11/08/2018

El último informe sobre la Deuda

Durante los tres primeros meses del año -antes del acuerdo con el FMI- la deuda pública del gobierno central aumentó casi 11.000 millones de dólares a la velocidad de 122 millones de dólares por día, 5 millones de dólares por hora, 85.000 dólares por minuto. Por Red Eco Alternativo.


Hace unos días el Ministerio de Hacienda dio a conocer su informe sobre la Deuda Pública que, al primer trimestre de este año (antes del acuerdo con el FMI) ascendía a 345.400 millones de dólares. Comparado con las cifras a diciembre pasado (334.700 millones) el endeudamiento creció en tres meses 10.700 millones de dólares.

Esta cifra corresponde solo a la deuda que tiene el Gobierno Central sin contar, por lo tanto, las deudas de las provincias, municipios, empresas del Estado, Organismos Nacionales y Fondos Fiduciarios, Banco Central (BCRA) y Juicios contra el Estado con sentencia en firme. No hay cifras oficiales de a cuánto ascendería este total.

Sí incluye -a diferencia de las cifras que se mostraban durante el gobierno anterior- lo que aún se debe a los holdouts por capital e intereses (2.900 millones de dólares) y Cupones de Bonos atados al PBI que vienen del canje Kirchner-Lavagna 2005-2010 (13.900 millones de dólares).

Si bien la mayoría de esta Deuda (235.200 millones de dólares) está constituida por Títulos Públicos a Mediano y Largo Plazo, no es un dato menor que las del corto plazo del Tesoro representan un 17% del total por la no menor cifra de 58.500 millones de dólares.La deuda con el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento ronda los 21.000 millones de dólares. Además se deben 8.500 millones verdes al Club de París y 2.000 millones de la misma moneda a la Banca Comercial.

Que el 70% de la deuda del Gobierno central (232.600 millones de dólares) sea en moneda extranjera no es un dato menor por el peso que significa el pago en dólares en el marco actual de devaluación.

En el Presupuesto que se está ejecutando, se previeron vencimientos por unos 67.000 millones de dólares de capital, 21.000 millones de dólares de intereses y nuevo endeudamiento por otros 47.000 millones. A esto se sumaría ahora el préstamo Stand-By del FMI por 50.000 millones de dólares adicionales.

Es poco probable que con la carrera de endeudamiento se cumpla lo presupuestado –lo cual no es una novedad– ni tampoco con lo que dice el informe del primer trimestre en cuanto a los vencimientos en 2019 (36.300 de Capital y 13.800 de Intereses), en 2020 (21.700 de Capital y 11.900 de Intereses) y en 2021 (27.300 de Capital y 9.900 de Intereses).

“Se trata de importes que no tienen nada que ver con la realidad del crecimiento astronómico del endeudamiento Macri y del aumento más que proporcional de los Intereses a Pagar, bajo cifras tan irreales como engañosas para la Opinión Pública”, afirma el Licenciado Héctor Giuliano en su último trabajo sobre el endeudamiento.

“El problema del verdadero perfil de vencimientos de la Deuda Pública, unido a la magnitud de tales vencimientos y al costo financiero creciente de los mismos, acentúan un peligro explosivo dentro de la Crisis de Deuda que por Iliquidez e Insolvencia enfrenta la administración Macri”, agrega.

Otro dato que devela su trabajo es el de las maniobras con las cifras al momento de establecer que la deuda representa un 26,6% del PBI ya que, afirma Giuliano, ese cálculo solo considera la Deuda con Acreedores Privados, “sin computar la Deuda con Organismos Multilaterales y Bilaterales (que es del 5.3%) ni la Deuda intra-Estado, que es del 27.4 % del PBI y que constituye casi la mitad de la Deuda Total (el 46.2% del stock), todo lo cual suma en conjunto el 60 % del PBI”.

La deuda con los organismos internacionales y sus intereses sigue creciendo, la deuda con los países del Club de París también habrá que pagarla, la deuda intra-Estado tampoco puede desconocerse en su gravedad – como quedó demostrado con las Lebacs.

“La combinación de fuerte aumento del endeudamiento – duplicado en las previsiones del 2018 por el préstamo de emergencia solicitado al FMI – incremento de la proporción de deuda dolarizada, altas tasas de interés y baja vida promedio de la deuda general, ahora se carga aún más con el traspaso de la deuda por Lebac del BCRA al Tesoro, lo que potencia peor todavía la exposición del Estado Central”, sintetiza el licenciado experto en el estudio y análisis del endeudamiento histórico de Argentina.

En este contexto, nos preguntamos si el Plan de Ajuste Fiscal y Económico acordado con el FMI podrá ser cumplido y el dinero devuelto, sin entrar en un nuevo estado de insolvencia provocado por una nueva crisis de endeudamiento.

“El sentido subyacente de este acuerdo con el FMI es no sólo acelerar la etapa del trabajo sucio del ajuste durante el corriente año – antes del año electoral 2019 – sino también dejar comprometido al futuro gobierno electo a las pautas bajadas por el Fondo hasta el 2021. Son las consecuencias cuasi-inexorables derivadas de la Política macrista de Gobernar con Deuda”, finaliza Giuliano en su informe.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba