10/08/2018

“No pidan nunca más legalidad”

Mientras se trataba el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el senado, en la calle el diputado nacional del Frente Renovador Felipe Solá agredió verbalmente e intimidó con una patota (que incluyó a un policía de civil contratado) a integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, porque no lo dejaban pasar por las vallas. “Después no vengan a pedir legalidad”, les señaló un enojado Solá. “Fue un accionar totalmente violento de una persona que es varón, cis, y que cuenta con recursos, como estos varones que integraban esta patota, para poder venir a violentar a un grupo de compañeras mujeres que estábamos cuidando la seguridad de más de un millón de personas”, relató Tamara, integrante de la Campaña. Por ANRed.


El hecho ocurrió durante la tarde del miércoles 8, mientras en las calles una multitudinaria vigilia le exigía a los senadores y senadoras que el proyecto de IVE sea ley, y que por la madrugada el Senado rechazó por 38 votos en contra y 31 a favor. En un video de una integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se ve cómo el diputado nacional del Frente Renovador Felipe Solá les grita enojado a las mujeres: “Después no pidan legalidad. No pidan nunca más la legalidad”, en referencia a su voto positivo que dio a la media sanción del proyecto en el Senado, y que el diputado pareció entender que lo hacía merecedor de un trato diferencial por parte de las militantes de la Campaña, a modo de favor.

 

Tamara, de la regional sur de la Campaña, relató a ANRed los detalles del hecho: “Mientras esperábamos el resultado  en la Cámara de Senadores, en el escenario número 3, que estaba en Callao y Mitre, habíamos bordeado el perímetro con vallas para poder cuidar la seguridad y el bienestar de todas las personas que circulaban por ahí, en relación a una evaluación que pudimos hacer de la vigilia anterior, y a todas las personas les pedíamos que sigan por la calle siguiente, Presidente Perón. En un momento se acerca el diputado Felipe Solá a querer pasarlas y le dijimos que como todas las otras personas tenía que hacer el mismo recorrido, por lo cual se enojó mucho, y volvió con una patota de varones a exigirnos que lo dejemos pasar”.

Pero no contento con eso, el diputado redobló la apuesta: “Intentó poder mover la valla, aunque las compañeras le explicaban porqué no era posible que él hiciera eso, y nos cuestionó de manera muy violenta y abrupta, como se ve en el video, nuestro accionar – remarcó Tamara – Y cuestionó, también, que nosotras estemos pidiendo la legalidad de un derecho, como es el decidir cuándo ser madre y cuándo. Nos dijo que si nosotras estábamos haciendo eso después no pidamos legalidad, lo cual nos parece un acto repudiable de su parte, como representante de toda la gente que lo ha votado para que esté ocupando una banca de diputado. El suyo fue un accionar totalmente violento de una persona que es varón, cis, y que cuenta con recursos, como éstos varones que integraban ésta patota, para poder venir a violentar a un grupo de compañeras mujeres que estábamos cuidando la seguridad de más de un millón de personas. En la patota había también un policía contratado de civil, que nos mostró el carnet de policía para intimidarnos aún más“.

El hoy diputado nacional por la provincia de Buenos Aires por el Frente Renovador, es recordado por haber sido gobernador de la provincia de Buenos Aires entre 2002 y 2007. Durante su gestión, efectivos de la policía bonaerense, que estaba a su cargo, asesinó el 26 de junio de 2002 a los militantes piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, en un operativo conjunto de más de dos mil efectivos de la Policía Federal, la Bonaerense, Prefectura Argentina y la Gendarmería Nacional. Aquella jornada también hubo decenas de personas heridas que fueron trasladadas al Hospital Fiorito.

Uno de los testimonios esenciales de la causa fue el de la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, quien declaró la conversación que tuvo en aquel momento con el ex gobernador Felipe Solá: “Bueno mire Nora, ese es un enfrentamiento entre pobres contra pobres, quédese tranquila”, le dijo el exfuncionario el mismo 26 de junio de 2002, sumándose a la versión oficial que el gobierno de Eduardo Duhalde hizo circular por todos los medios tradicionales. El ex gobernador y ahora diputado nacional que enojado les grita a mujeres feministas que “no pidan nunca más legalidad”, sigue logrando que su responsabilidad política en la Masacre de Avellaneda no sea reconocida por la Justicia.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba