09/08/2018

Fijate quién perdió

“Fue ‘cuestión nacional’ un tema que ya no es tabú. Todos, hasta los más arcaicos, fueron obligados a decir algo. El abismo del ridículo se llevó puesto a jueces, obispos y políticos. Escuchamos hablar de patriarcado a vecinos que ni remotamente imaginamos. Saltó la ficha en nuestra familia y nuestrxs amigxs y se escucharon muchas historias contadas a medias. Quienes se imaginan que lograron detener algo es porque no la ven, porque ya no pertenecen a este mundo, son el pasado. Alguien con dos dedos de frente sabe que tarde o temprano el aborto será legal. Porque nunca vieron algo con tanto futuro. Porque tiene ese arrastre que se lleva puesto todo”.  Por Federico Hauscarriaga.


Fue “cuestión nacional” un tema que ya no es tabú. Todos, hasta los más arcaicos, fueron obligados a decir algo. El abismo del ridículo se llevó puesto a jueces, obispos y políticos. También les salpicó a las impolutas instituciones que hubiesen preferido nunca haber dado la jeta.

Vieron, estupefactos, la maratónica movilización de los ocho meses que bancó el proyecto de ley. Mientras, un millón de personas, y más, en la calle a puro verde. Escuchamos hablar de patriarcado a vecinos que ni remotamente imaginamos. Saltó la ficha en nuestra familia, nuestrxs amigxs. Había muchas historias contadas a medias.

Salió o ya estaba una nueva generación de pibxs que le pateó el rancho a una de las instituciónes política más “poronga” del planeta con dos mil años de chapa. Del ninguneo tuvieron que salir a pagar micros para apuntalar sus viejas paredes. Mientras, las pibxs se armaron de otro pañuelo que metía miedo, el naranja: “separar a la Iglesia del Estado”. Qué ejemplo para Latinoamérica. Que julepe para la curia. ¡Que quilombo!

Quienes se imaginan que lograron detener algo es porque no la ven, porque ya no pertenecen a este mundo, son el pasado. Alguien con dos dedos de frente sabe que tarde o temprano el aborto será legal. Porque nunca vieron algo con tanto futuro. Porque tiene ese arrastre que se lleva puesto todo. Años más, años menos, es la fuerza de la historia. En el silencio, temen hasta dónde pueda llegar un movimiento que cuestiona privilegios y opresiones. Lo peor es que lo hacen con alegría.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba