18/08/2017

A 10 años del asesinato laboral de Luis Pons

Los familiares y compañeros del trabajador municipal, junto a organizaciones sindicales y políticas siguen reclamando justicia por la muerte de Luis Pons debido a las precarias condiciones del Vivero Municipal de Avellaneda en el que desarrollaba su labor. Por Corresponsal Popular, para ANRed

Luis Pons era trabajador del vivero municipal de Avellaneda. Su tarea, cuidar la dependencia durante la noche. Su pedido, calefacción para poder hacerle frente al frio. Su estrategia, ante la nula respuesta del gobierno municipal, un brasero para poder paliar el invierno.

Luis murió el 27 de agosto de 2007 en el vivero municipal por inhalación de monóxido de carbono. Por ese entonces, el actual intendente de la ciudad de Avellaneda el ingeniero Jorge Ferraresi era el secretario de obras públicas, área de la que depende el vivero municipal. La falta de calefacción y un lugar inhóspito para pasar la noche son las condiciones de precariedad que garantizaba el gobierno municipal con Baldomero “Cacho” Álvarez de Olivera a la cabeza y Ferraresi como responsable del área, para que Luis desempeñase su tarea como sereno. Estas condiciones laborales son las que determinaron su destino. Hasta el día de hoy ni la municipalidad ni el ministerio de trabajo de la provincia dieron una respuesta a sus familiares y compañeros por lo sucedido.

Al asesinato laboral de Luis le sucedieron otras tres muertes de trabajadores municipales desempañando su tarea laboral: ADRIAN GONZALEZ, Septiembre de 2011, se encontraba realizando la temporada de poda de árboles en el centro de jubilados que está en el vivero municipal sin arnés ni ninguna medida de protección cuando murió al caer de un árbol; CARLOS GONZALEZ, Marzo 2012, estaba desarrollando tareas de reparación en los “siete puentes” cuando murió aplastado por un camión que no tenía freno de mano; JUAN OSCAR AYALA, septiembre de 2015, estaba colocando unas pantallas en el Teatro Roma para un teleconferencia que se realizaba entre el intendente Ferraresi y la entonces presidenta Cristina Fernandez, cuando la parrilla de iluminación y sonido se desplomó sobre su cuerpo.

El problema fue que todo el sistema de seguridad del que disponía eran unas sogas que habitualmente y la soga se cortó. La tele conferencia se realizo a pesar de lo sucedido y el trabajador murió un mes después del “accidente”.

Trabajadores de la agrupación clasista de municipales Luis Pons iniciaron una causa penal por homicidio al entonces intendente Cacho Álvarez por la muerte de Luis. El Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), inicio una denuncia en el ministerio de trabajo de la provincia que derivó en una inspección a las instalaciones de las áreas municipales de obras públicas. Data del 2007 el acta de inspección que declara que dichas dependencias no están habilitadas por falta de condiciones de seguridad e higiene.

Durante estos diez años no hubo avances en la causa por la muerte de Luis Pons y actualmente las dependencias de obas públicas siguen funcionando sin la habilitación correspondiente. Desde principio de año el intendente Ferraresi lanzo el plan “una obra por día”, que profundizo las condiciones precarias en las que los trabajadores realizan su tareas. Con sueldos que van desde los 4000 a los 6000 pesos, los trabajadores son los que ponen el cuerpo a esas obras contra reloj que el intendente inaugura cada día.

Los trabajadores de la Agrupación Luis Pons siguen reclamando por vestuarios, baños y comedores en el corralón municipal. Junto a otras organizaciones, son parte de la campaña Basta de Asesinatos Laborales, quienes denuncian que cada 20 horas muere un trabajador en su lugar de trabajo debido a las condiciones en las que desarrolla la tarea. Este número solo da cuenta de las trabajadoras y trabajadores registrados.

El próximo viernes 25 de agosto la agrupación Luis Pons junto a familiares y amigos impulsan una movilización frente a la delegación de Sarandí del ministerio de trabajo de la provincia para seguir reclamando justicia por la muerte de Luis y mejores condiciones de trabajo para que ningún trabajador deje su salud y la vida realizando su trabajo.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba