libertad pero también es denunciar una justicia misógina, patriarcal, machista que lo único que hace es ponernos en riesgo a todas las mujeres de la población dejando en libertad a este tipo de personajes que confeso femicida, confeso violador. Acá estamos totalmente preocupadas con organizaciones de mujeres, los organismos de derechos humanos y la gente que está acompañando a la familia a la espera para ver qué van a resolver”

Por su parte el hermano de Fernanda y Marilyn Barroso, madre de la hija violentada por Calderón, comentaron a ANRed:

“Yo soy Intiam Toledo, quería comentar un resumen muy breve de la situación del femicidio de mi hermana. En el año 2009, en invierno, nos enteramos de que mi hermana había fallecido en manos de su ex compañero con el que venían conviviendo hace varios años y tenían dos hijos en común. El hecho sucedió en Tupungato y ella fue ahorcada delante de sus propios hijos.

Los jueces Uliarte y Valerio no consideraron que había ningún tipo de agravante más allá de que hacía años que vivían juntos y tenían dos hijos en común y que el asesinato se dio frente a ellos y consideraron una pena mínima de diez años que finalmente sale en libertad condicional a los ocho años de condena con la ayuda de varios cómplices y en esa brecha donde él gozaba su libertad condicional es donde se encuentra con su propia hija”

Calderón desde el penal provincial buscó contactarse con una de sus hijas. La madre, Marilin Barros nos cuenta: “ya se comunicaba desde un facebook pidiendo ver a su hija; donde yo le digo que le voy a dar parte para que la vea y, cuando voy a hablar con ella, él ya había hablado. Empieza a integrarse en la casa de mi hija, en donde la tiene sometida.

Ella me manda un mensaje de socorro, que la iba a matar y cuando llegamos, obviamente que llegamos de casualidad, porque si no hubiese sido por los vecinos y nosotros la mata, porque encontramos a los niños golpeados, a ella en condiciones terribles, abusada, la casa dada vuelta entera, las paredes rotas de piñas. Él totalmente alcoholizado y drogado. La tenía así a mi hija, sometida durante dos meses.

Agrega el hermano de Fernanda: “La hija de Marilyn ha sido manipulada por las redes sociales, por whatsapp y por teléfono durante todo este tiempo para que ella cambiara la versión de los hechos, de lo que denunció como una violación pasara a ser un hecho consentido.

Pero la historia no termina ahí. Hay una tercera familia destruida también. No podemos dar el nombre, estuvimos hablando más temprano, nos conocimos hace muy poquito. Ellos tienen mucho miedo porque en este momento también está siendo amenazada por internet y ella no se anima a dar el nombre. Ella también ha sido agredida y amenazada de muerte ella y sus hijos. Con esta chica tiene dos hijos.

Por eso es que si hoy no hay justicia seguiremos en la calle reclamando la solidaridad de los medios y de la sociedad en su conjunto para condenar a los jueces que protegen a este tipo de personas”.

La provincia de Mendoza y su justicia hoy vuelven a estar bajo la mirada atenta de las organizaciones de mujeres y familiares que se organizan para denunciar a un Estado garante de violencia de género. Compañeras de la Cooperativa de trabajo Fernanda Toledo nos comparten su sentir de este acontecimiento como estado actual de la provincia: “Entendemos que jueces misóginos tales como Valerio, que fue partícipe necesario en la condena ínfima de diez años de prisión por el asesinato de Fernanda, hoy sea parte de la corte suprema de justicia y director de la dirección de género y diversidad. No es solamente una burla a las familias de cada una de las mujeres que nos faltan sino también una muestra clara del perfil de una justicia que lo único que busca es seguir atentando contra la vida de las mujeres. Quizás, si Gustavo Calderón hubiese robado una carnicería a mano armada estaría muchos más años preso que por haber asesinado a la mamá de sus hijos frente a ellos, asique entendemos que la vara de esta justicia es eso: misógina y patriarcal y estamos acá para denunciar esto. Esperamos que por una vez, en todo este tiempo, tengan un gesto de justicia, lo dejen adentro y le den tranquilidad a los hijos, a los hermanos, a la familia y a todas las amigas y compañeras de Fernanda que seguimos en pie de lucha.”



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba